5 alimentos curativos que puedes cultivar en casa

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
· 29 junio, 2014
Podemos plantar menta en cualquier época del año. Necesita muy pocos cuidados, repele las plagas y le aporta a tu hogar un aroma delicioso.

Hay algunos alimentos curativos que puedes cultivar en casa, aún si vives en un piso pequeño. Sí, tal cual como lo lees. Puedes tener algunos alimentos claves, de tamaño pequeño, al alcance de tu mano.

Se trata de algunas plantas y hierbas medicinales que pueden añadirse a diversas preparaciones de una forma muy sencilla. Con tan solo sembrarlas correctamente y prestar atención a las necesidades de riego, luz y demás aspectos, podrás tener buenos ejemplares.

Plantas medicinales que puedes cultivar en casa

La salvia, la menta, la manzanilla y otras plantas tienen excelentes propiedades medicinales, sin riesgo de efectos secundarios. En su mayoría, se utilizan en infusiones para realizar buenas digestiones, como tónico relajante, aunque también pueden tener otros usos, como por ejemplo, aderezar una pieza de carne.

Disponer de tu propio huerto casero en plantas medicinales, es casi como disponer de una pequeña farmacia.

1. Aloe vera o sábila

aloe vera

El aloe vera es una planta muy noble que no necesita de cuidados extraordinarios. Eso sí, necesita mucho sol, con lo cual, conviene ubicar la planta cerca de una ventana. Y en cuanto al riego, este no necesita ser demasiado frecuente.

A la hora de cultivarla en casa, siempre es mejor hacerlo en maceta de barro en vez de plástico. La llenamos de tierra normal con un 50% de turba, mientras que en el fondo y a modo de drenaje, colocaremos dos dedos de grava. Esencial que siempre tenga mucha luz del sol directa, así que en invierno, es recomendable protegerla del frío.

Las hojas carnosas de estas plantas están compuestas por agua, enzimas y aminoácidos capaces de regenerar la piel dañada. Podemos extraer su precioso gel curativo que podremos muy fácilmente cuando lo necesitemos y luego, podremos usarlo tanto de forma oral como tópica.

2. Menta

menta2

La menta es otro de los alimentos curativos que conviene tener en casa. Es muy conocida por ayudar a aliviar las molestias estomacales, pero también para realizar buenas digestiones e hidratar el organismo.

Aderezará tus postres, tus comidas… pero ¿cómo cultivarlo? muy fácil, se trata de una planta que puede plantarse en cualquier época del año, y que necesita pocos cuidados. Además, repele hormigas, pulgones y muchas otras plagas.

Busca una maceta de barro, pon a partes iguales tierra y turba, al igual que la base de grava que hará de drenaje. La menta prefiere la penumbra, así que no la expongas directamente al sol.

3. Salvia

¿Sabes qué significado tiene la palabra salvia? Estar en buena salud. Para beneficiarnos nosotros también de esta maravillosa planta medicinal por excelencia, hay que buscar tierra más bien arcillosa, y siempre con un buen drenaje en su base. Necesita mucho sol, por ende, hay que situarla cerca de una ventana.

La salvia definitivamente es otro de esos alimentos curativos que sirve de condimento y que también puede tomarse a modo de infusión. Es relajante, digestiva y muy adecuada para reducir inflamaciones e incluso aliviar dolores de cabeza.

4. Perejil

Cómo combatir la caspa

El perejil es una de esas plantas aromáticas que casi nunca pueden faltar en la cocina. Ayuda a realzar los sabores de muchos alimentos y también puede ayudar a mantener una buena salud.

Necesitarás una maceta con una base de gravilla, algo de turba y un poco de tierra. Una vez sembradas las semillas, debes regar con regularidad la tierra para conseguir que germinen. Cabe destacar que el proceso es lento, pero con algo de paciencia, se pasará pronto. Una vez que el perejil ha florecido, necesitará, al menos, 5 horas al día de buen sol.

5. Manzanilla

Plantas aromáticas.

La manzanilla es otro de los alimentos curativos que toda persona debería tener en casa. A pesar de que se suele tomar a modo de infusión, también se puede agregar como ingrediente a otras preparaciones tales como: batidos, ensaladas, licuados, etcétera.

Hay que plantarla siempre en verano, cuando más calor hace. Necesita una parte de tierra bien oscura, con otra de arena, de este modo siempre podrá drenar mejor el agua. Después deberás ponerla en una parte de la casa donde haya luz, pero donde no le de excesivamente el sol, no al menos directamente.

Recuerda que para hacer las infusiones de manzanilla necesitamos las flores, de ahí que sea necesario que esperes a que los pétalos estén completamente abiertos para cogerlas. Pero con cuidado, no vayas a arrancar el tallo, de lo contrario no podrán volver a salir.

¿Otras opciones?

Hay quienes desean cultivar más alimentos curativos en su hogar para poder obtener la mayor cantidad de beneficios posible, sin dejar la comodidad de su hogar. En esos casos, algunas de las opciones más recomendables son: orégano, albahaca, hierbabuena, romero, tomillo, entre otros.

  • Surjushe, A., Vasani, R., & Saple, D. (2008). Aloe vera: A short review. Indian Journal of Dermatology. https://doi.org/10.4103/0019-5154.44785
  • Srivastava, J. K., Shankar, E., & Gupta, S. (2010). Chamomile: A herbal medicine of the past with a bright future (review). Molecular Medicine Reports. https://doi.org/10.3892/mmr.2010.377
  • Mohd Ali, N., Yeap, S. K., Ho, W. Y., Beh, B. K., Tan, S. W., & Tan, S. G. (2012). The promising future of chia, Salvia hispanica L. Journal of Biomedicine and Biotechnology. https://doi.org/10.1155/2012/171956