4 sencillos tips para mantener tu piel hidratada

La limpieza facial es fundamental para que nuestra piel pueda regenerarse durante el período de descanso. Aunque no nos maquillemos, debemos retirar las impurezas antes de acostarnos

Mantener la piel hidratada es uno de los retos más importantes que puedas plantearte. Y es que exponerte a las variaciones climáticas extremas sin tomar previsiones puede causar estragos en tu piel.

Los riesgos a los que nos exponemos al descuidar la piel incluyen:

  • Resequedad
  • Aparición de manchas y granos
  • Cambios en su aspecto, como envejecimiento prematuro
  • Opacidad

Un cambio en tu rutina diaria donde le des cuidados especiales a tu piel le aportará la hidratación que necesita y merece.

No obstante, la hidratación ideal no se logra con tan solo aplicar cremas u otros ingredientes naturales de uso tópico.

Para conservar tu piel hidratada por mucho tiempo también necesitas consumir alimentos y bebidas con los nutrientes y vitaminas que esta necesita.

Tips para mantener tu piel hidratada

La piel correctamente hidratada se nota a distancia. Su brillo y lozanía te hacen lucir más joven y hermosa.

Por eso es recomendable brindarle protección ante los constantes cambios climáticos, la contaminación ambiental y otros agentes externos.

Lee también: Cuidados de manos y pies, exfoliación e hidratación

1. Hidratación óptima

piel saludable

El uso indiscriminado de jabones muy perfumados con componentes astringentes no le hace bien a todas las personas.

  • Elige un jabón cuyo pH se adapte a tu tipo de piel. Para las pieles grasosas es recomendable evitar los jabones y productos que contengan aceites densos, pues terminan bloqueando los poros.

Para la piel reseca, en cambio, es imprescindible utilizar productos que contengan vitamina E, aceites y, de ser posible, aloe vera.

  • Si tu piel tiene predisposición al acné, prefiere productos a base de gel.

No olvides que para mantener tu piel con la humectación apropiada debes hidratarte por dentro.

  • Ingiere 2 litros de agua diariamente e incluye zumos naturales para ayudar a expulsar correctamente las toxinas del cuerpo.

2. Utiliza protector solar

protector solar rostro

Defender tu piel de la agresividad del sol es un punto muy importante. Los rayos UV inciden directamente en el envejecimiento prematuro.

  • Evita en lo posible exponerte durante el periodo de mayor intensidad solar.
  • Aplica protector solar diariamente, aunque esté nublado. Esta recomendación recae principalmente para el cuidado del rostro.

Asimismo, se recomienda consumir zanahoria y brócoli con frecuencia. Estos alimentos contienen nutrientes y vitaminas A, C, y E, que refuerzan la protección de tu piel ante la exposición a los rayos UV.

3. Limpieza profunda y exfoliación

exfoliante

Una de las propiedades más importantes de la piel es su poder de regenerarse diariamente. Exfoliar tu cuerpo dos veces por semana hará lucir tu piel más suave y radiante.

En las tiendas puedes conseguir productos especiales para remover las células muertas. No obstante también podemos elaborar un exfoliante casero.

Azúcar como exfoliante

Ingredientes

  • ½ taza de azúcar (100 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Coloca en un recipiente el azúcar.
  • Agrega de a poco el agua y remueve la mezcla hasta obtener una masa homogénea.
  • La textura idónea de esta masa es aquella donde puedas sentir los granos de azúcar.
  • Aplica esta mezcla durante la ducha en tu rostro y cuerpo.

Asimismo, es de vital importancia que retires todo tu maquillaje antes de ir a dormir. Si, además de esto, evitas el uso de maquillaje uno o dos días a la semana, permitirás que los poros de la cara se oxigenen y respiren.

Incluso si no has utilizado maquillaje, es recomendable lavar muy bien tu cara al final del día para eliminar todo el polvo y suciedad proveniente del ambiente.

Te recomendamos leer: Mascarillas para exfoliar los labios

4. Descansa lo suficiente

Descansos cortos y frecuentes

Los agentes antioxidantes que trabajan en nuestro organismo alcanzan su máximo rendimiento durante el sueño.

Las sustancias perjudiciales que se han acumulado en los órganos del cuerpo durante el día deben ser eliminadas para que el cuerpo funcione correctamente.

Si no dormimos lo suficiente, nuestro cuerpo no podrá eliminar las toxinas de forma eficaz. Esto hará que tu piel luzca sombría y aparezcan arrugas prematuramente.

Si padeces de insomnio, ingiere infusiones naturales que te ayuden a relajarte profundamente.

Resulta conveniente además consumir chocolate semiamargo, ya que provee antioxidantes que protegen tu piel y te ayuda a conciliar el sueño.

También puedes incluir en tu rutina una pequeña siesta durante el día. De esta forma compensarás la falta de sueño que no logres durante la noche.

No fumar, eliminar la ingesta de alcohol y cuidar tus hábitos alimenticios son conductas primordiales para mantener tu cuerpo sano.

Come muchas frutas y verduras que le aporten vitaminas y antioxidantes a tu organismo, lo que redundará en beneficios para tu piel, haciéndola lucir más radiante y lozana.