4 trucos para deshacerte del mal olor de la tubería de la cocina

¿La tubería de la cocina huele mal y no sabes qué hacer para solucionarlo? Te contamos unos sencillos procedimientos para deshacerte de este problema con elementos que perfectamente encontrarás en tu casa.

Si hay algo que le quita cualquier encanto a una cocina es el mal olor. Especialmente si este proviene de la tubería, dado que no siempre es sencillo solucionarlo. A continuación, te contamos algunos trucos para deshacerte del mal olor de la tubería de la cocina.

El mal olor de las tuberías de la cocina está causado, por lo general, por restos de comida y otros desechos. Estos, al lavar los platos, quedan almacenados o pegados en ellas; con el paso del tiempo, por supuesto, generan mal olor. Además, también proliferan en este ambiente bacterias y hongos causantes de estas sensaciones desagradables.

La opción más sencilla ante este inconveniente sería recurrir a productos químicos industrializados. Sin embargo, estos presentan dos grandes desventajas; la primera es que, además de limpiar, corroen los tubos de la plomería de tu casa a medida que se siguen usando.

Por otra parte, también pueden expulsar gases casi imperceptibles que afecten a las personas sensibles a estos cambios. Específicamente, se verán en riesgo quienes padezcan de alergias o asma.

4 trucos para deshacerte del mal olor de la tubería de la cocina

1.- Agua con vinagre y bicarbonato

Para este primer método, vas a necesitar medio litro de agua templada, vinagre y bicarbonato de sodio.

Los pasos que deberás seguir para preparar esta solución son estos:

  • Vierte el agua en un recipiente y añádele 200 mililítros de vinagre.
  • Agrega también 100 gramos de bicarbonato de sodio.
  • Rápidamente, verás que hace reacción. Vuelca este preparado en las tuberías.
  • Tras media hora, vierte en las tuberías un litro de agua hirviendo.

Como verás, se trata de una alternativa para deshacerte del mal olor de la tubería de tu cocina de manera sencilla y económica. Además, también puedes usarla para el inodoro y el lavabo del baño si es necesario.

También puedes leer: Cómo eliminar el sarro del inodoro con 4 soluciones naturales.

2.- Hielo, sal y limón

No, no vamos a preparar ninguna bebida alcohólica mientras esperamos que la tubería se desatasque y deje de oler. El procedimiento que aquí contaremos consiste en otra cosa.

Es necesario saber qué hacer para mal olor de la tubería de la cocina.

Usaremos el efecto de los cubos de hielo y la sal para remover los restos de comida pegados en los tubos. ¿Cómo? Fácil: quita la rejilla del fregadero, arroja los cubos de hielo y luego la sal gruesa. Repite el proceso en caso de que haga falta y, finalmente, muele algo de cáscara de limón para darle un toque cítrico al resultado final.

3.- Eliminar malos olores con agua y levadura

Esta combinación suele ofrecer muy buenos resultados. Todo lo que necesitarás para ponerla en práctica es agua y una pastilla de levadura para pan.

El primero paso es poner a hervir un vaso de agua. Cuando alcance el punto de ebullición, agrega la pastilla de levadura y deja que se disuelva por completo.

Posteriormente, echa esta mezcla en la cañería de tu cocina y permite que actúe durante toda la noche. Así como es recomendable para quitar el mal olor de la tubería de la cocina, también puedes usar este truco sencillo y económico en baños y lavaderos.

4.- Bicarbonato y vinagre blanco

Es una opción parecida a la primera que aquí enumeramos, pero el proceso varía un poco. Deberás verter un puñado de bicarbonato de sodio sobre el desagüe; ten en cuenta que este debe estar seco, por lo que debes dejarlo sin uso un tiempo antes de hacer esto.

Al rato, agrega un poco de vinagre blanco; inmediatamente comenzarán a formarse burbujas en el interior. Tras 15 minutos de dejar que la fórmula actúe, deja correr el agua del grifo por unos minutos. Con estos sencillos pasos, el mal olor de la tubería de la cocina debería haber desaparecido ya.

En último lugar, también es conveniente tomar algunos recaudos para evitar esta proliferación de mal olor en la tubería de la cocina. El consejo básico y primordial es no arrojar basura orgánica en ella.

El vinagre y el bicarbonato de sodio pueden acabar con los malos olores.

Sin embargo, también te sorprenderá saber que los detergentes que usamos para la vajilla suelen provocar que algunas sustancias se peguen a los caños. Por eso, lo mejor es prevenir este inconveniente repitiendo con cierta frecuencia alguno de los procesos antes mencionados. Espolvorear bicarbonato de sodio de vez en cuando también ayuda.

Ya ves, no se trata de ninguna misión imposible. De ahora en adelante, ya no tienes excusa para tener una tubería olorienta y desagradable. Solo tómate un par de minutos y olvídate de los malos olores con estas sencillas soluciones.

Te puede gustar