4 trucos para reducir la piel seca

Brunilda Zuñiga 30 enero, 2017
¿Sabías que bañarte en exceso puede ser perjudicial para tu dermis y aumentar la sequedad de la misma? Para evitar la piel seca procura también beber abundante agua para hidratarla desde dentro

Muchas luchamos por conseguir una piel linda, radiante e hidratada. ¿Realmente estás obteniendo los resultados esperados?

Si no has logrado reducir la piel seca es probable que estés cometiendo alguno de los errores básicos.

La piel es el órgano más grande de tu cuerpo y se encarga de cumplir con muchas funciones primordiales como:

  • La protección contra los rayos UV
  • La regulación de la temperatura interna

Además, la piel también suele ser una de las primeras en indicar que algo va mal en nuestro interior.

Por este motivo mantener la piel sana e hidratada no solo debe ser una de tus prioridades para verte linda: también debes hacerlo para mantener la salud de tu cuerpo.

Sigue estos consejos para reducir la piel seca.

1. Tomar suficiente agua

beneficios del agua para el cerebro

Tomar agua en cantidad suficiente es una de las primeras cosas que debes hacer para tener una piel radiante y sana.

Muchas personas creen que embadurnarse el rostro con costosas cremas ayudará a mantener la piel en óptimas condiciones.

Las cremas o productos para la piel solo hidratan de manera superficial tu dermis.

Sin embargo, al tomar por lo menos 2 litros de agua al día ayudas a reducir la piel seca. Cuando incrementes el consumo de agua inmediatamente verás cambios en la suavidad y tono de piel.

Recuerda que las cremas solo hidratan la primera capa, incluso si son muy buenas. En cambio, el agua funciona como un hidratante desde adentro. Esto altera las capas que conforman a la piel.

Si quieres lograr un efecto más rápido puedes combinar la ingesta de los dos litros de agua al día con la aplicación de una buena crema para reducir la piel seca.

Ver también: Elabora en casa tu propia crema hidratante corporal

2. Deja de bañarte en exceso

Muchas personas creen que si tienen piel seca deben tomar grandes baños, pues así la hidratarán. Sin embargo, este es un mito completamente falso que han aprovechado las compañías de cosméticos y jabones.

Cuando te duchas demasiado empeoras cualquier condición de sequedad que tengas.

Esto se debe a que, cuando nos bañamos, aplicamos productos con una gran cantidad de químicos.

Es cierto que estos eliminan los residuos que se acumulan en la piel durante el día, pero también le quitan la capa protectora.

Este manto también se ve afectado cuando tomas duchas muy calientes. En este caso, la piel también se verá más seca.

Para evitar que esa deliciosa ducha te cause problemas, recuerda:

  • Ducharte una vez al día, salvo que realices alguna actividad deportiva.
  • Evita pasar mucho tiempo bajo el agua.
  • Asegúrate de que el agua está tibia o lo más templada posible.
  • Enfatiza el enjabonado en las zonas de los pies y axilas.
  • Procura utilizar jabones neutros para las partes íntimas.
  • Al secar el exceso de agua hazlo de manera suave.
  • Una vez que tu piel esté libre de agua, aplica aceites hidratantes para cerrar los poros y nutrir la piel.

3. Depílate correctamente para reducir la piel seca

La depilación con cuchilla puede empeorar la piel seca. A medida que afeitas el vello no deseado, también estás eliminando los aceites naturales propios de la dermis.

Para evitar que esto ocurra, procura afeitarte después de la ducha. En ese momento, el vello es más suave y más flexible, por lo que el afeitado resulta más fácil.

Aun así, es importante que uses una crema de afeitar o gel. Luego, pasa la cuchilla en la dirección en que nace el vello para evitar tirones.

Asegúrate de que la hojilla de afeitar tenga buen filo para evitar las irritaciones adicional. Al terminar siempre debes aplicar una crema hidratante para reducir la piel seca.

Si por casualidad no tienes crema o gel para afeitar pero necesitas hacerlo para lucir esa linda falda, puedes usar aceite de coco que tiene propiedades hidratantes.

De esta forma ya no necesitarás hidratarte luego del afeitado, pues el aceite ya cumple con la función.

Te recomendamos leer: 9 usos del aceite de coco que quizá no conocías

4. Protege tu piel

protege tu piel

Los rayos solares son uno de los principales causantes de la piel seca, las arrugas y la aspereza.

Sin embargo, tú puedes ayudar a prevenir ese daño si te aplicas un bloqueador solar de amplio espectro (FPS 30) durante todo el año.

Durante la temporada de frío puedes pensar que esto no es necesario, pero te equivocas. En esta época del año puedes cambiar el bloqueador solar de FPS 30 por uno de FPS 15.

Los cambios bruscos de clima también alteran tu piel de forma considerable. Cuando empiece a hacer mucho calor, asegúrate de vestirte en capas para evitar el sobrecalentamiento y la transpiración excesiva.

  • Para evitar los labios secos y agrietados en invierno, usa un bálsamo para los labios con protector solar 15.
  • En verano, usa camisas ligeras, sueltas y de manga larga cuando estén al sol y un sombrero de ala ancha (de unas 2 pulgadas) para evitar que el sol afecte tu cuello, orejas y ojos.

Recuerda que la dermis es el protector de tu cuerpo, pero esto no quiere decir que sea invencible. Por ello, debes cuidarla y hacer todo lo posible para reducir la piel seca.

Te puede gustar