5 alimentos que debes evitar en el desayuno

El problema de estos alimentos es que estamos muy acostumbrados a incluirlos en nuestro desayuno y, aunque no son beneficiosos, nos resultan ya un imprescindible a primera hora del día.

En diversas ocasiones te hemos hablado de lo importante que es el desayuno para tu cuerpo. Hoy, en cambio, te queremos hablar de los alimentos que debes evitar en esta primera comida del día.

Debido a que es la ingesta inicial y tiene como objetivo aportarte vitaminas, minerales y fitonutrientes, debes tener cuidado con lo que incluyes en el desayuno.

De no hacerlo, podrías estar consumiendo esos productos que causen los efectos contrarios a los deseados: obesidad, desnutrición y más hambre.

Es muy común que muchas personas se llenen de alimentos vacíos de nutrientes o demasiado pesados de digerir y que provocan una sensación de cansancio y mal humor.

Cuando dormimos nuestro cuerpo está técnicamente ayunando, reparando y desintoxicando, pero esto acaba en el primer momento que nos introducimos el primero bocado de alimento.

Toma nota de los siguientes alimentos y elimínalos por completo de tu menú matutino.

Estos son los desayunos que debes evitar:

1. Zumo de frutas artificial o procesado

jugos comerciales

Lo solemos ver como algo común porque desde que somos niños lo tomamos.

La confianza en estas bebidas se debe en gran medida a que en la etiqueta leemos que están “enriquecidas con vitaminas”.

De lo que no somos conscientes es que también vienen con cargados mucha azúcar, sabores artificiales y colorantes. Y ya sabemos que esta es una combinación poco saludable para tu cuerpo.

Por otro lado, los zumos pasteurizados no son bien recibidos por el cuerpo, ya que pueden aumentar los niveles de azúcar en la sangre. Siempre es mejor que prepares tu propio zumo con solo una porción de fruta.

Pero recuerda que incluso los zumos naturales tienen mucho azúcar en forma de fructosa.

Para lograr algo más sustancioso, elige el consumo de batidos.

¿Quieres conocer más? Lee: 10 formas de combatir el cansancio y tener más energía naturalmente

2. Yogur de sabores comercial

El yogur es otro alimento muy común en casi todos los desayunos ya que, por ser un derivado de la leche, pensamos que siempre es sano y nutritivo, pero la realidad es otra.

El yogur comercial de sabores es otro de los alimentos que es mejor evitar en el desayuno, pues:

  • Provoca la liberación de mucosa, haciendo que aparezca flema.
  • El yogur de sabores suele estar cargado de azúcar y componentes artificiales.

En su lugar, opta por yogur natural. Puedes prepararlo en casa o comprarlo en el supermercado siempre que te asegures de leer la etiqueta.

Entre sus ingredientes no debe haber nada de azúcar ni químicos.

Si deseas algo con sabor, mezcla una taza de yogur natural con una porción de fruta.

3. Carnes procesadas

Todas las carnes como el tocino, jamón y la salchicha son perjudiciales para tu salud, no importa si en teoría son dietéticos.

La mayoría de estos alimentos son altos en sodio y grasas saturadas.

Además, tu sistema digestivo le cuesta digerirlas por lo que te dejarán una sensanción de cansancio y pesadez, nada agradable si tienes que estar activo todo el día.

En lugar de estas carnes procesadas, te sugerimos consumir pollo, huevos o cualquier tipo de corte magro acompañado de una buena porción de vegetales.

4. Cereales de caja

Healthy breakfast

Este es un clásico que, al igual que los zumos, se ha valido de la publicidad para hacernos creer que al comer estos cereales nos sentiremos llenos de energía todo el día.

El problema es que generan pesadez y cansancio, por lo que sería conveniente que los evitaras en el desayuno.

Estos productos son ricos en azúcares, colorantes y saborizantes artificiales. Como ya vimos con los zumos, esta mezcla no es nada buena para empezar el día.

Cuando juntamos estos cereales con leche de origen animal obtenemos una combinación fatal para iniciar el día.

Es preferible que sustituyas este desayuno con cereales naturales y orgánicos. Puedes preparar avena, barras de cereales caseras o pan integral.

Si deseas añadirle leche, procura que esta sea de origen vegetal como soja, almendra o coco.

Visita este artículo: 4 recetas de las principales leches vegetales

5. Panqueques o crepes con jarabe de arce

Este es el desayuno preferido de muchos ya que son deliciosos, sobre todo con jarabe de arce o maple.

Sin embargo, a pesar de ser deliciosos y de darte una sensación de saciedad, no son muy adecuados como desayuno.

La masa con que se hacen los panqueques es alta en harina refinada y contiene mucha azúcar por lo que te hará sentir aletargado unas horas después de comerlos.

  • Si la idea de eliminarlos por completo no te gusta, sustituye la harina comercial por harina de avena.
  • En cuanto a lo dulce, opta por sustituirlas con trozos de frutas como parte de la masa.

 

No te estamos diciendo que nunca más debas comer alguno de estos alimentos, solo que trates de llevar una vida equilibrada.

Podrías consumir estos productos, como máximo, una vez a la semana.

El resto de los días, intenta llevar una dieta saludable prescindiendo de estos alimentos. Sabemos que la vida saludable puede ser más difícil, pero merece la pena intentarlo.