5 actitudes de las mujeres machistas

Raquel Lemos Rodríguez · 24 mayo, 2020
No hay peor enemiga que la que sufre lo mismo que tú y, aún así, considera que ambas sois inferiores a los hombres. Te lo contamos todo sobre las mujeres machistas en el próximo artículo.

Se asocia siempre el machismo con los hombres que quieren someter y utilizar a la mujer. Pero, ¿te has planteado alguna vez que también existen mujeres machistas?

Por lo general, estas se han criado en ambientes propicios a sus ideas, aunque eso no justifica su actitud. Sabrás identificarlas por una serie de características y actitudes específicas que las definen a la perfección.

Profundicemos.

Las 5 actitudes típicas de las mujeres machistas

1. Critican la vida sexual de las demás mujeres

mujeres-criticando

Un comportamiento muy típico de las mujeres machistas es la crítica malintencionada hacia la vida sexual que tienen las demás. Esto suele suceder, casi siempre, debido a la cantidad de prejuicios que tienen y que les impiden respetar las elecciones ajenas.

Para ellas, una mujer que disfrute de su sexualidad con libertad siempre será objeto de mofa o burla. No obstante, muchas veces, bajo los peores insultos se esconden los más temidos temores y una envidia atroz al comportamiento valiente de las personas que no temen ser fieles a sí mismas.

A muchas de estas féminas les encantaría poder hacer lo mismo que las mujeres a las que critican. Sin embargo, el miedo al «qué dirán» es más fuerte, por lo que esconden sus celos y su admiración bajo capas de cinismo y crueldad.

2. Miran con desprecio a las mujeres exitosas laboralmente

Esto no implica que las mujeres machistas sean amas de casa, ni mucho menos. Muchas misóginas poseen altos cargos en empresas, son profesionales respetadas u ostentan rangos de poder donde trabajan.

El problema es que su autoestima es tan baja que, si otra mujer es ascendida o premiada, lo primero que piensan es que se ha acostado con alguien para conseguirlo. Son incapaces de apreciar el valor ajeno, especialmente, cuando se trata de otra fémina.

Suelen compararse con sus compañeras, menospreciarlas o considerar que son «la única mujer válida», como si el sexo femenino, por lo general, fuera idiota. Creen que ellas son las únicas mujeres con capacidad para trabajar en entornos de hombres.

Descubre: «Soy madre, no esclava de las tareas domésticas»

3. «Como mujer, tu destino es ser madre»

El sobrepeso de la madre

Las mujeres machistas tienen otra máxima y es que, si has nacido mujer, tu destino es la maternidad. De la misma forma, son incapaces de aceptar que otras mujeres no deseen tener hijos y muchas insultan a las que expresan sus ideas al respecto.

Para ellas, es inconcebible que haya féminas que prefieran priorizar su trabajo o sus aficiones a formar una familia. Aunque estas mujeres se lo expliquen y sean asertivas con ellas, no las entenderán (ni querrán entenderlas).

Por ello, es importante establecer que cada mujer es dueña de su vida. Si alguien no desea tener hijos, sea por el motivo que sea, debe ser respetada. 

4. «Si te pega, es porque te lo mereces»

Uno de los peores rasgos de las mujeres machistas es que creen que una víctima de maltrato ha provocado a su agresor. Lo mismo ocurre en el caso de que conozcan a alguna mujer que haya sufrido una violación. «Normal que le haya pasado, se lo estaba buscando» será lo primero que piensen.

Son incapaces de reconocer el dolor de las mujeres que sufren este tipo de violencia. De hecho, en ocasiones incluso se identifican con el agresor y lo defienden. Para ellas, la mujer debería ser siempre sumisa y adaptarse a un rol servilista.

5. Son las primeras en decir «se te ha pasado el arroz»

criticar a los demás

Las mujeres machistas son las primeras en pronunciar frases de desaliento a otras mujeres con respecto a su edad y estado civil. Creen que si una mujer llega a cierta edad soltera, habrá perdido su tren para siempre.

Evidentemente, no contemplan la idea del divorcio, ni la necesidad de romper una relación que no funciona. Prefieren ser infelices con alguien en una relación, antes que dar un paso al frente y velar por su felicidad.

Te puede interesar: Juzgar a una persona no define quién es ella… Te define a ti

Una buena autoestima te protege de las mujeres machistas

La mejor forma de protegerse de una mujer machista es a través de una buena autoestima. De esta forma, serán incapaces de hacerte daño con sus comentarios o con sus consejos malintencionados.

Piensa que, por lo general, suelen sentir mucho odio y amargura hacia ellas mismas. La gente feliz no necesita criticar ni evaluar constantemente la vida de los demás. Sigue siendo tú misma y no les prestes atención, ya que esto les quitará todo su poder sobre ti.

  •  Ricardo Rodríguez Luna, Encarna Bodelón González. Las violencias machistas contra las mujeres. Grupo Antígona. UAB. (2011)