5 alimentos que alivian el dolor del reuma

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 9 enero, 2019
La dieta para el reuma propone un plan de alimentación completo y balanceado con alimentos que ayudan a disminuir la inflamación. Su adopción no cura la enfermedad pero ayuda a controlar los síntomas.

La dieta para el reuma no cura como tal la enfermedad, sin embargo, puede aportarte los nutrientes necesarios para paliar los síntomas y evitar complicaciones. De hecho, hay alimentos antiinflamatorios que sirven como aliados para promover el bienestar.

Aunque los pacientes con estas enfermedades se acostumbran a vivir con el dolor, los crujidos y las dificultades de movimiento, unos pequeños cambios en la alimentación pueden ser útiles para mejorar la calidad de vida. Además, de paso también pueden servir para bajar de peso.

Lo mejor de todo es que no se trata de seguir un régimen alimentario estricto o de tipo “milagroso”. Si bien lo idóneo es que la dieta se adapte a cada caso, en esta se incluyen todos los grupos de nutrientes sin exponer el organismo a otros efectos indeseados.

¿Cuáles son los alimentos que alivian el dolor? ¿Qué comidas se deben evitar? Entendiendo que muchos están luchando contra este problema, a continuación queremos resolver en detalle estos interrogantes.
¡No te lo pierdas!

Qué debes tener en cuenta para hacer una dieta para el reuma

Hay que tener claro que la realización de una dieta para el reuma no implica dejar de consumir los fármacos recetados por el médico, ni pasar por alto otros hábitos que son claves para el tratamiento. En realidad, la idea es mejorar la alimentación para disminuir los síntomas y llevar una vida normal.

Dieta-beneficiosa-para-el-reumatismo.

Otro de los aspectos relevantes es que a través de la alimentación se puede reducir el peso corporal. Gracias a esto, baja la presión sobre las articulaciones y los constantes dolores. ¿Sabes lo que debes tener en cuenta para conseguirlo?

  • En primer lugar es conveniente saber si existe algún tipo de intolerancia alimentaria que pueda generar un aumento de la permeabilidad intestinal. A menudo, la falta de control de este problema dificulta el alivio de la artritis reumatoide.
  • La eliminación de los alimentos que producen hipersensibilidad y alergias es una medida muy beneficiosa contra los síntomas del reuma.
  • También, debe garantizarse una óptima nutrición sin llegar a la sobrealimentación. Por desgracia, más de la mitad de los pacientes con reuma tienen algún tipo de malnutrición.
  • Los alimentos que contienen purinas se deben limitar al máximo para lograr una mayor sensación de bienestar. Asimismo, conviene evitar el exceso de sal, cafeína y azúcares.

Te interesa leer: Estrategias para no abandonar la dieta

Alimentos que debes incluir en la dieta para el reuma

Hay muchos alimentos que puedes incluir en un plan de dieta equilibrada para tratar el reuma. No obstante, debido a sus propiedades, algunos son más beneficiosos que otros. En realidad, muchos de estos forman parte de la llamada dieta mediterránea o de la llamada ‘dieta antiinflamatoria’.

1. Pescados grasos

En primer lugar hay que saber que todas las variedades de pescados grasos contienen altas dosis de ácidos grasos omega 3, una sustancia que clave para el control del reuma. Su asimilación en el organismo disminuye la producción de los agentes que aumentan la inflamación. Además, tiene la capacidad de inhibir las enzimas que la ocasionan.

Por otro lado, aportan una cantidad interesante de vitamina D, que resulta clave en la prevención de la hinchazón de las extremidades y el dolor.

2. Aceite de oliva extra virgen

El consumo moderado de aceite de oliva extra virgen es muy beneficioso dentro de la dieta para el reuma.
La razón es que este alimento contiene una sustancia llamada oleocantal, que sirve para inhibir las enzimas que participan en los procesos inflamatorios.

3. Frutas cítricas

Las frutas cítricas y otros alimentos ricos en vitamina C ayudan a proteger el colágeno, principal componente de los cartílagos que recubren las articulaciones. Por ello, su inclusión en la dieta disminuye el deterioro de los tejidos y la inflamación.

naranjas-limones-pomelos-ricos-en-vitamina-c-buena-para-el-reuma

4. Frutos secos y semillas

Esta variedad de alimentos se recomienda como complemento de cualquier tipo de dieta para el reuma. Sus principales beneficios se atribuyen a su aporte de ácidos grasos omega 3, que es un nutriente esencial que favorece el control del exceso de inflamación.

Los frutos secos y las semillas también son una fuente de aminoácidos y fibra dietética, sustancias que ayudan a mantener un óptimo nivel de energía y buena salud digestiva. A pesar de esto, su consumo debe ser moderado, porque contienen muchas calorías.

5. Cebollas y puerros

Las cebollas y puerros contienen un tipo de antioxidante conocido como quercetina. Así, gracias a esta sustancia antioxidante, puede ayudarnos a inhibir los compuestos que producen inflamación en el organismo. De hecho, se les atribuye un ligero efecto analgésico.

¿Cuáles son los alimentos que se deben evitar en una dieta para el reuma?

Los pacientes que quieran adoptar una buena dieta para el reuma deben ser conscientes que algunos alimentos pueden empeorar la condición. Por lo tanto, es necesario aprender a identificarlos y buscar alternativas orgánicas y saludables para remplazarlos.

Los-embutidos-son-perjudiciales-para-el-reuma

Debes leer: 10 cosas que la cerveza puede hacer para mejorar tu calidad de vida

Por ejemplo, algunos alimentos a evitar si se sufre de reuma son:

  • Mariscos y carnes rojas
  • Carnes embutidas o ahumadas
  • Aceite de palma y soja
  • Pan y bollería industrial
  • Azúcar y dulces
  • Refrescos y bebidas carbonatadas
  • Alimentos ricos en oxalatos (espinacas, remolachas, acelga, cacao en polvo, etc.)
  • Lácteos enteros
  • Comida chatarra y prefabricada
  • Alimentos enlatados

¿Padecer alguna enfermedad reumática? Mejora al 100% la alimentación y descubre que puedes mejorar tu calidad de vida.
Aunque no es sencillo modificar los hábitos alimentarios, los beneficios hacen que el esfuerzo merezca la pena.