Alimentos que interaccionan con la digestión de la glucosa

En general, los alimentos de absorción lenta y con un índice glucémico bajo son ideales para mejorar o corregir los niveles de glucosa en la sangre.

La digestión de la glucosa es un proceso complejo y también fundamental para el organismo. No se puede sobrevivir sin glucosa, ya que es la principal fuente de energía para cada célula del cuerpo.

La glucosa se obtiene de los alimentos dulces y de los carbohidratos, principalmente. También el cuerpo la produce a partir de otras fuentes, como las proteínas y las grasas. Cuando se completa el proceso de absorción, el cuerpo emplea la glucosa que necesita para funcionar y almacena el resto.

Cuando los niveles de glucosa son muy altos, o muy bajos se generan desequilibrios que son potencialmente peligrosos. Sin embargo, hay alimentos que ayudan a regular la digestión de la glucosa, de manera natural. Estos son algunos de ellos.

1.     Avena y digestión de la glucosa

La avena es uno de los cereales más nutritivos que contiene melatonina.

El Índice Glucémico (IG) es un sistema mediante el cual se clasifican los hidratos de carbono. Este define la rapidez con la que dichos alimentos alcanzan un nivel alto de glucosa. Los alimentos con un IG inferior a 54 se consideran bajos; entre 55 y 70, intermedios; y mayores a 71, altos.

La avena tiene un IG de 51, así que se puede consumir en grandes cantidades sin que se eleve la glucosa. Este alimento se absorbe lentamente y esto evita que el organismo secrete grandes cantidades de insulina, en cortos periodos de tiempo. En otras palabras, tiene una interacción muy positiva en la digestión de la glucosa.

Así mismo, la avena tiene un alto nivel de fibra soluble. Esto quiere decir que no solo se digiere lentamente, regulando los niveles de glucosa, sino que también previene los problemas de colon.

2. Canela

caña de canela

Son muchos los estudios que hablan acerca de la interacción positiva entre la canela y la digestión de la glucosa. Una investigación publicada por Diabetes Care señaló que consumir un solo gramo de canela al día, reduce significativamente los niveles de glucosa en la sangre, el colesterol LDL y los triglicéridos.

Otro estudio de la Universidad de Georgia concluyó que la canela previene el daño en los tejidos y la inflamación causada por los altos niveles de glucosa. Esto, a su vez, previene los daños al corazón y contribuye a que no haya endurecimiento en las arterias.

Otra investigación adelantada en el departamento de Bioquímica, Biofísica y Biología Molecular de la Universidad del Estado de Iowa (USA), evidenció que la canela imita los efectos de la insulina. Por eso, su principal efecto es el de facilitar el transporte de la glucosa a las células.

3. Estevia natural

La estevia es una hierba silvestre, originaria de Paraguay y que también crece en Venezuela, Brasil y otros países de Latinoamérica. Pertenece a la familia del crisantemo y se emplea desde tiempos inmemoriales como endulzante (edulcorante) y con fines medicinales.

La estevia natural tiene compuestos activos que son hasta 150 veces más dulces que el azúcar. Tales compuestos tienen un pH estable y también son termoestables y no fermentables. Esta hierba no solo ayuda a mantener estables los niveles de glucosa, sino que contribuye a reducirlos en quienes los tienen altos.

La estevia tiene un índice glucémico de cero. Como se trata de un dulce sin glucosa, contribuye a reducir los niveles de insulina y a evitar enfermedades como la candidiasis. La cándida es un hongo que se alimenta de glucosa; al no obtenerla, muere.

4. La palta o aguacate

Palta o aguacate

La palta o aguacate es otro de esos alimentos que contribuyen en el control de la glucemia. Además de que es una fruta deliciosa, también se trata de un alimento rico en grasas monoinsaturadas, con gran contenido energético y una mínima proporción de azúcares.

Es importante recalcar que las grasas monoinsaturadas mejoran el perfil del colesterol y previenen o ayudan a revertir la resistencia a la insulina. Este es un factor muy importante, especialmente para quienes sufren de diabetes tipo 2.

Ver también: Los guisantes, gran aporte de proteína vegetal y fibra

5. El amaranto

El amaranto es un vegetal no tan conocido, que en 1997 fue declarado por Science Magazine como “el cereal del futuro”. En realidad se trata de un “pseudo-cereal”, que tiene un alto contenido nutricional y proteico y además no contiene gluten.

Recientes estudios señalan que la harina de amaranto combinada con harina de trigo ayuda a reducir los niveles de glucosa en la sangre. Así mismo, se descubrió que las semillas de esta planta, así como el aceite de amaranto corrigen los niveles de glucosa y mejoran el metabolismo lipídico.

Martínez-Valverde, I., Periago, M. J., & Ros, G. (2000). Significado nutricional de los compuestos fenólicos de la dieta. Archivos latinoamericanos de nutrición, 50(1), 5-18.