5 bebidas para dormir mejor y perder peso: ¡Te encantarán!

Si bien podemos consumirlas a otras horas del día, si tomamos estas bebidas por la noche nos ayudarán a dormir mejor, ya que favorecen la relajación

Dormir mejor y perder peso no son dos conceptos reñidos ni imposibles de alcanzar con un mismo remedio, con una misma propuesta natural.

La clave de este secreto está en encontrar alternativas alimenticias capaces de ofrecer un efecto sedante a nuestro organismo, a la vez que cuidan de nuestro hígado.

No podemos olvidar que este órgano cumple unas tareas imprescindibles de desintoxicación a lo largo de la noche.

Son funciones básicas y esenciales que nos ayuda, por ejemplo, a establecer un equilibrio con la glucosa.

También se encarga de llevar a cabo determinadas acciones con las que eliminar sustancias nocivas, evitar la retención de líquidos y sintetizar enzimas y vitaminas.

Un hígado que funciona bien por la noche favorece no solo un buen descanso, sino que facilita el que podamos perder peso con más facilidad.

Dormir bien por sí mismo no nos hace bajar de peso: lo que consigue es mantener un organismo más equilibrado y sano para que deshacernos de esos kilos de sobra sea un poco más fácil.

En nuestro espacio queremos proponerte que, a partir de hoy mismo, introduzcas nuevos hábitos antes de ir a dormir.

Si tomas una hora antes alguna de estas bebidas naturales, conseguirás un descanso reparador y optimizarás tu función hepática.

Estamos seguros de que te van a encantar.

¿Te animas a probarlas?

1. Jugo de uva para dormir mejor y perder peso

Uvas

El jugo de uva natural es un recurso estupendo para nuestra salud.

Ahora bien, si nos acostumbramos a tomar cada noche un vaso de jugo de uva negra vamos a conseguir varias cosas:

  • La primera es desintoxicar nuestro organismo y conseguir una gran cantidad de antioxidantes muy adecuados para nuestro hígado.
  • Lo más interesante del zumo de uva es que es de fácil y rápida digestión.

No notarás sus efectos a medida que tu cuerpo lo digiera, pero lo que sí percibirás será un agradable bienestar con el que favorecer un descanso más relajado.

No podemos olvidar tampoco que sus virtudes continuarán a la mañana siguiente: combatiremos el estreñimiento y nos beneficiaremos de su efecto diurético.

Como dato curioso, señalarte que el jugo de cerezas es igual de beneficioso que el de uva.

Las cerezas nos ayudan a sintetizar melatonina, la hormona responsable de regular nuestros ciclos de sueño-vigilia.

Descubre cuáles son los peores hábitos que te impiden descansar mejor

2. La infusión de manzanilla

Manzanilla estomago

Seguro que en más de una ocasión te has tomado una infusión de manzanilla o camomila para relajar los nervios.

Esta planta con tantos siglos de tradición dentro de la medicina natural dispone de un compuesto llamado apigenina.

  • La apigenina es un elemento que, al unirse a los receptores de GABA en el cerebro, crean una respuesta similar a un fármaco relajante.
  • Además de actuar como un tranquilizante suave, la infusión de manzanilla es un mediador del bienestar del sistema digestivo: mejora la absorción de los alimentos, es diurética y cuida de nuestro hígado.
  • Por último, recuerda: no tomes estas bebidas nocturnas a altas temperaturas.

Es común pensar que una bebida muy caliente favorece siempre un mejor descanso.

No obstante, hemos de ir con cuidado, lo mejor es que estas infusiones no estén muy calientes: no es bueno para nuestros intestinos ni para el hígado. Mejor tibias.

Descubre 10 síntomas del colesterol que no puedes pasar por alto

3. Kéfir con miel

El consumo de kefir aporta grandes beneficios

Como ya sabes, uno de los remedios más efectivos para conciliar el sueño es un vaso de leche tibia con miel.

Bien, en vista de que son muchas las personas que no digieren bien la lactosa, la mejor alternativa es el kéfir.

  • El consumo de alimentos fermentados ricos en bacterias saludables es muy beneficioso para el hígado: nos ayudan a fabricar más bilis a partir del colesterol.
  • A su vez, es interesante recordar que el kéfir mejora la digestión, previene el estreñimiento y limpia nuestros intestinos.
  • Otro dato interesante es su efecto “antiestrés”. El kéfir contiene triptófano, un aminoácido fabuloso que, junto al magnesio, contribuye a favorecer un buen descanso.
  • Si además añadimos una cucharadita de miel a ese vaso de kéfir líquido, nos beneficiaremos del “L-triptófano” otro aminoácido esencial para conseguir un buen descanso.

4. Leche de almendras

Beber leche de almendras con un poco de miel también nos ayudará a dormir mejor.

Ese “punto” perfecto y pequeño de glucosa que nos aporta esta sencilla combinación, ayuda al cerebro a regular la orexina, un neurotransmisor que se encarga de mantener un estado de alerta en nuestro cuerpo.

A su vez, la leche de almendras nos ayuda también a regular los niveles de colesterol alto o triglicéridos, algo imprescindible para perder peso de forma más sencilla.

5. Agua tibia con limón

Agua-limon-miel para dormir mejor

En nuestro espacio siempre te recomendamos beber agua tibia con limón nada más levantarte y en ayunas. Bien, si lo prefieres, a partir de hoy mismo, puedes cambiar este hábito y tomar una taza una hora antes de acostarte.

  • Te ayudará a limpiar el hígado de toxinas e impurezas.
  • Conseguirás un organismo más alcalino, algo estupendo para que en esas horas de la noche tanto el sistema linfático como el circulatorio cumplan sus labores de depuración.
  • El limón mejora la digestión, de ese modo, nos notaremos más relajados y sin molestias abdominales que a veces enturbian nuestro descanso.

Descubre cuáles son los peores 7 alimentos para nuestra digestión

Además, si has cenado algo rico en grasas saturadas, te ayudará a reducir esa carga y a metabolizarla mucho mejor.

No dudes en probar alguna de estas propuestas y seguirlas cada día para notar poco a poco sus beneficios.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar