5 acondicionadores caseros para el cabello

Estos remedios nos ayudarán a conseguir una melena sana y brillante pero debemos ser pacientes, ya que quizá necesitemos algo de tiempo para que nuestro cabello recupere su aspecto sano.

¿Tu cabello está reseco o con frizz? De ser así, es probable que te esté pidiendo a gritos un poco de atención y cuidado.  Para facilitarte la tarea hemos listado 5 acondicionadores caseros para el cabello.

  • Son muy fáciles de usar, aportan nutrientes y vitaminas.
  • Aprende a obtener una melena fuerte y bella.

Las causas del cabello dañado

El cabello puede sufrir daños por distintas razones. Entre ellas se encuentran:

  • Aplicar calor excesivo en tu cabello (tenazas, secadora, plancha).
  • Demasiada exposición al sol.
  • Tratamientos de blanqueamiento.
  • Aplicación de permanente.
  • Uso de tintes.
  • Exceso de cepillado o falta del mismo.
  • Exceso de shampú.
  • Uso de extensiones o pelucas.

Cuando el cabello está dañado tiende a presentar problemas como puntas abiertas o poco crecimiento. Lo peor que podemos hacer en este caso es no hacer nada.

Es importante acudir con el estilista y realizar un corte de puntas, usar tratamientos capilares y aplicar algunos acondicionadores caseros para el cabello.

Para hacer estos acondicionadores caseros se necesitan pocos ingredientes, todos ellos muy económicos y, además con excelentes resultados. Son eficaces para dar textura y salud al cabello.

1. Acondicionador de aguacate y plátano

Aguacate (2)

Ingredientes

  • ½ plátano.
  • 1 aguacate.
  • 1 huevo.
  • Miel 2 cucharadas (40 ml).
  • 2 cucharadas de aceite de olivo extra virgen (30 ml).

Procedimiento

  • Pela el aguacate, córtalo a la mitad y crea una pasta con él.
  • Mezcla la mitad de plátano con las dos cucharadas de aceite de olivo.
  • Agrega la pasta de aguacate y mezcla todo hasta que se sienta una pasta homogénea.
  • Finalmente, a la pasta anterior mezcla el huevo y la miel e incorpora hasta que tenga una textura suave.

Aplicación

  • Moja tu cabello (asegúrate de que está bien húmedo).
  • Comienza a aplicar el acondicionador desde el nacimiento del cabello, pero sin tocar el cuero cabelludo.
  • Poco a poco esparce la mezcla a lo largo de tu cabello, concentrandote en las zonas más dañadas.
  • Deja que el acondicionador actúe por 10 minutos y enjuaga con suficiente agua.
  • El resultado será un cabello sedoso y brillante.

Beneficios

  • El plátano nutre el cabello, evitando así que tenga frizz.
  • El aguacate facilita el crecimiento del cabello y también lo hidrata.
  • El aceite de olivo fortalece y da brillo al cabello.
  • La miel también aporta brillo y es usada para dar suavidad.

Este es uno de los mejores acondicionadores caseros que se pueden utilizar cuando el cabello está muy dañado.

Leer también: El tratamiento del cabello después del verano

2. Acondicionador de vinagre y huevo

Vinagre

Ingredientes

  • 3 huevos.
  • Aceite de olivo, 2 cucharadas (30 ml).
  • Miel 2 cucharadas (40 ml).
  • Vinagre, un cuarto de taza (65 ml).
  • Jugo de un limón.

Procedimiento

  • Separa las claras de las yemas de los huevos y revuelve perfectamente la yemas.
  • A la mezcla anterior agrega 100 ml de vinagre y 100 ml de jugo de un limón.
  • Mezcla todo al tiempo que agregas el aceite de olivo y 2 cucharadas de miel.
  • Mezcla perfectamente hasta que tengas una pasta manejable.

Aplicación

  • Cuando la pasta esté lista, toma un poco con los dedos y aplícala.
  • Deja actuar el acondicionador por 15 minutos y enjuaga con agua fría.

Beneficios

  • El huevo es un excelente acondicionador por sí mismo y aporta brillo al cabello.
  • El aceite de olivo fortalece el cabello.
  • La miel te ayuda a aclarar el cabello y también le da sedosidad.
  • El vinagre evita la caída del cabello.

3. Máscara acondicionadora de plátano

Mascarilla de Platano

El plátano es una excelente alternativa para reparar el cabello dañado por tintes y también por cambios de temperatura extremos. Esta máscara tiene lo necesario para revertir el daño más severo de forma sencilla y económica.

Ingredientes

  • 1 plátano.
  • 1 huevo.
  • 3 cucharadas de miel (60 ml).
  • 3 cucharadas de leche (45 ml).
  • 5 cucharadas de aceite de olivo (50 ml).

Procedimiento

  • Mezcla el plátano, el huevo, tres cucharadas de miel, tres cucharadas de leche y cinco cucharaditas de aceite de olivo hasta tener una pasta compacta.

Aplicación

  • Aplica sobre el cabello.
  • Deja actuar por 30 minutos y enjuaga con abundante agua.

4. Máscara acondicionadora de yogurt

Yogurt acondicionadores

Ingredientes

  • 1 huevo.
  • 6 cucharadas de yogurt (90 ml).

Procedimiento

  • Bate el huevo hasta que tenga una consistencia líquida homogénea.
  • Agrega 6 cucharadas de yogurt y bate nuevamente.

Aplicación

  • Aplica la mezcla con un suave masaje y cubre el cabello con un gorro de baño.
  • Deja que la máscara de yogurt actúe por 20 o 30 minutos y lava con champú y agua tibia.

Te puede interesar: 7 tratamientos que tu cabello seco agradecerá

5. Aceites acondicionadores

Aunque los acondicionadores de los que hablamos antes son muy efectivos, es probable que en algún desees algo más rápido. En ese caso, la mejor alternativa son los aceites naturales.

Estos penetran en la superficie del cuero cabelludo y ayudan a reparar el daño existente y prevenir nuevos problemas, además, aportan suavidad y brillo. Los aceites más efectivos son:

Aceite de aguacate

Es un excelente acondicionador ya que sus ácidos grasos y vitamina E facilitan el crecimiento y aumentan el brillo del cabello.

  • Lo ideal es aplicar el aceite de aguacate tibio o caliente (sin que queme).
  • Dejar que actúe por 30 minutos y enjuagar o dejarlo actuar toda la noche y lavar al día siguiente.

 Aceite de olivo

aceites naturales para endurecer uñas

El aceite de olivo es un gran emoliente y actúa en el cabello mucho mejor que otros aceites. Cuando usamos el aceite de olivo caliente, su capacidad para mejorar la textura y calidad del cabello aumenta considerablemente.

  • Usa una cucharada de aceite de olivo tibio para masagear tu cabello.
  • Cubre con un gorro de baño o bolsa de plástico.
  • Espera 40 minutos y enjuaga con agua tibia y champú.

No hay pretexto para vivir con una melena descuidada o maltratada. La realidad es que con muy poco dinero y algo de tiempo podemos mejorar la textura y calidad de nuestro cabello.

Tan solo debemos recordar ser pacientes. Así como el cabello necesitó tiempo para llegar al estado dañado en que lo tenemos, también necesitaremos tiempo para que recupere su aspecto sano.

Podemos usar uno de estos acondicionadores dos veces por mes, aunque puedes optar por hacerlo más seguido si el daño es extremo.

  • Martinez, L., Camacho, F., Rodriguez, S., & Moreno, M. (1988). Extraccion y caracterización del aceite de aguacate. Grasas y Aceites. https://doi.org/10.1161/circheartfailure.111.962431
  • Carreño. (2017). La higiene personal. Scielo.