5 beneficios de las lámparas de sal

Las lámparas de sal son piezas sólidas de mineral que no solo sirven para decorar un ambiente sino también para equilibrar la energía.

No importa que tan limpio esté tu hogar, en el aire hay un porcentaje de bacterias que contaminan el organismo y las lámparas de sal ayudan a disminuirlo.

¿Has escuchado sobre las lámparas de sal? Son rocas naturales que se han formado durante más de 250 millones de años. No tienen nada que ver con la sal que está en tu cocina. Tienen su origen en el Himalaya, se caracterizan por ser  un compuesto primitivo y cristalino que se forma en los yacimientos.

Al ser un producto totalmente natural, ninguna tiene la misma forma, tamaño o textura. Una vez que se forman son utilizadas como lámparas, velas o simplemente para decorar espacios. Pues gracias a sus propiedades minerales iluminan por completo una habitación.

Fueron los pueblos aledaños a la zona, quienes las usaron por primera vez como lámparas. Hay distintos tipos de minerales con las que se forman como: colpa roja, amarilla o blanca. Pero también litio, halita y selenita.

Pero ¿cuáles son sus beneficios? Se han vuelto las favoritas de los expertos en Feng Shui, ya que se encargan de mantener la armonía en el hogar, pues invitan a un estado de relajación, te ayudan a mejorar la calidad de sueño, reducir el estrés, depresión entre muchos otros.

El yodo es beneficioso para el organismo porque genera iones negativos, los cuales ayudan al sistema circulatorio, digestivo, inmunitario y respiratorio.

Ventajas de tener lámparas de sal

1. Reducen alergias y problemas respiratorios

Reducen alergias y problemas respiratorios

Colocar una lampara de sal en la habitación o sala de estar es perfecto para las personas que tienen alergias, pues elimina las partículas de polvo, hongo y moho. La sal del Himalaya es buena para descongestionar las vías respiratorias.

Inclusive cuando padeces ataques de asma. Desde que comienza a calentarse absorbe las bacterias y partículas que se encuentran en el aire. Se lleva los iones positivos que son perjudiciales para la salud.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 ejercicios de respiración que te ayudan a controlar la ansiedad y el estrés

2. Elevan la energía

La playa, fuentes naturales, el campo o subir una montaña producen descargas de iones negativos; es decir, un conjunto de energía positiva y revitalización para el organismo. Lo mismo sucede con las lámparas de sal. Los iones negativos aumentan la cantidad de oxígeno y nos mantiene más despiertos ante cualquier amenaza.

3. Adiós al insomnio

Los momentos antes de irse a dormir condicionan tu sueño

Cuando nuestro entorno está lleno de iones positivos hay dificultades en la circulación sanguínea y la manera en que el oxígeno viaja al cerebro.

En consecuencia comienzan los problemas para conciliar el sueño. No necesitas tener la lámpara encendida durante la noche, el día es más que suficiente para disminuir los iones positivos.

De interés: Los 10 mejores alimentos para combatir el insomnio

4. Mejoran la concentración

La descarga de iones negativos permite que el organismo eleve la producción de serotonina, esta sustancia produce un efecto de bienestar y felicidad en el cerebro.

Ayuda a que las personas mantengan el ánimo positivo, reduzca la depresión y cause placer. Todo esto hace que el cuerpo entre en un estado de relajación y mejore la concentración.

Visita este artículo: 7 buenos hábitos para combatir el insomnio y descansar mejor

5. Aceleran el metabolismo

Lámpara

Los componentes de las sales del Himalaya regulan la digestión de los alimentos, aceleran el movimiento en los intestinos y el sistema circulatorio. Esto mejora el metabolismo pues permite que las células que se encuentran en el tubo digestivo absorban mejor los nutrientes.

No olvides que el sistema digestivo es regulado por el sistema nervioso y que las hormonas que se liberan de los iones positivos en las lámparas de sal mantienen su buen funcionamiento.

Recomendaciones

  • Evita que se acumule el polvo en tu hogar, hay que limpiar la lámpara con un paño cada 3 días.
  • Por ningún motivo pongas la lámpara cerca de una llave de agua, pues la humedad la hará fundirse.
  • Es importante que dejes la lámpara encendida durante el mayor tiempo posible. Esto va equilibrar los iones que hay en el ambiente.
  • Puedes tener más de una lámpara en tu hogar sin provocar daños al organismo. Lo ideal es una cada 4 metros cuadrados.
  • Si vas a dejar de usarla ponle una bolsa de plástico para mantener su temperatura y conservarla en buen estado.

¿Dónde puedo conseguir una lámpara de sal?

En realidad no es complicado obtenerlas, las hay en farmacias, tiendas naturistas, herbolarias y hasta sitios web. Su costo depende del peso, que por lo general es a partir de los 2 kilos. Así que tú decides la que se acomode a tu presupuesto.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar