5 acondicionadores naturales y caseros para un pelo brillante

Elena Martínez Blasco · 5 febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 13 enero, 2019
Si optamos por la alternativa de la cerveza como acondicionador capilar deberemos tener en cuenta que sea sin alcohol para que no reseque en exceso el cabello

Cada vez está más de moda usar productos cosméticos caseros ya que son más económicos y naturales. En el caso de las lociones capilares, como los acondicionadores, es mucho más recomendable optar por alternativas que no contengan parabenos, siliconas o parafinas. Y es que estas sustancia pueden resultar perjudiciales para la salud y provocar un efecto rebote en nuestro cabello.

Descubre en este artículo cuáles son los 5 mejores acondicionadores naturales y caseros para tener un pelo brillante, suave y sedoso.

¿Qué debes saber de los acondicionadores?

Los acondicionadores convencionales contienen sustancias químicas y otros derivados del petróleo que penetran en nuestra piel a través de los poros y llegan hasta el torrente sanguíneo. El resultado puede resultar perjudicial a corto y largo plazo.

Quizás te interese leer también: Cómo preparar una loción casera contra la caída del cabello

Además, estos componentes proporcionan un resultado satisfactorio al instante y durante las horas posteriores. Sin embargo, durante los días siguientes, ensucian el cabello con mucha más rapidez que si no los hubiéramos usado.

A largo plazo, estos acondicionadores alteran la producción natural de sebo y provocan que las raíces de nuestro pelo estén grasas y las puntas secas.

5 alternativas naturales

Tenemos varias opciones caseras y naturales que podemos usar como acondicionadores según nuestro tipo de cabello. ¡Descubre cuáles son!

1. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es uno de esos acondicionadores que ya utilizaban nuestras abuelas para conseguir un cabello brillante y saludable.

Aunque el olor a vinagre desaparece cuando el pelo se seca, si nos molesta mucho, podemos usarlo antes del último aclarado y mezclarlo con unas gotas de aceites esenciales (lavanda, mandarina, menta, etc.).

Lee también: 7 propiedades adelgazantes del vinagre de manzana

¿Qué debemos hacer?

Podemos prepararnos un bote de espray con ¾ partes de vinagre y ¼ parte de agua, y usarlo siempre después del champú.

2. Aceite de coco

El aceite de coco virgen extra es una de las mejores opciones para cabellos normales o secos, con puntas abiertas o maltratados por tratamientos de peluquería.

  • Para usar este acondicionador debemos aplicarlo antes del champú, incluso un par de horas antes, sobre el cabello húmedo, para que nutra bien las fibras capilares y no quede graso después de la ducha.
  • Nos los aplicaremos solamente desde la mitad del cabello hasta las puntas, una o dos veces por semana.

Además, su aroma delicado y tropical es delicioso como perfume para el pelo.

3. Yema de huevo y jugo de limón

acondicionadores

Esta combinación es ideal para acondicionar cualquier tipo de cabello, en especial para pelo graso y con falta de volumen:

  • La yema de huevo es rica en grasas, que nutren el pelo en profundidad, y vitaminas (A, B12, B6, B2, B1, D, E y ácido fólico), por lo que es un cóctel nutritivo para el cabello.
  • El jugo de limón da mucho brillo al pelo. No obstante, no lo podemos usar solo porque resecaría mucho las fibras capilares. Por este motivo, la combinación de estos dos ingredientes es excelente.

Ingredientes

  • 1 yema de huevo.
  • El jugo de ½ limón.

¿Qué debemos hacer?

  • Batiremos la yema cruda con el jugo de medio limón y nos lo aplicaremos un rato antes de meternos a la ducha.
  • Después nos lavaremos con nuestro champú habitual.

4. Aceite de jojoba

El aceite de jojoba es una de las mejores opciones para aplicarnos a modo cosmético, ya que es el aceite vegetal que tiene la textura más parecida al sebo natural de la piel y el pelo. De este modo, se absorbe con mucha más facilidad y aporta una hidratación profunda.

¿Qué debemos hacer?

  • Lo aplicaremos en pequeñas cantidades antes de lavarnos el pelo con el champú habitual.
  • También podemos aplicarnos en cualquier momento una gotita en las puntas si las tenemos secas o con tendencia a abrirse.