5 alimentos que nunca deberías comer después de hacer ejercicio y 3 que sí

Lorena González 23 marzo, 2018
Si no quieres echar a perder los resultados de tu rutina de ejercicios es importante que tengas especial cuidado a la hora de elegir los alimentos que consumes al terminar

Muchas veces acabamos alimentándonos mal por una cuestión de desconocimiento.

Si vas a hacer ejercicio y pretendes cuidarte, presta atención.

Debes saber que hay una serie de alimentos que no son nada recomendables tomar después de hacer ejercicio. Sin embargo, hay algunas otros que sí lo son.

A continuación de hablamos de cuáles deberías evitar y cuáles incluir en tu rutina.

¿Qué alimentos debes evitar después del ejercicio?

1. Carne roja

carne roja para el cabello

El ejercicio mejora el rendimiento intelectual pero no es así si acto seguido tomamos carne roja.

  • Según un estudio realizado por la Universidad de Georgia, basta realizar unos 20 minutos de ejercicio para lograr incorporar y retener información.
  • No obstante, esto no será posible si acto seguido tomamos carne roja. Su consumo tendría efectos no tan beneficiosos para el cerebro, ya que después de ingerirlas, limitan el aprendizaje y la memoria.

También está relacionado con la cantidad de grasas saturadas que están presentes en las carnes rojas y que tienden a ralentizar el metabolismo. Algo poco deseable si lo que se busca es preservar la salud del aparato digestivo.

Te recomendamos leer: 6 ejercicios para acelerar el metabolismo

2. Los smoothies

Los smoothies se han vendido bajo una aparente salubridad que no es tal. Y es que debes tener en cuenta que, al final, son batidos repletos de azúcar, al menos los que ya están preparados.

Así pues, aunque parezca que los smoothies son la bebida perfecta para acompañar una tarde después de realizar ejercicio duro, considera que no todos son aconsejables.

  • Sin ir más lejos los que tienen una cantidad alta de azúcar harán que dupliques la cantidad de calorías que has quemado durante tu rutina de ejercicios. ¡Así que mucho cuidado con ellos!
  • Y, si quieres tomarlos, opta por alternativas naturales hechas por ti. Los mejores son los preparados a base de vegetales y fibra y que no tienen azúcares añadidos.

3. Los alimentos fritos

Fritos

Los alimentos fritos y la comida rápida tienen numerosas grasas saturadas. Este tipo de comida no es recomendable en ningún momento y tampoco lo es al acabar de hacer ejercicio.

Piensa que tu recompensa al esfuerzo no debe ser acabar ingiriendo más calorías de las que gastaste.

  • Ten en cuenta que el cuerpo necesita 9 gramos de energía para digerir un gramo de grasa.
  • Además, este tipo de comida se encarga de disminuir la velocidad del metabolismo que ya estaba acelerado gracias a la actividad física.

4. Frutos secos

Aunque los frutos secos son saludables si se toman en pequeñas cantidades, es mejor no hacerlo después de una rutina de ejercicio.

Si bien hay que consumir alimentos ricos en proteína, y los frutos secos lo son, hay que ver que no tengan también gran cantidad de grasa.

Además, los frutos secos ralentizan el metabolismo y por eso no se recomienda ingerirlos en este preciso momento.

5. El café

café

El café es una bebida deshidratante, así que no es la más recomendable tras someternos a una rutina de ejercicio.

En su lugar, opta simplemente por tener siempre una botella de agua. Así conseguirás saciar tu sed a la vez que te hidratas.

Alimentos que sí se deben tomar

Proteínas

Como apuntábamos arriba, tras una rutina de ejercicio es conveniente ingerir proteínas.

  • Las proteínas más indicadas para este momento del día son las que provienen de la carne blanca, como el pollo y el pavo, y también el pescado.
  • También son recomendables las verduras de color verde, porque son una excelente fuente de proteínas.
  • Otra opción sería decantarse por legumbres, soja y semillas.

Visita este artículo: 3 indicadores que señalan falta de proteínas en la alimentación

Plátanos

Beneficios de los plátanos

Aunque no se recomienda ingerir alimentos con un alto contenido en azúcar, como son los plátanos y las bananas, tras hacer ejercicio, si quieres comer algo dulce opta por un plátano.

Al menos, gracias al potasio y los carbohidratos presentes en esta fruta tendrás un buen aliado para darte un pequeño capricho sin que esto sea contraproducente.

Patatas y alimentos ricos en almidón

La mejor guarnición para tu comida tras una sesión de deporte estará conformada a base de alimentos ricos en almidón. Prueba, por ejemplo, a tomar patatas hervidas o al horno con un poco de arroz.

De este modo lograrás que tu aparato digestivo absorba con facilidad este tipo de carbohidratos, lo que contribuye a una mejor digestión de las proteínas.

Ahora que ya lo sabes, tenlo en cuenta después de tus rutina de ejercicios.

Te puede gustar