5 acondicionadores naturales para el cabello.

Los tratamientos naturales requieren de un proceso de adaptación por lo que es probable que al principio los resultados no sean los esperados. Con el tiempo veremos cambios notables.

Los productos químicos para embellecer tu cabello muchas veces pueden darle una buena apariencia, pero a la vez pueden causarle un daño que puedes evitar con los acondicionadores naturales.

A través del cuero cabelludo también se absorben los químicos de champús, acondicionadores, mascarillas, tintes, etc, pudiendo dañar nuestra salud.

No está demás mencionar diversas situaciones que van desde alergias e incluso en casos más graves a causa del uso de tintes de cabello.

Por ello recuerda siempre exigir que te realicen la prueba de alergia para cualquier producto nuevo que desees usar, o cuando cambies tu tinte de cabello.

Es mejor tener un poco de paciencia y asegurarte de que el producto no te producirá ninguna reacción desfavorable.

¿Qué es el acondicionador de cabello?

El acondicionador es un producto utilizado luego del champú para hidratar el cabello, también otorga suavidad,  lo hace más manejable y facilita el peinado.  

A continuación les presentamos 5 acondicionadores naturales que los puedes preparar en la comodidad de tu hogar.

Te puede interesar El tratamiento del cabello después del verano

Acondicionador a base de miel

Miel nervios

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de miel natural
  • 1 cucharada de suero de leche
  • 1 cucharada de harina natural sin blanquear.

Preparación

  • Coloca 1 cucharada de aceite de oliva en un recipiente
  • Agrega 2 cucharadas de miel
  • Coloca 1 cucharada de suero de leche
  • Calienta la mezcla durante 30 a 60 segundos en el microondas
  • Para volver una pasta con los ingredientes debes agregar aproximadamente 1 cucharada de harina natural.

Aplica la pasta tibia sobre el cabello, dejando actuar durante 20 minutos. Luego enjuaga tu cabello normalmente.

Acondicionador a base de menta

menta wiccked

  • Pon a hervir dos tazas de agua con dos saquitos de té de menta
  • Déjalo enfriar
  • Luego de lavarte el cabello con tu champú habitual lo aplicas sobre tu cabello.

El resultado será una sensación refrescante y una cabellera más saludable.

Lee también 4 champús naturales hechos en casa

Acondicionador nutritivo

Este acondicionador lo utilizarás en caso de que tu cabello se encuentre seco y debilitado. No es recomendable para cabellos grasos o con tendencia a ser grasos.

Ingredientes

  • Yema de huevo
  • Aceite para bebé
  • Media taza de agua

Preparación

  • Debes batir la yema hasta que quede espumosa
  • Añade progresiva y lentamente el aceite de bebé mientras sigues batiendo
  • Agrega el agua sin dejar de batir.

Aplícalo sobre tu cabello, masajéalo suavemente para que el producto penetre correctamente y luego lo enjuagas con agua tibia.

Acondicionador de yogurt, miel y yema de huevo

Preparación

Mezclamos en un recipiente 1 pote de yogur, 2 cucharaditas de miel, más 1 yema de huevo. Una vez que hayamos conseguido una pasta homogénea la aplicas sobre tu cabello. Para terminar enjuágalo normalmente.

Acondicionador de vinagre de manzana

Vinagre

Debes mezclar un cuarto de vaso de vinagre de manzana más un vaso de agua. Aplica la mezcla en tu cabello y luego enjuágalo como de costumbre.

Consideraciones de los acondicionadores naturales

Los acondicionadores se deben aplicar solo en el largo del cabello evitando la raíz, más aún si son de base oleosa.

El cabello necesita un periodo de adaptación al utilizar productos naturales. Si decides empezar a utilizar acondicionadores naturales puedes notar cambios poco agradables al inicio.

Recuerda que todo tratamiento natural necesita paciencia y constancia para notar sus efectos de manera eficaz y prolongada.