5 alimentos recomendados para prevenir la osteoartritis

¿Sabías que una dieta rica en fibra puede ayudarnos a aliviar la inflamación y los dolores asociados a la osteoartritis? Aunque se trata de una enfermedad crónica, puede paliar sus síntomas

Las articulaciones se encuentran en las terminaciones óseas del cuerpo, se encargan de proteger los cóndilos y desempeñan un papel fundamental en el movimiento de las extremidades inferiores y superiores. Su sobreuso puede ocasionar diversos padecimientos, entre los cuales destaca la osteoartritis.

Entre cada articulación se aloja un segmento de cartílago, el cual evita el roce de los huesos. Sin embargo, el pasar del tiempo provoca desgaste paulatino, que ocasiona dolor e inflamación. De esta manera el movimiento se ve reducido considerablemente y con él, la libertad de realizar diferentes actividades (deportivas o comunes).

Hablar acerca de la osteoartritis puede resultar complejo, y mucho más padecerla. El solo hecho de imaginar el inmenso dolor, y la incapacidad ligada a él, asusta a cualquier persona.

Por suerte, esta puede prevenirse.

Más sobre la osteoartritis

Más sobre la osteoartritis

En sí, el dolor presente durante este padecimiento se debe al proceso inflamatorio y no a la degeneración de tejido. No obstante, la hinchazón es la principal reacción al desgaste celular.

A pesar de su relación, algunos periodos de osteoartritis no son dolorosos (salvo algunas excepciones, donde la incomodidad aparece de la nada).

Un factor determinante frente al dolor gira en torno a la detección. El organismo de cada persona es diferente, así como la tolerancia a ciertas dolencias. En pocas palabras, la resistencia a este depende de la sensibilidad del paciente.

Aunque hace mella en horas de la noche, no es un impedimento para sostener un sueño cómodo. Lo curioso de la osteoartritis es que el dolor hace presencia por tiempos indeterminados, siendo inconstante.

Ver también: Cómo controlar la osteoporosis durante la menopausia

La alimentación y la osteoartritis

La alimentación se caracteriza por ser uno de los hábitos más importantes en el ser humano, ya que influye de forma directa en la salud del organismo.

Desde el cerebro hasta el corazón, incluso la apariencia del cabello y las uñas depende de la dieta.

La osteoartritis también puede mejorar o empeorar con respecto a nuestras elecciones alimentarias. Así, la relación entre ambas ha sido objeto de diferentes estudios. No obstante, no podemos olvidar que se trata de una enfermedad crónica.

Dentro de la alimentación, la comunidad científica confirma que la fibra es uno de los principales componentes para prevenir y tratar la enfermedad.

Así pues, la idea es incluir en la dieta cierto tipo de alimentos.

1. Cereal integral

Dentro de la alimentación ronda un mito asociado a los cereales integrales, el cual es toda una realidad. Este los señala como una fuente perfecta de fibra.

Los copos de avena, el germen y el salvado de trigo y los copos de maíz son los principales cereales integrales. Estos deben incluirse en la dieta regular con la finalidad de prevenir o tratar los síntomas de la osteoartritis.

Aunque pueden comerse a cualquier hora del día, el desayuno es un buen momento para comer estos productos alimenticios.

2. Lentejas

las-lentejas-contienen-hierro

Son quizá uno de los alimentos más poderosos y nutritivos. Las lentejas no solo se caracterizan por su exquisito sabor, sino por sus inmensas cantidades de fibra: una taza (200 g) nos aporta cerca de 15 gramos.

Sumado a este componente se encuentran minerales como el calcio, magnesio, potasio y el hierro, excelentes nutrientes para fortalecer las articulaciones y el cartílago.

Para incluir las lentejas en nuestra dieta podemos consumirlas cocidas, al menos, 2 veces en semana, para satisfacer la salud y el paladar.

Recordar que, además de las lentejas, todas las legumbres y verduras, principalmente coliflor, tomate, brócolis, espinaca, repollo, zanahoria ayudarán a mejorar la condición.

3. Frambuesas y frutas rojas

Las frutas también cuentan con un representante importante con respecto al aporte de fibra: se trata de las frambuesas. Una taza (150 g) nos aporta 8 gramos, aproximadamente.

Aparte, también brindan una importante cantidad de calcio y potasio, nutrientes apropiados para prevenir la osteoartritis.

Los investigadores sospechan que unas sustancias llamadas antocianinas  poseen efectos antiinflamatorios. Las antocianinas se encuentran en futas rojas y moradas, como  fresas, , zarzamoras y arándanos.

4. Las cerezas

Las cerezas contienen compuestos activos que pueden ayudar a aliviar el dolor artrítico. Las guindas, botánicamente llamas Prunus cerasus o cereza ácida y las cerezas dulces o Prunus avium.

Investigaciones recientes sugieren que la cereza dulce tiene propiedades antiinflamatorias que podrían ser útiles para tratar desórdenes inflamatorios como la Artritis; se calcula que podrían ser hasta 10 veces más fuertes que la aspirina, en la lucha contra la inflamación y sin tener riesgo de efectos secundarios.

Te recomendamos leer: 5 desayunos deliciosos que puedes hacer rápidamente

5. Guisantes

Reconocidos por sus propiedades antioxidantes, los guisantes o arvejas no pueden quedar fuera de la lista de alimentos aptos para prevenir la osteoporosis. Su aporte de cerca de 16 gramos de fibra por taza (110 g) lo ratifica.

Dentro de sus componentes también sobresale el hierro, el cual se complementa muy bien con la fibra.

Para terminar, recordamos que la osteoartritis es una enfermedad degenerativa y, a día de hoy no se conoce ningún tipo de método para curarla. No obstante, puede prevenirse y tratarse de diferentes maneras, y la alimentación es una de las más efectivas.