5 alimentos que debes evitar en el desayuno

Okairy Zuñiga·
28 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
27 Noviembre, 2018
Muchas veces, nos acostumbramos a incluir alimentos poco saludables en el desayuno. Sin embargo, esto puede hacer que el cuerpo se sienta más pesado. Conoces cuáles son los productos que debes evitar en la primera comida del día.

En diversas ocasiones, oímos hablar de la importancia que tiene el desayuno para activar el cuerpo. Aunque hay opiniones encontradas sobre este tema, lo que sí es cierto es que hay algunos alimentos que es mejor evitar en esta primera comida del día. 

Sin saberlo, podrías estar consumiendo productos con pocos nutrientes o muy pesados de digerir. Esto, no solo puede hacer que tu cuerpo se perciba lento, sino que experimentes más cansancio de lo normal. A continuación, te contamos cuáles son los alimentos que deberías eliminar de tu menú matutino.

¿Qué alimentos debes evitar en el desayuno?

Se dice que la primera comida es la más importante. Aunque esto todavía es sujeto de estudio, hay quienes aseguran que es peor consumir un desayuno poco saludable que no consumirlo en absoluto. En base a esta afirmación, detallamos 5 alimentos que debes evitar para empezar tu rutina.

1. Zumo de frutas artificial o procesado

jugos comerciales

Pese a que es un producto muy común por su facilidad de consumo, sobre todo para los niños, la verdad es que este es uno de los alimentos que debes evitar en el desayuno. La confianza en estas bebidas se debe, en gran medida, a que en la etiqueta se lee que están enriquecidas con vitaminas.

A lo que muchos le restan importancia es que también vienen cargados de mucha azúcar, sabores artificiales y colorantes. Esta es una combinación poco saludable para el cuerpo, sobre todo en las horas de la mañana.

Por otro lado, una revisión publicada en The American Journal of Clinical Nutrition señala que estas bebidas pueden aumentar el consumo excesivo de calorías. Por esto, su consumo podría estar relacionado de forma directa con la obesidad.

Por lo anterior, siempre es mejor que prepares tu propio zumo con solo una porción de fruta. Pero recuerda que incluso los zumos naturales tienen mucho azúcar en forma de fructosa. Para lograr algo más sustancioso, elige el consumo de batidos.

¿Quieres conocer más? Lee: Desayuno con carbohidratos: ¿tiene beneficios?

2. Yogur de sabores 

El yogur es otro alimento muy común en casi todos los desayunos ya que, al ser un derivado de la leche, se tiende a pensar que es sano y nutritivo, pero la realidad es otra. Esta bebida, en su versión comercial con sabores artificiales, es otro de los alimentos que es mejor evitar en el desayuno.

Lo anterior, se debe a que suele contener mucha azúcar y componentes poco naturales. En su lugar, opta por yogur natural sin azúcar. Puedes prepararlo en casa o comprarlo en el supermercado siempre que te asegures de leer la etiqueta.

Entre sus ingredientes no debe haber nada de azúcar ni químicos. Recuerda que si deseas añadir un poco más de sabor, puedes mezclar una taza de yogur natural con una porción de fruta dulce como el banano o el mango.

3. Carnes procesadas

Las carnes procesadas como el tocino, el jamón y la salchicha se obtienen mediante un proceso de curado, salado, ahumado y secado. Por lo que la mayoría son altos en sodio y grasas saturadas. En cuanto a las consecuencias de su ingesta, se dice que podría incrementar el riesgo de padecer enfermedades crónicas.

En relación a esto, un artículo de Nutrition Research señala que habría un vínculo entre el consumo de embutidos y la hipertensión arterial. En su lugar, puedes consumir pollo, huevos o cualquier tipo de corte magro acompañado de una buena porción de vegetales.

4. Cereales de caja

Healthy breakfast

Este es un clásico que, al igual que los zumos, se ha valido de la publicidad para hacer creer que comer estos cereales aportan energía para todo el día. El problema es que también contienen un alto nivel de azúcar, por lo que sería conveniente que los evitaras en el desayuno.

Según un artículo de Environmental Working Group en el que se examinaron algunos de los cereales más populares consumidos por los niños, una porción de 1 taza, por lo general, contiene más azúcar que 3 galletas con chips de chocolate.

Además, estos productos son ricos en colorantes y saborizantes artificiales. Una mezcla poco saludable para empezar el día. Es preferible que los sustituyas por cereales naturales. También, puedes preparar avena o  barras de cereal caseras. Si deseas añadir leche, procura que esta sea de origen vegetal como la de soja, almendras o coco.

Visita este artículo: 4 recetas de las principales leches vegetales

5. Panqueques o crepes con jarabe de arce

Este es el desayuno preferido de muchas personas, por su textura esponjosa y su sabor dulce, sobre todo si se le agrega jarabe de arce o maple. Sin embargo, a pesar de ser deliciosos y de generar una sensación de saciedad, no son muy adecuados como desayuno.

La masa con que se hacen los panqueques es alta en harina refinada y contiene mucha azúcar, la que, como ya mencionamos, resulta perjudicial para la salud. Si la idea de eliminarlos por completo no te gusta, sustituye la harina comercial por harina de avena y prepáralos de ceros.

En cuanto a lo dulce, opta por sustituirlo por trozos de frutas. No se trata de evitar los panckaes siempre, solo haz el intento de consumirlos en su versión más saludable, no más de dos veces a la semana. Esto depende de tu plan de alimentación y lo que quieras lograr.

Ahora que conoces esta información, trata de evitar el consumo de estos alimentos al máximo y comprueba los efectos de incluir un desayuno más balanceado en tu día a día. Sabemos que la vida saludable puede ser más difícil, pero merece la pena intentarlo.

  • Bray GA, Nielsen SJ, Popkin BM. Consumption of high-fructose corn syrup in beverages may play a role in the epidemic of obesity [published correction appears in Am J Clin Nutr. 2004 Oct;80(4):1090]. Am J Clin Nutr. 2004;79(4):537-543. doi:10.1093/ajcn/79.4.537
  • Stanhope, K. L., & Havel, P. J. (2009). Fructose consumption: considerations for future research on its effects on adipose distribution, lipid metabolism, and insulin sensitivity in humans. The Journal of nutrition139(6), 1236S–1241S. https://doi.org/10.3945/jn.109.106641
  • Paik, D. C., Wendel, T. D., & Freeman, H. P. (2005). Cured meat consumption and hypertension: An analysis from NHANES III (1988-94). Nutrition Research. https://doi.org/10.1016/j.nutres.2005.10.002
  • Environmental Working Group. Sugar in children’s cereals: Popular brands pack more sugar than snack cakes and cookies. (2011). recuperado el 28 de agosto de 2020. http://static.ewg.org/reports/2011/cereals/pdf/2011-EWG-Cereals-Report.pdf