5 beneficios de la menta para tu salud

Más allá de ser un condimento para nuestras recetas o un ingrediente para elaborar infusiones, la menta tiene muchos beneficios que conviene conocer para poder sacarle el máximo provecho

Cuando hablamos de la menta, es común que inmediatamente venga a nuestras mentes un ingrediente para la cocina que sirve para preparar distintos alimentos y bebidas. Muchas veces, es incluida en la preparación de cosméticos, utensilios de higiene personal y hasta golosinas.

Lo que muchas personas ignoran es que la menta también es una planta que puede traer múltiples beneficios a la salud y a la vida cotidiana. Para eso, es importante conocer cómo es la planta y hoy os encargaremos de explicarte cinco beneficios que puede aportar a tu vida.

¿Qué es la menta?

Qué es la menta.

La menta es una hierba originaria de Asia Central y de toda la región del Mediterráneo. Sin embargo, hoy en día podemos encontrarla casi en todo el mundo. La mayoría de las veces es de fácil cultivo y acceso en todas las regiones.

La planta suele ser pequeña, y apenas alcanza un tamaño máximo de 1,20 metros. Sus hojas siempre brotan en dirección opuesta y tienen un olor y sabor bastante característico y particular. Es fácil de distinguir por este aspecto.

Son muchas las personas que se animan a sembrar una planta de menta en sus hogares y tienen resultados maravillosos. A otros, no les va tan bien. La mayoría de ellos, simplemente, ignoran que requiere de varios cuidados importantes, como un riego abundante.

Esta importante planta después de cosechada tiene grandes aplicaciones en diferentes aspectos de la vida. Algunos de ellos son:

La menta y la cocina

La menta es una planta que suele adaptarse al uso que el consumidor quiera darle. En cualquiera de sus presentaciones, cumple una función bastante aceptable al gusto de la mayoría de las personas.

Sus usos más comunes en la gastronomía son los siguientes:

  • Sus hojas, pequeñas, frescas y verdes pueden servir para acompañar o condimentar algún plato en específico. Normalmente, queda muy bien con cerdo o carne de res.
  • También funciona como un elemento decorador de distintos platos y postres, siendo popular entre los volcanes de chocolate, tortas y otros.
  • En este mismo ámbito, cuando las hojas de la menta se encuentran procesadas, su sabor puede funcionar muy bien para la elaboración de helados, bebidas, licores, caramelos y chicles.

La menta como un curador superpotente

Propiedades que el té de menta tiene.

Cuando la menta es utilizada como planta medicinal para remedios caseros siempre suele ser para resolver afecciones de tipo respiratorias. Asimismo, también es efectiva para aliviar:

  • Problemas estomacales
  • Cólicos
  • Cálculos renales
  • Problemas reumáticos
  • Irritación de la garganta

La menta y el aparato respiratorio

Como ya hemos indicado, uno de los principales beneficios que esta planta puede brindar a tu salud es ayudarte a mejorar tu aparato respiratorio.

Por eso, es bueno usarla cuando tienes gripe y otras enfermedades que involucren las vías respiratorias, convirtiéndose en una opción favorable para el organismo.

La menta es muy eficaz a la hora de combatir problemas nasales. Esto se debe a que está compuesta en gran medida por ácido ascórbico, que ayuda a eliminar cualquier tipo de mucosidad. Este mismo ácido ayuda a regular la temperatura corporal y es útil para los momentos de fiebre.

Cuando se trata del asma o tos, es un compuesto denominado tinol el que hace efecto y actúa como un eficaz atitusivo natural.

Visita este artículo: Cómo usar la menta en la cocina

La menta y el aparato digestivo

El té de menta puede ser uno de los mejores aliados en la dieta.

Ya sabemos que la menta no solo sirve para los problemas respiratorios. En ocasiones también puede ser de ayuda con los problemas asociados con el aparato digestivo. Cuando se trata de diarrea, colitis, gases y la enfermedad de Crohn, la menta es capaz de aliviar cualquier malestar.

También, esta planta ayuda a disminuir la irritación intestinal, mejora el proceso digestivo, optimiza el funcionamiento del hígado y previene las náuseas.

La menta para el tratamiento de heridas

Actualmente, en el mercado hay una gran cantidad de cremas y aceites de menta que utilizados de forma tópica ayudan de diversas forma al organismo. Son útiles para:

  • Aliviar dolores (de cabeza, de espalda o cervicales, musculares)
  • Curar heridas
  • Picaduras de insectos
  • Curar infecciones vaginales y eccemas

Por último, la menta es sumamente funcional para la circulación y además, actúa como un potente tranquilizador. Esto la convierte en una planta ideal para ser consumida en momentos de dolor, como cuando se debe sanar una herida.

Como ves, la planta de la menta resulta adecuada para mejorar nuestra salud en diferentes aspectos. Además, es posible consumirla en las comidas y bebidas que preparamos regularmente. No es ni difícil ni costoso adquirirla.