4 tips para una buena depilación

Raquel Lemos · 19 abril, 2018
La depilación puede resultar dolorosa y un engorro en muchas ocasiones. Algunos consejos como retirar el vello después de la ducha o exfoliar con frecuencia pueden evitarnos muchos problemas

Muchas personas se quejan de que la depilación es un verdadero fastidio. Sin embargo, quizás sea porque no saben depilarse de la manera en la que su piel lo necesita. Por eso, hoy gracias a los tips para una buena depilación que trataremos más adelante, esto dejará de suponer un problema.

Si no queremos dejarnos los pelos largos y deseamos depilarnos pero nos encontramos a disgusto con la manera en la que lo estamos haciendo, es el momento de ponerle solución a esto. Te recomendamos que tomes nota de los tips que a continuación vamos a exponer. Te serán de mucha ayuda.

Tips para una buena depilación sin problemas

Abordaremos tan solo 4 tips para una buena depilación que pueden parecer pocos, pero suficientes. Llevados a la práctica de la manera correcta y atendiendo a lo que nos quieren enseñar, la depilación podrá llegar a convertirse incluso en un medio de disfrute. ¡Vamos allá!

1. ¿Cuál es el método de depilación que mejor te funciona?

Maquinilla eléctrica

El primero de los tips para una buena depilación es descubrir cuál es el método de depilación que mejor te funciona.

Puede que no te resulte positivo que tras pasarte la maquinilla al día siguiente ya te salgan pelos y estos te piquen. Es posible que tampoco te agrade sufrir utilizando una maquinilla eléctrica con la que pierdes un tiempo valioso.

En este primer tip debes descubrir qué método de depilación te compensa más. Para ello, te animamos a que hagas una lista de los pros y los contras de cada uno, y que sopeses los resultados. Puede que ninguno te agrade al 100 %, pero ¿cuál es el que mayores beneficios te reporta?

Además, también tienes que tener en cuenta tu tipo de piel. Por ejemplo, una piel muy blanca y con pelos rubios debe olvidarse de la depilación láser, porque no le va a funcionar. Asimismo, una piel sensible debe tener especial cuidado con la cera o las maquinillas eléctricas.

Ver también: Cómo evitar los cortes por cuchilla al depilar

2. Deja que el pelo crezca

Aprende a preparar crema depilatoria.

A muchas personas les encantaría no tener nunca pelos en ninguna parte de su cuerpo. No obstante, a menos que acudamos a la depilación láser, los pelos volverán a crecer antes o después.

Sin embargo, aunque existan productos que prometan retirar hasta el vello más pequeño, desde aquí recomendamos que se deje crecer.

El motivo está en que la piel se irrita siempre que se depila. No importa el método de depilación. Si bien es cierto que las personas con piel más sensible pueden notar esto de una manera más intensa, las personas con otro tipo de piel, aunque no lo noten, también la están irritando.

Además, si nuestro método de depilación principal es la maquinilla eléctrica, por ejemplo, nos daremos cuenta de que cuánto más crezcan los pelos mejor se retiran. Muchas veces, al ser tan pequeños, la máquina no los saca de raíz, sino que los corta.

Por lo tanto, es mejor que crezcan un poco más.

3. Mejor depilarse después de la ducha

Cómo ducharnos para lograr una máxima higiene.

Independientemente del método de depilación que utilicemos, siempre es positivo depilarse después de la ducha. El motivo radica en que con el vapor del agua nuestros poros se abren, nuestra piel está más relajada y el vello puede retirarse de una mejor manera.

Además, sabemos que siempre es mejor si utilizamos maquinilla de afeitar hacerlo con la piel húmeda, nunca seca. Asimismo, si utilizamos algún método de extracción de vello, este será mucho más efectivo al estar la piel limpia, seca y con los poros abiertos.

Te recomendamos leer: 5 soluciones naturales para quitar los vellos encarnados

4. Cuidar la piel antes y después de la depilación

No solo es necesario hidratar la piel después de la depilación, sino también antes. Una piel hidratada y cuidada estará preparada para someterse a cualquier proceso de depilación. Así, se irritará mucho menos y también la extracción del vello será mucho mejor.

La hidratación y los cuidados son uno de los tips para una buena depilación que las personas con problemas de enquistamiento de vellos deben tener muy en cuenta.

Entre los factores que pueden ayudarnos a que los vellos no se enquisten tanto destacan:

  • Exfoliarse la piel dos veces a la semana.
  • Hidratarla todos los días.
  • Depilar solo cuando el vello tenga determinada longitud.

¿Cuáles de los anteriores tips para una buena depilación has puesto ya en práctica? ¿Alguno no te ha funcionado? Lo que sí te recomendamos es que cuides la piel todos los días, no solo cuando te vayas a depilar.

Así se verá más bonita y, también, sufrirá menos cuando llegue el momento de retirar el vello.