4 zonas erógenas masculinas ‘ocultas’

Laura Matos 27 mayo, 2018
Evita atraer la monotonía en tu relación. Sobre todo, en la cama. Existen zonas erógenas de tu chico que puedes explorar para regalarle un placer mucho mayor y divertido. ¿Sabes cuáles son estas nuevas áreas?

Cuando se habla de qué partes del cuerpo se deben estimular para excitar a un hombre, tanto ellos como ellas no pueden dudar en creer saberlo, pero hoy te mostraremos 4 zonas erógenas masculinas ‘ocultas’ que no conocías.

Estimular estas zonas no sólo es magnífico para un hombre, sino que también genera tensión sexual en todo su cuerpo y aumenta el flujo sanguíneo a sus genitales, lo que incrementa su excitación e intensifica sus contracciones pélvicas.

Cómo potenciar la erección de tu pareja

Aprende a encontrarlas y cómo estimularlas para hacerlo hervir de emoción

Zonas erógenas masculinas ‘ocultas’

Quizás las hayas tocado y ni siquiera te habrás dado cuenta de que tu hombre hierve de emoción. Aprende a encontrar conscientemente las 4 zonas erógenas masculinas ‘ocultas’:

1. La próstata

La próstata, esa glándula ubicada debajo de la vejiga es un botón mágico que debes tocar para excitarlo ¿Cómo hacerlo?

  1. Ponte un poco de lubricante.
  2. Presiona con dos dedos la frontera entre los testículos y el ano.
  3. Mete tus dedos unos 3 centímetros dentro del ano.
  4. Enrolla los dedos hacia a ti hasta que sientas una pequeña bola, esa es su próstata.
  5. Da golpecitos ligeros o mueve ligeramente la yema del dedo alrededor de ella.
  6. Cuando sientas que está cerca del orgasmo, presiona rítmicamente el área de la próstata hasta que llegue al clímax.

2. El cartílago

El borde exterior de la oreja en forma de C, alberga numerosas terminaciones nerviosas ¿Cómo estimularlo?

  • Besa su cuello y a lo largo de la parte posterior de la oreja.
  • Exhala para que tu aliento caliente el área.
  • Descansa tus labios en la parte superior de su oreja, y arrástralos por el borde de tal manera que acaricien la parte delantera y trasera de la oreja.
  • Mordisquea y chupa el cartílago, mientras frotas su pene con las manos.

3. El frenillo

Es la pequeña línea que se encuentra en la parte inferior del pene, justo debajo de la cabeza. Posee un potencial de gozo. Incítala.

  1. Colócate en una posición que a él le permita empujar.
  2. Tómale el pene de manera que tus dedos estén contra la parte inferior, donde está el frenillo.
  3. Mueve tu mano hacia arriba y hacia abajo alternando con tu boca.
  4. Asegúrate de alcanzar la punta de su miembro para que puedas rozar el frenillo.
  5. Aprieta los músculos del piso pélvico cuando él ejerza presión, creando una resistencia satisfactoria.

4. El rafe perineal

Es la delgada costura que se extiende desde el centro de los testículos hasta la punta del pene y está repleta de terminaciones nerviosas ¿Cómo estimularla?

  • Tócala brevemente cada 20 a 30 segundos mientras le acaricias el pene durante la excitación previa.
  • Si le vas a practicar sexo oral, coloca tu lengua en la parte posterior de su escroto, donde se adhiere a su cuerpo, y deslízala a lo largo de su rafe.
  • Continúa pasando tu lengua sobre su escroto y luego sube la parte inferior de su miembro hasta que llegues a la cabeza de su pene.
Erección.

¿Qué son las zonas erógenas?

Se llaman zonas erógenas a las partes del cuerpo cuyo estímulo tiene como resultado la excitación sexual. Generalmente, se trata de las áreas que presentan más densidad de terminaciones nerviosas y, por ello, mayor sensibilidad además de los órganos genitales.

Aunque se puede considerar que toda la piel es una zona erógena, existen partes más propensas a producir excitación sexual si son acariciadas o besadas. Es habitual provocarlas durante los preliminares.

Consejos útiles

Te brindamos algunos consejos útiles para saber cómo utilizar la información adquirida sobre las zonas erógenas de un hombre de manera que puedas disfrutar al máximo de sus bondades:

  • Conversa con tu pareja previamente para conocer sus gustos.
  • No insistas si él te deja claro que no está de acuerdo con la estimulación de alguna zona.
  • No te concentres en una sola zona erógena todo el tiempo porque las relaciones sexuales se tornarán monótonas.
  • Todo es bueno en moderación. No prolongues más las caricias de lo que necesario para generarle excitación y placer.
  • Nunca lo tomes con fuerza o muerdas porque lo harás sufrir.

Ahora que conoces las 4 zonas erógenas masculinas ‘ocultas’ y cómo estimularlas, no lo pienses más. Las técnicas son simples y fáciles de implementar ¡Buena suerte!

Te puede gustar