5 alimentos que debes evitar si sufres de vejiga hiperactiva

Daniela Castro · 25 enero, 2018
Aunque los alimentos picantes tienen múltiples beneficios, en caso de vejiga hiperactiva es mejor evitar su consumo, ya que pueden irritar los tejidos y favorecer la micción

Una vejiga hiperactiva es aquella que produce una necesidad urgente y repentina de orinar.

Es un síndrome ocasionado por la contracción involuntaria de los músculos que rodean este órgano, lo cual puede producir escapes incontrolables de orina (incontinencia imperiosa).

Para quienes lo padecen resulta muy embarazoso, no solo porque es difícil de controlar, sino porque la pérdida de orina es vergonzosa y puede limitar la vida social y laboral.

Lo más preocupante es que muchos ignoran el problema y, al no brindarle un tratamiento oportuno, desarrollan incontinencia severa y otras afecciones urinarias.

Por este motivo, es importante conocer qué medidas adoptar para controlarla y qué alimentos pueden tener efectos perjudiciales cuando se añaden en la dieta.

A continuación queremos repasar algunas de sus causas principales y 5 alimentos que es mejor evitar para no tener otras complicaciones.

¿Cuáles son las causas de la vejiga hiperactiva?

La vejiga hiperactiva se desarrolla cuando los músculos que rodean este órgano comienzan a contraerse de manera involuntaria, aunque la orina almacenada sea mínima.

Esta contracción desencadena una necesidad urgente de orinar que, muchas veces, acaba en escapes indeseados si la persona no acude de inmediato al baño.

Factores de riesgo

La pérdida del control de la vejiga puede tener causas desconocidas. Sin embargo, hay varios detonantes que se han asociado a su desarrollo:

  • Consumo excesivo de líquidos
  • Trastornos neurológicos
  • Medicamentos diuréticos
  • Infecciones agudas de las vías urinarias
  • Diabetes mellitus
  • Agrandamiento de la próstata
  • Estreñimiento
  • Deterioro de la función cognitiva debido al envejecimiento
  • Consumo excesivo de cafeína o alcohol
  • Anomalías en la vejiga, como tumores o cálculos
  • Vaciamiento incompleto de la vejiga
  • Hernias discales
  • Estrés

Te recomendamos leer: Mitos sobre el estrés que deberíamos desterrar

Síntomas de la vejiga hiperactiva

vejiga-hiperactiva

El síndrome de la vejiga hiperactiva produce una serie de cambios en los hábitos de micción. Sus síntomas principales incluyen:

  • Necesidad urgente y repentina de orinar
  • Pérdida involuntaria de orina
  • Orinar con más frecuencia, ocho o más veces a lo largo del día
  • Necesidad de orinar en la noche (nicturia)

¿Cuáles son los alimentos que se deben evitar en caso de vejiga hiperactiva?

El consumo excesivo de algunos alimentos puede ser perjudicial para los pacientes con vejiga hiperactiva, dado que sus componentes aumentan la irritación e inflamación de este órgano.

Es muy importante limitar su ingesta, por lo menos durante el tratamiento, ya que pueden interferir en el proceso de recuperación.

1. Tomate

tomate

No podemos negar que el tomate es uno de los alimentos más nutritivos. Sin embargo, en el caso de los pacientes con este trastorno de la vejiga, no es el más aconsejable.

  • Este fruto contiene ácidos que irritan los conductos urinarios y los tejidos de la vejiga. Su efecto diurético aumenta la producción de orina y puede causar mayores escapes.
  • Por otro lado, puede ser mucho peor cuando se cocina, dado que su acidez se intensifica y, algunas veces, se le añade azúcar.

2. Café

El café, y en general los alimentos que contienen cafeína, puede tener efectos perjudiciales sobre los pacientes con dificultades para controlar la orina.

  • Este estimulante puede causar hiperactividad cerebral y nerviosismo, incluso cuando se consume en pequeñas dosis.
  • Estas consecuencias interfieren en las funciones de la vejiga, aumentando la necesidad de vaciado, incluso cuando hay poco líquido para expulsar.

3. Comidas picantes

picante

Muchos condimentos picantes contienen nutrientes que benefician la salud. Pese a esto, están desaconsejados en casos de problemas en la vejiga y las vías urinarias, debido a la irritabilidad que pueden ocasionar en los tejidos.

  • Los platos picantes desencadenan una respuesta inflamatoria que puede dificultar el trabajo de la vejiga.
  • Lo ideal es excluir de la dieta la pimienta de cayena, los chiles, la cúrcuma y todo condimento que tenga esta característica.

Lee también: 7 beneficios de añadir especias picantes en tus comidas

4. Zumos cítricos

Son deliciosos y representan una importante fuente de vitamina C. No obstante, debido a su alta concentración de ácidos, no deben ser ingeridos por pacientes con vejiga hiperactiva.

  • Su composición puede aumentar la irritación de la vejiga, incrementando las contracciones que producen el deseo de orinar.
  • Además, tienen un ligero efecto diurético que puede impulsar la expulsión de líquidos, incrementando los escapes.

5. Comida azucarada

dulces

Todo tipo de comida azucarada, incluyendo los postres que contienen endulzantes artificiales, tienen efectos perjudiciales en el organismo cuando se consumen en exceso.

  • El azúcar refinado irrita las mucosas del cuerpo y aumenta los desequilibrios en el nivel de inflamación.
  • Esto influye en los descontroles en los hábitos de micción y la aparición de dolor y ardor en la vejiga.
  • Procura evitar los productos de bollería, los dulces y cualquier alimento azucarado.

Si estás teniendo síntomas de vejiga hiperactiva, consulta al médico. Si bien hay algunos factores que no se pueden controlar, existen terapias y medicamentos que pueden ayudar a reducirlo para que no afecte la calidad de vida.