5 bebidas que debes evitar si no quieres acumular grasa en las caderas

Katherine Flórez·
17 Abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante al
05 Febrero, 2019
Si quieres evitar la acumulación de grasa en zonas localizadas, debes optar por alternativas naturales sin azúcar y reducir el consumo de algunas bebidas.

Hay algunas bebidas que debes evitar si no quieres acumular grasa o aumentar de peso.

Según un estudio publicado por la Revista Colombiana de Cardiología, las calorías que se absorben a través de estos líquidos se acumulan en adipocitos (células que, al aumentar de tamaño, pueden ocasionar problemas de salud).

Por ello, conviene conocer cuáles son las bebidas que pueden generar este proceso para evitar engordar con facilidad en esta parte del cuerpo.

5 bebidas que debes evitar si no quieres acumular grasa en las caderas

No es un secreto que una alimentación adecuada, acompañada de una correcta rutina de ejercicios, es fundamental para conseguir un peso saludable. No obstante, hay cosas que te pueden hacer engordar con facilidad y quizás no las tienes en cuenta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el consumo regular de bebidas con azúcar está asociado con problemas de obesidad y una mayor dificultad para perder peso. Por esta razón, te presentamos algunas de ellas para que las comiences a evitar.

1. Refrescos que debes evitar

Refrescos azucarados

La mayoría de los refrescos, incluso los que están marcados con la etiqueta light, contienen calorías y fructosa (un tipo de azúcar libre). Por esta razón, pueden acarrear problemas cardiovasculares o de obesidad cuando se toman de manera habitual.

Asimismo, los expertos estiman que beber una lata equivale a ingerir entre 3 y 4 sobres de azúcar refinada, es decir, entre 100 y 150 calorías. 

Por otro lado, los que se consideran peores son aquellos que llevan cola. Estas bebidas, según un estudio realizado en 2007 por un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina de Gulhane, contienen cantidades significativas de ácido fosfórico; una sustancia que, a largo plazo, puede desmineralizar los huesos.

2. Bebidas energéticas

Los estimulantes y azúcares que contienen las bebidas energéticas son un riesgo para la salud y, con el tiempo, su consumo puede tener graves consecuencias para el sistema nervioso y cardiovascular.

Además, estas influyen en el aumento de peso ya que no contienen nutrientes de calidad y, si bien sirven para recargar el cuerpo cuando este se siente agotado, lo cierto es que una lata llega a aportar hasta 226 calorías.

3. Zumos de frutas azucarados

La mayoría de los zumos de frutas tienen una apariencia saludable. No obstante, un artículo publicado por la Asociación Española de Pediatría señala que estos suelen llevar unas cantidades desproporcionadas de azúcar.

En este sentido, te recomendamos elaborarlos tú mismo con ingredientes 100% orgánicos, sin azúcar y sin colar.

Si quieres algunas ideas, te invitamos a leer: 5 jugos para reducir centímetros de tu cintura

4. Bebidas alcohólicas

Bebidas alcohólicas

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas deja graves secuelas en la salud que, a largo plazo, disminuyen la calidad de vida y causan un impacto negativo en una buena nutrición.

Los expertos señalan que cada gramo aporta 7 calorías. Por lo tanto, cuanto más grados de alcohol contenga una bebida, mayor será su índice calórico.

5. Bebidas con leche que debes evitar

Bebidas con leche

En los últimos años se han hecho populares en el mercado varios tipos de batidos o jugos de frutas mezclados con leche y, aunque es cierto que la leche aporta beneficios a quienes no sufren de intolerancia a la lactosa, en estos casos no tendrían el mismo valor nutricional.

Según el siguiente artículo aprobado por la Asociación Estadounidense de Ciencias Lácteas (ADSA), esto sucede porque estas bebidas suelen acompañarse con azúcares y otras sustancias añadidas que aumentan las calorías del producto.

Asimismo, muchas de ellas se anuncian como “libres de grasas”, pero eso no quiere decir que no engorden. De hecho, la mayoría solo contienen menos grasas en comparación con las que no tienen esta etiqueta (además de tener casi la misma cantidad de azúcar).

Te recomendamos leer: Cómo preparar leche de almendras para adelgazar

Beneficios de evitar estas bebidas y algunas alternativas naturales

El hecho de restringir el consumo de todos estos líquidos, además de ayudar a evitar la acumulación de grasa en las caderas, mejorará tu calidad de vida y contribuirá a evitar la aparición de algunos problemas de salud.

Además, puedes sustituirlas por otras bebidas naturales (agua, infusiones, smoothies caseros o jugos de frutas y verduras). No obstante, no dudes en acudir a un nutricionista; ya que él te propondrá opciones personalizadas dependiendo de los objetivos que quieras conseguir.

  • McCusker, R. R., Goldberger, B. A., & Cone, E. J. (2006). Caffeine content of energy drinks, carbonated sodas, and other beverages. Journal of Analytical Toxicology. https://doi.org/10.1109/ICET.2010.5638479
  • Manzur, F., Alvear, C. y Alayón, AN (2010). Adipocitos, obesidad visceral, inflamación y enfermedad cardiovascular. Revista Colombiana de Cardiología, 17 (5), 207–213. https://doi.org/10.1016/s0120-5633(10)70243-6
  • Duchan, E. C., & Patel, N. D. (2010). Energy drinks. Food Engineering and Ingredients. https://doi.org/10.1001/jama.2012.170614
  • De Koning, L., Malik, V. S., Rimm, E. B., Willett, W. C., & Hu, F. B. (2011). Sugar-sweetened and artificially sweetened beverage consumption and risk of type 2 diabetes in men. American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.3945/ajcn.110.007922
  • Roy, B. D. (2008). Milk: the new sports drink? A Review. Journal of the International Society of Sports Nutrition. https://doi.org/10.1186/1550-2783-5-15
  • Ogur, R., Uysal, B., Ogur, T., Yaman, H., Oztas, E., Ozdemir, A. y Hasde, M. (2007). Evaluación del efecto de las bebidas de cola en la densidad mineral ósea y los factores asociados. Farmacología básica y clínica y toxicología, 100 (5), 334–338. https://doi.org/10.1111/j.1742-7843.2007.00053.
  • R. Tojo Sierra (2003). Consumo de zumos y bebidas de frutas por niños y adolescentes españoles: implicaciones para la salud de su mal uso y abuso. Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría. https://www.analesdepediatria.org/en-consumo-zumos-frutas-bebidas-refrescantes-articulo-resumen-S1695403303781260
  • McCain, HR, Kaliappan, S. y Drake, MA (2018). Revisión invitada: reducción de azúcar en productos lácteos. Journal of Dairy Science, 101 (10), 8619–8640. https://doi.org/10.3168/jds.2017-14347