5 beneficios de seguir una dieta cetogénica

Aunque es posible que a nuestro cuerpo le cueste acostumbrarse a la dieta cetogénica y presente problemas durante las primeras semanas, luego se estabilizará y empezaremos a obtener beneficios

¿Has escuchado hablar sobre la dieta cetogénica? Si no es así o si tienes dudas sobre cuáles son sus beneficios, sigue leyendo que aquí te los contaremos.

Descubrirás que además de interesante, puede ser de gran ayuda para mantenerte saludable y en tu peso ideal.

¿Cómo funciona la dieta cetogénica?

La dieta cetogénica busca que el hígado produzca cetonas suficientes para ser usadas como fuente energética. A esto se le llama cetosis.

Por lo regular, el cuerpo humano produce insulina para obtener energía. Sin embargo, esto puede ocasionar picos de glucosa cuando comes carbohidratos en exceso o cuando tu estilo de vida no es saludable.

Para que esto ocurra de la forma correcta es importante incluir alimentos ricos en grasas animales y vegetales de buena calidad.

Lee también: Cómo cuidar tu hígado con 5 remedios de origen natural

1. La dieta cetogénica reduce la grasa corporal acumulada en exceso

9 tips para perder peso sin pasar hambre y de manera equilibrada

En la dieta cetogénica, las grasas son aprovechadas como energía en lugar de seguirse acumulando. Esto significa que, con el paso de los días, las reservas que se han creado comenzarán a ser utilizadas y tú perderás peso.

  • Procura complementar esta dieta con ejercicio para asegurarte de tonificar músculos y evitar la flacidez.
  • Es importante que al momento de iniciar esta dieta, te asesores con un nutricionista para que te explique los mejores tipos de grasa que puedes incluir y las cantidades.

2. Se estabilizan tus niveles de insulina

El aumento de cetonas disminuye el azúcar en la sangre, ayudando a mejorar la resistencia a la insulina y disminuyendo los riesgos de padecer diabetes tipo 2.

  • Te recomendamos que pruebes esta dieta si tu médico te ha indicado que tienes prediabetes o síndrome metabólico.
  • Si es tu caso, también puedes preguntarle sobre lo beneficioso que te resultaría incluir un suplemento de cetonas. Existen algunas versiones comerciales que pueden acelerar el proceso de regulación de glucosa.

Sin embargo, recuerda que es poco recomendable consumir suplementos y medicamentos sin supervisión de un especialista.

3. Pierdes peso

perder-peso

La dieta cetogénica es excelente para bajar de peso, porque reduce el apetito y la ansiedad por comer. Además, al ingerir más grasas sanas y proteínas, el organismo deja de depender de la glucosa como fuente energética y te sentirás saciado con menos calorías.

  • Al ser una dieta en donde se metaboliza la grasa por la baja ingesta de carbohidratos, las personas con sobrepeso tienen una reducción de su peso muy rápido y sin riesgo de perder masa muscular.

Tan solo te recomendamos que mantengas los buenos hábitos una vez logrado tu objetivo.

Visita este artículo: 7 alimentos cetogénicos para perder peso

4. Beneficios en la sangre

Al tener un menor consumo de carbohidratos, los triglicéridos en la sangre se mantienen normales y los niveles de las lipoproteína HDL o colesterol bueno aumentan. Esto se traduce en:

  • Menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares
  • Menor riesgo de obstrucción arterial
  • Normalización de los niveles de la presión sanguínea

Para que estos efectos realmente estén presentes, es importante que las carnes que elijas sean magras. Es decir, con la menor cantidad de grasa posible.

Además, los aceites y alimentos grasos deben ser de buena calidad.

5. Te sentirás más saciado con menos alimento

plato de comida para nuestras cenas

Debido a que la dieta cetogénica implica un alto consumo de proteína, tu cuerpo estará saciado por más horas con menos alimento.

Esto se complemente a la perfección con el hecho de que perderás peso.

Efectos de seguir una dieta cetogénica

Al igual que con cualquier otra dieta o régimen, la dieta cetogénica puede tener efectos secundarios que debes considerar para cuidar de tu salud.

Algunos de ellos son:

Sentirás un poco de malestar general

dolor-cabeza

Debido a que tu cuerpo tendrá que habituarse a usar cetonas en lugar de insulina, las primeras semanas pueden ser un poco complicadas. Experimentarás:

  • Dolor de cabeza
  • Cansancio
  • Mareos
  • Náuseas
  • Aturdimiento

Esto también se debe a que tus niveles de glucosa se están estabilizando, especialmente si eres diabético con mal control de glucemias. Por este motivo, es importante que mantengas estrecha comunicación con tu médico y nutricionista para aclarar cualquier duda.

Si eres diabético, también debes mantener el control constante de tus niveles de glucosa.

Sufrirás estreñimiento

Las personas que comienzan a seguir una dieta cetogénica en ocasiones fallan al incluir la cantidad de vegetales adecuada. Si esto ocurre, notarás problemas para evacuar correctamente.

La forma más eficaz de combatir el problema es consumiendo suficiente agua al día. Además, deberías aumentar la cantidad de alimentos ricos en fibra de forma concienzuda.

En caso de que no desees hacerlo o no te gusten los vegetales, pregunta a tu médico o nutricionista si es posible tomar un suplemento de fibra. Esto puede incluir desde un laxante hasta suplementos en polvo de linaza y similares.

Te sentirás cansado

cansancio-visual

Con esta dieta, tu cuerpo recibirá menos energía en forma de glucosa. Por ello, no sería raro que tarde en acostumbrarse a quemar la grasa. En este proceso de aprendizaje, puedes sentirte cansado o sin energía todo el tiempo.

Si eres una persona que hace demasiado ejercicio, procura bajar un poco la intensidad en las primeras semana y tener algo de compañía para vigilar que todo va bien hasta que te acostumbres.

¿Te animas a probar la dieta cetogénica? ¿Ya la sigues? ¿Qué te parece?

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar