4 trucos para darle mejor sabor a tus vegetales - Mejor con Salud

4 trucos para darle mejor sabor a tus vegetales

Muchas veces el problema no son los vegetales en sí, sino la forma de prepararlos lo que no nos gusta. Por eso es conveniente varias las recetas e incluirlos también en otros platos

Consumir la cantidad correcta de verduras diariamente no debería ser una tarea difícil. Sin embargo, cuando nuestro paladar no está habituado al sabor de los vegetales, la cosa se complica un poco.

Según los expertos, debemos consumir a diario cinco raciones de frutas y vegetales para estar saludables. Te tenemos unos trucos sencillos pero muy eficaces que te ayudarán a darle mejor sabor a tus vegetales.

Ya verás que esto no es tarea imposible. Todo lo contrario, resulta bastante fácil una vez que encuentras los ingredientes que más te gustan.

No te estanques en los viejos hábitos, prueba nuevas variedades

¿Por qué no le das una nueva oportunidad a los vegetales? Suele suceder que tenemos preferencia por los vegetales cocinados de una forma determinada. Podrías probar uno preparado de manera diferente y descubrir que no te gusta.

Esto no significa que tengamos que cerrarles la puerta permanentemente. Puedes probar diversas combinaciones hasta encontrar la que se adapte a tu paladar.

Una buena opción es dirigirte a los mercados cercanos. Los productores locales suelen conocer cómo darle el punto adecuado a tus vegetales, cuáles son los que están en temporada y qué hierbas mejoran su sabor.

En estos lugares encontrarás nuevas recetas e ideas para cocinar.

Ver también: Síntomas de que no consumes suficientes vegetales. ¡Muy importante!

Investiga nuevas maneras de preparar tus vegetales

Hierbas naturales

¿Sabías que una persona debe probar, al menos, diez veces un alimento para acostumbrarse a su sabor? Muchas veces los vegetales cocidos o preparados al vapor pierden su sabor y sus propiedades, al igual que su textura.

Por este motivo, terminamos ingiriendo un alimento muy blando e insípido. Podemos mejorar el sabor de los vegetales si los salteamos con un poco de aceite de oliva, mantequilla o un poco de vino.

Eesto mejora su sabor considerablemente y nos da la oportunidad de que los vegetales queden cocidos en su punto. Además, encontrarás que algunos sabores y texturas los hacen más apetecibles.

Si no quieres añadir calorías innecesarias a tus alimentos, puedes cocinarlos con caldo de pollo. Casi cualquier verdura es una buena opción para esto, pero las de hojas verdes son especialmente buenas.

La mezcla de texturas es también una muy buena opción para variar tus recetas. Los tiempos de cocción de los vegetales suelen ser diferentes. Puedes intentar agregarlos en diferente orden  a la hora de prepararlos.

Quizás una misma preparación con texturas diferentes te sea más agradable. Ten en cuenta también que el tamaño de los cortes influye. Algunas verduras son más fáciles de consumir y saben mejor si las cortamos en pequeños trocitos.

Aminora el sabor de los vegetales

La importancia del color de las frutas y vegetales

Disfrazar el sabor de los vegetales te ayuda a poder ingerirlos más fácilmente. En los supermercados o en el mercado local hay muchos condimentos, especias y aderezos que pueden ser de tu agrado.

Si experimentas un poco encontrarás la manera de incluirlos para darle mejor un mejor gusto. Asar los vegetales ayuda mucho, pues realza el sabor de los condimentos y las hierbas.

Existe una variedad de combinaciones inmensa si hablamos de hierbas y condimentos.

Desde mezclar estragón fresco con aceite de oliva para darle un toque más francés a tus vegetales hasta espolvorear curry a tus berenjenas preparadas a la parrilla para obtener un estilo de comida india.

Por supuesto que el toque picosito de México no puede faltar, con el chile tabasco o chile piquín y limón. Este último es excepcional para mejorar el sabor de la jícama o pepino.

Oculta tus vegetales en la comida

Batido de remolacha

Si nos dejamos guiar de lo que dicen nuestros ojos, es muy probable que con simplemente ver los vegetales en el plato hagamos mala cara. Por esto es buena opción ocultar en nuestras comidas los vegetales.

Si los preparamos al vapor o cocidos y los cortamos en pedazos pequeños, podemos esconderlos en nuestra salsa para pasta favorita, por ejemplo.

Los batidos de fruta también son un buen escondite para algunos vegetales. El sabor dulce y rico de tus frutas favoritas pueden ayudarte a incluir esas verduras que no te gustan tanto.

Por ejemplo, los frutos rojos tienen un sabor intenso que opacará el de una gran variedad de opciones.

La pizza vegetariana es una fácil manera de comer una gran variedad de vegetales juntos.

Te recomendamos leer: Beneficios de los frutos rojos y azules

No te concentres en los vegetales que no te gustan

En lugar de centrarte en aquellas verduras que no te gustan, piensa en las que sí. De esta forma, tu enfoque será más amigable al momento de elegir qué comerás.  

Si deseas aumentar el consumo de verduras, prueba con distintas opciones. Ponte la meta de probar un vegetal nuevo de diez formas distintas cada mes. De esta forma podrás encontrar fácilmente otros que te sean apetecibles.

Lo más importante es que no te rindas. Explota al máximo tu creatividad y deja que tu cocina se vuelva un divertido laboratorio. Siéntete libre de explorar, porque existen muchas formas de darles un mejor sabor a tus platos.

Intenta que los pequeños de la casa interactúen con la preparación de la comida. Esto hará que se interesen y se animen mucho más a probar nuevas comidas.

Tómate el tiempo de conocerte mejor y disfrutar de los alimentos. Después de todo, eres lo que comes.