4 tips para quemar grasa de la papada

Debemos practicar ejercicios diarios para fortalecer los músculos de la zona y para recuperar tonicidad. También es muy importante la hidratación, tanto interna como externa

La grasa de la papada es consideradas por muchos como algo antiestético y molesto. Además, la acumulación de grasa arriba del cuello tiende a  sumarle años a nuestra edad.

Sabemos que eliminarla es difícil y, por tanto, son muchas las mujeres que recurren a la cirugía estética. Sin embargo, existen pautas sencillas, con las que podemos reducir esa papada. ¡Te lo enseñamos!

Pautas sencillas para reducir la grasa de la papada

Pero, ¿por qué aparece esa antiestética papada? Básicamente se debe a un desprendimiento del músculo bajo nuestra barbilla que, con los años, también va perdiendo firmeza.

Una mala alimentación y la falta de hidratación conllevan a la pérdida de definición y tono. Hacen que la piel vaya descendiendo, variando así, el equilibrio de nuestro rostro.

Pero con un poco de esfuerzo y unas estrategias fáciles de seguir conseguiremos reducir un poco su incidencia.

¡No te las pierdas!

1. Cuidado interior

licuadomanzanaremolacha

La salud interior se refleja en el exterior. Es importante también seguir una alimentación basada en la eliminación de toxinas. Debemos hidratarnos constantemente. Consumir vitaminas y minerales específicos para conseguir firmeza en nuestra piel.

Por lo tanto, toma nota de los jugos y batidos naturales que que te enseñaremos a continuación ya que serán de gran ayuda:

Jugo de manzana y betabel.

Rico, refrescante, nutritivo y una bebida excelente para eliminar toxinas y evitar la retención de líquidos.

  • Puedes tomártela antes de las comidas.
  • Te ayudará a digerir mejor los alimentos, a obtener un efecto saciante y a cuidar de la piel.
  • Es un desintoxicante natural muy adecuado en estos casos.

Leer también: Las mejores formas de tonificar el cuello y reducir la papada

Jugo de melón

Es una de las frutas más adecuadas en este caso. El melón es ideal para recomponer el tono de la piel, evitando que se acumule la grasa.

  • Para beneficiarte de él sería muy adecuado que cada mañana te hicieras un licuado con un trozo de melón junto a un vaso de agua (250 ml).
  • Es muy agradable y sano.

Jugo de limón y menta

Fantástico antioxidante, depurante y revitalizante. El jugo de limón nos aporta esa dosis ideal de antioxidantes con la cual luchar contra los radicales libres.

Y no solo eso, su efecto depurativo nos evita la acumulación de líquidos, la eliminación de toxinas y, además, mezclado con la magia de la menta obtendremos una bebida revitalizante para nuestra piel.

2. Vitamina E para la elasticidad y la firmeza

vitamina E

Es muy adecuado incrementar el consumo diario de vitamina E. Es una sustancia esencial para mejorar la firmeza y la elasticidad de nuestra piel. Un modo de conseguirlo es consumiendo:

  • Muchas ensaladas de hoja verde.
  • Arroz integral.
  • Aceite de gérmen de trigo.
  • Centeno.
  • Legumbres.
  • Nueces.
  • Manzanas.

Si te interesa en especial incrementar de forma sana e intensiva la vitamina E, habla con tu médico para que te recete Suplementos vitamínicos.

3. Mascarillas y masajes

mascarilla-casera-para-piel-grasa

Un ingrediente ideal para realizar masajes y lograr dar firmeza a nuestra papada, es el aceite de germen de trigo.

Dispone de una alta cantidad de vitamina E; ideal para hidratar la piel, tonificarla y tensarla en esta zona.

  • Hazlo todos los días alrededor de la zona de la barbilla, verás como poco a poco observas resultados.

En ocasiones los remedios más sencillos son mejores que las cremas más caras. Por lo tanto, antes de ir a la cama:

  • Coge un poco de aceite de germen de trigo con un algodón.
  • Masajea suavemente hacia arriba, desde la parte inferior del cuello hasta la barbilla.
  • Durante unos diez a quince minutos. ¡Muy fácil!

4. Ejercicios adecuados para dar firmeza a nuestra papada

Estos sencillos ejercicios te van a ayudar a obtener un cuello más joven y firme.

Ten en cuenta que en esta zona del cuerpo la piel está adherida al músculo, de esa forma, si tonificamos y endurecemos el músculo la piel se reafirmará. Lo importante es ser constate, te explicamos cómo:

Ejercicio número 1 para eliminar la grasa de la papada

En este primer ejercicio lo que haremos será algo muy sencillo de realizar, solo tomará unos minutos:

  • Trazaremos con la lengua y sobre el paladar superior, círculos en el sentido de las agujas del reloj.
  • Mantendremos la espalda recta y la boca cerrada.
  • Con este ejercicio mueves la parte de la papada.
  • Lo haremos 10 veces seguidas durante tres ratitos que tengas al día.

Te puede interesar: 5 ejercicios y remedios caseros para reducir la papada

Ejercicio número 2 para eliminar la grasa de la papada

firmeza rostro grasa de la papada

Otro ejercicio muy adecuado es el de las vocales. Es muy divertido, ya verás:

  • Vamos a pronunciar abriendo mucho la boca y de forma expresiva todas las vocales.
  • No hace falta que lo hagas en voz alta, solo forma la palabra en tu boca y repítelo 10 veces.
  • Es perfecto para mover los músculos del cuello.

Ejercicio número 3 para eliminar la grasa de la papada

El siguiente ejercicio lo haremos con la espalda recta y cruzada de brazos. Es muy fácil, solo tenemos que:

  • Estiramos el cuello hacia adelante y giramos lentamente la cabeza a la derecha.
  • Intentaremos sobre todo mantener la posición hacia ese lado cinco segundos.
  • Luego regresamos a la posición inicial para repetirlo ahora hacia la izquierda.
  • Con esto trabajamos muy bien los músculos del cuello, a la vez que aliviamos tensiones musculares.
  • Repítelo 10 veces a cada lado.

Ejercicio número 4 para eliminar la grasa de la papada

El ejercicio de la sonrisa también es muy adecuado. Seguro que también has oído hablar de él:

  • Se basa simplemente en hacer una sonrisa invertida intentando tensando mucho los músculos del cuello.
  • Perfecto si lo repites 10 veces.

Lo principal, es tener paciencia y, además, ser constantes con los ejercicios. Recuerda que la hidratación es muy importante. Una buena alimentación donde se eviten las frituras, también será de gran ayuda.

  • Cordero, A., Masiá, M. D., & Galve, E. (2014). Ejercicio físico y salud. Revista Espanola de Cardiologia. https://doi.org/10.1016/j.recesp.2014.04.007
  • Gruber, W. (1992). Fisiologia del ejercicio. Archiv F. https://doi.org/10.1007/BF01929730
  • González, M. (2005). Incidendia de la actividad física en el adulto mayor. Revista Internacional de Medicina y Cienciad de La Actividad Fisica y El Deporte. https://doi.org/1577-0354