¿Cómo hacer 5 baños desintoxicantes y rejuvenecedores?

Daniela Castro 3 junio, 2015
Al finalizar el baño tendremos los poros abiertos, por lo que no debemos aplicar perfumes, cremas ni desodorantes

Día a día nuestro cuerpo está expuesto a una gran cantidad de factores que pueden causar una acumulación de toxinas tanto a nivel interno como externo, especialmente en la piel. La contaminación ambiental, los químicos de los productos de limpieza, la exposición al sol y la mala alimentación dan lugar a la acumulación de radicales libres y sustancias tóxicas que pueden causar desde serios problemas de salud hasta envejecimiento prematuro.

Aunque la buena alimentación y los hábitos saludables son la clave principal para eliminar las toxinas, también podemos tener en cuenta un baño desintoxicante para liberar el organismo, promover la buena circulación, renovar las energías y, en general, sentir sensación de bienestar.

¿Por qué hacerse un baño de desintoxicación?

Los baños desintoxicantes y rejuvenecedores se están popularizando últimamente en todos los centros de estética y belleza, ya que se ha comprobado que estos ayudan a limpiar la piel, eliminando las células muertas y las toxinas que pueden causar alteraciones en la misma. Además, facilitan la relajación del cuerpo y nos permiten sentirnos completamente renovados.

Baño revitalizante de jengibre

Baño-de-genjibre

El jengibre aporta propiedades antivirales, antioxidantes, anticancerígenas y antibacterianas, por lo cual es un aliado ideal para combatir la gripe, los resfriados y algunos tipos de alergias respiratorias.

¿Cómo prepararlo?

Se pone a hervir media taza de jengibre rallado en una olla de agua caliente y luego se prepara el baño. Después, debemos sumergirnos en él durante 20 minutos, dando lugar a que la piel sienta el calor. Finalmente, nos secaremos muy bien con una toalla suave.

Lo ideal es hacerse este baño antes de ir a la cama.

Baño desintoxicante de vinagre de manzana

El olor de este baño puede resultar un poco fuerte y desagradable, pero con la ayuda de los aceites esenciales se le puede dar un mejor aroma. Es ideal para restaurar el pH de la piel, desintoxicarla y suavizarla.

¿Cómo prepararlo?

Agrega una taza de vinagre de sidra de manzana en la tina con agua caliente, sumérgete en ella durante 20 minutos y enjuaga como de costumbre.

Baño depurador de arcilla y sales de Epsom

Baño-desintoxicante-de-arcilla

La combinación de sales de Epsom y arcilla hacen de este baño un poderoso tratamiento para el cuerpo y la piel. Las sales de Epsom ayudan a mejorar la circulación sanguínea del cuerpo, mientras que la arcilla calma la piel y ayuda a renovarla.

¿Cómo prepararlo?

Se pone a derretir ½ taza de sales de Epsom en una taza de agua tibia. Mientras, llenaremos la tina de agua caliente. Se mezcla la arcilla en una taza separada y luego se disuelve todo en el baño.

Se recomienda reposar la mezcla durante unos minutos.

Baño rejuvenecedor de bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene propiedades medicinales que también pueden ser aprovechadas mediante su uso tópico. Sus principales beneficios incluyen propiedades antibióticas, antifúngicas y antivirales que ayudan a mejorar la salud de la piel y prevenir infecciones. Este baño es una forma saludable de cuidar la piel, exfoliarla naturalmente y rejuvenecerla.

¿Cómo prepararlo?

Llenaremos la bañera de agua caliente y añadiremos media taza de bicarbonato. Luego nos relajaremos en ella durante 20 o 30 minutos.

Baño de sal marina

Baño-desintoxicante-de-sal-marina

La sal marina es un ingrediente muy bueno para la salud de la piel. Contiene bromuro, calcio y potasio, componentes que ayudan a conservar la humedad en la misma. Además, actúa como un exfoliante suave, capaz de remover las células muertas y rejuvenecer esta parte del cuerpo.

¿Cómo prepararlo?

Con la bañera llena de agua caliente, se diluye media taza de sal marina. Posteriormente se sumerge el cuerpo durante 20 minutos y se realizan suaves masajes en la piel para exfoliarla.

Consejos finales

  • Antes de tomar el baño desintoxicante es bueno beber una buena cantidad de agua o un zumo verde.
  • Es importante esperar el tiempo que sea necesario para que el agua del baño se filtre a través de los poros de la piel.
  • Después del baño se debe evitar el uso de productos tóxicos o químicos, como perfumes y productos de aseo. Los poros todavía están abiertos y esto da pie para que los componentes se filtren fácilmente a través de la piel.
  • En caso de sufrir problemas cardíacos o pulmonares, se debe evitar permanecer por mucho tiempo sumergido en este tipo de baño.
  • Realiza este baño una vez por semana y disfrútalo con música para una experiencia más relajante.
Te puede gustar