4 tips para hacer a tu hijo feliz antes de nacer

Aunque no lo creas, puedes hacer a tu hijo feliz antes de nacer. Hablar, jugar, escuchar música e incluso comer, son actividades que fortalecen los vínculos de amor y cariño con tu pequeño, incluso desde que este se encuentra en el vientre de la madre.

Si estás embarazada, o tu pareja espera un bebé, tal vez pienses que tienes que esperar para hacer a tu hijo feliz antes de nacer. Sin embargo, te tenemos una sorpresa ¡No tienes que esperar los 9 meses! Sigue leyendo este artículo para enterarte cómo puedes hacerlo.

Cómo hacer a tu hijo feliz antes de nacer

Seguramente estás emocionada o entusiasmada por tener a tu pequeño entre los brazos y por fin conocerlo directamente. Sin embargo, puedes disfrutar de tu bebé antes de que éste nazca.

De hecho, el tiempo que le destinen a su pequeño, aún en el vientre, es vital para su desarrollo y bienestar. Como es importante aprovechar muy bien este proceso, te compartimos 4 tips para hacer a tu hijo feliz antes de nacer.

1. Habla con él

En el cuarto mes de gestación, tu pequeño ya puede escuchar sonidos. De hecho, a partir de ese momento, el bebé estará escuchándote todo el tiempo: los latidos de tu corazón, el sonido de tu respiración e incluso las vibraciones de tus víceras. Algo increíble, ¿no te parece?

Hablar y escuchar al feto.

Es importante señalar que la primera relación que el feto experimenta es la que establece con su madre; pues, además de conocerte, también aprende de ti. Esta relación crea lazos muy fuertes por medio de los sonidos, especialmente a través de la voz de los padres.

Cuando una madre o padre hablan con su bebé no nacido le transmiten su propio lenguaje. Como resultado, los bebés desarrollan su capacidad lingüística, pero también crecen más saludables, son más cariñosos y sensibles; toda una maravilla.

En el artículo Logrando una maternidad feliz, la autora señala que el canto materno es uno de los “mejores alimentos que pueden darle a sus hijos” puesto que se “potencializa el desarrollo cerebral del niño”.

Así que, si quieres hacer a tu hijo feliz antes de nacer, habla con él siempre que puedas. Quizás tu pequeño responda tranquilamente o bien, te dé una sorpresa lanzando unas cuantas patadas.

¿Lo sabías?: ¿Por qué patean los bebés en el viente?

2. Escuchen música

Escuchar música puede ser muy especial para ti y tu pequeño. La música es un medio de expresión o lenguaje a través de la cual podemos comunicarnos, aún sin palabras. Por tal razón, no es raro que se utilice la musicoterapia como herramienta terapéutica para ofrecer soporte emocional y relajación.

Gracias a la música es posible reflejar lo que realmente se siente. Por medio de ella, se realiza la expresión emocional de la persona. Esto es muy positivo así que compártelo con tu bebé puesto que le estás dando la oportunidad de expresarse, aún en tu vientre.

De acuerdo con el autor del libro El embarazo musical. Estimulación, comunicación y vínculo prenatal a través de la música, algunos sonidos dentro de la música tienen ciertas frecuencias que viajan a través de la atmósfera sonora del feto.

Embarazada escuchando música.

Como resultado, el bebé puede percibir los sonidos que compartas con él. De hecho, gracias a la música, el feto asocia una serie de sentimientos positivos como la protección, seguridad, confianza y amor; pero esto no es todo.

La música también funciona como un neurotransmisor interactivo. Es decir, permite la transmisión de información entre las neuronas, glándulas, células o fibras musculares. Además, estos neurotransmisores dejan impreso una especie de registro en el pequeño.

De esta manera, todas las sensaciones placenteras que el bebé vivió durante su gestación quedarán grabadas en su sistema celular e hipofisiario. Como resultado, tu pequeño podrá remitirse a esas agradables emociones cuando escuche música y le hará percibir una sensación parecida a la presencia de su mamá.

3. Juega con él

¿Es posible jugar con tu pequeño estando él en el vientre? Quizás este hecho te parezca un poco extraño. Sin embargo, es posible interactuar con el bebé no nacido por medio de diversas técnicas de estimulación fetal.

Uno de estos métodos es utilizar una linterna sobre el vientre para estimular las sensaciones visuales del bebé. Al interior, al percibir los estímulos de la luz, el feto cierra los ojos y reacciona haciendo algún movimiento o cambio en su conducta. Si bien el feto no necesita luz para su desarrollo visual, sí es importante esta dinámica para instaurar sus ciclos circadianos.

Así que, al aplicar esta técnica, podría decirse que estamos jugando con nuestro pequeño mientras que le ayudamos para que se desarrolle de manera integral. ¿Por qué no lo intentas? Seguramente podrás hacer a tu hijo feliz antes de nacer.

4. Come alimentos dulces

A partir del cuarto mes el bebé puede percibir sabores del tipo agrio, dulce, amargo y salado. Pero, ¿cómo sucede esto? La explicación se reduce a que lo que ingiere la madre a través de alimentos o cápsulas, pasa al líquido amniótico y, a su vez, el feto se alimenta de este líquido.

Comer alimentos dulces durante el embarazo.

De hecho, es interesante señalar que el bebé ingiere cantidades considerables de dicho fluido (entre 201 y 760 centímetros cúbicos diarios); por esta razón, el pequeño puede percibir dichos sabores.

Ahora bien, ¿cómo puedes hacer a tu hijo feliz antes de nacer por medio de los sabores? Un artículo especializado sobre la conducta del feto indica que a los bebés no nacidos les fascina el sabor dulce.

Más adelante, en el mismo artículo se explica que si se inyecta una sustancia dulce en el líquido amniótico, el pequeño ingiere una mayor proporción comparado a niveles acostumbrados. Por otra parte, si se inyecta una sustancia amarga, la ingestión de líquido amniótico del feto disminuye.

Así que, si deseas hacer a tu hijo feliz antes de nacer, consume con moderación alimentos dulces con azúcar natural (fructosa) como la que se encuentra en frutas y verduras. Recuerda que el consumo de azúcar durante el embarazo puede ser dañino para tu salud y para la de tu pequeño.

Descubre los beneficios de la uva: ¿Por qué es bueno comer uva en el embarazo?

¿Qué te han parecido estos tips para hacer a tu hijo feliz antes de nacer? Como notas, no son actividades que consuman mucho tiempo o esfuerzo. De hecho, tal vez ya los estés realizando sin darte cuenta. Y, si no es así, te animamos a que lo pruebes.

Te puede gustar