5 causas del envejecimiento prematuro

Aydee Castaño · 14 marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 2 enero, 2019
Es normal que, a medida que pasen los años, la piel comience a mostrar signos de envejecimiento. Sin embargo, cuando este proceso ocurre tanto temprana como aceleradamente, se considera que se trata de 'envejecimiento prematuro'.

Los expertos en salud y estética indican que las principales causas del envejecimiento prematuro son: la sobreexposición al sol, el estrés, el tabaquismo y los malos hábitos de vida. 

En otras palabras: exponerse de forma continua y excesiva al sol, comer mal, no beber suficiente agua, no descansar lo suficiente cada noche, cometer excesos con frecuencia, llevar un estilo de vida sedentario, consumir tabaco y alcohol, y no aplicar técnicas para gestionar el estrés es perjudicial para la salud de todo el organismo, incluyendo la piel.

Hoy en día, muchas personas que no llevan un estilo de vida saludable comienzan a notar, a partir de los 25 años de edad (cuando comienza a descender la producción de colágeno en el cuerpo), los signos de envejecimiento prematuro.

Las arrugas, las manchas, la flacidez, la pérdida de brillo son algunos de los signos de envejecimiento prematuro.

5 causas del envejecimiento prematuro

Los malos hábitos de vida pueden contribuir a que la piel luzca mucho más avejentada de lo que debería respecto a la edad biológica del organismo. Aunque también existen otros factores a tener en cuenta, como la salud mental, por ejemplo.

El estrés

Mujer con estrés
La exposición constante al estrés está relacionada con problemas de salud físicos.

Cuando las emociones negativas se imponen en el día a día, la salud puede verse menguada progresivamente, incluso en términos dermatológicos. La falta de una buena gestión del estrés puede conllevar a la caída del cabello, la aparición de imperfecciones y arrugas, y en general, el marchitamiento de la piel.

El estrés ha sido catalogado como el mal del siglo XXI y una de las causas del envejecimiento prematuro más destacadas.

La falta de ejercicio

El solo hecho de practicar un poco de ejercicio físico nos da una apariencia mucho más juvenil y sana. Esto se debe a la liberación de hormonas –como la adrenalina– que permite  disminuir el estrés, interviene en la circulación y en diferentes procesos fisiológicos.

El ejercicio regular previene la obesidad, mejora la circulación de la sangre y aumenta la capacidad respiratoria.

Descubre: El ejercicio es bueno para la salud cerebral

La mala alimentación

Comida chatarra.

Una dieta basada en excesos y, en general, chatarra y ultraprocesados es perjudicial en muchos aspectos. No solo puede promover la aparición de patologías varias, sino que también puede contribuir a que la piel luzca marchita y avejentada antes de tiempo.

Una mala hidratación

Una mala hidratación también forma parte de las causas del envejecimiento prematuro. Hay que tener en cuenta que el agua es un líquido indispensable para el cuerpo y que, cuando este no lo obtiene en cantidad suficiente, se resiente porque no puede realizar sus procesos adecuadamente.

Descubre: 3 bebidas frutales para hidratarse

La falta de descanso

Tener un adecuado descanso cada noche es muy importante para el recambio celular y la síntesis de colágeno. La piel se humecta y se vuelve más flexible y brillante.  Evita el envejecimiento prematuro durmiendo de 6 a 8 horas. Estoy segura de que tu cuerpo lo agradecerá.

El secreto de una piel sana y bonita está en los buenos hábitos

De acuerdo con un estudio publicado en el año 2012, las mejores estrategias de prevención del envejecimiento prematuro giran en torno a lo que constituye un estilo de vida saludable, lo que podría resumirse en:

  • Ejercicio físico a diario.
  • Uso de protección solar a diario.
  • Dormir lo suficiente (7- 8 horas diarias).
  • Evitar el consumo de tabaco y alcohol.
  • Una buena alimentación e hidratación.
  • Una buena rutina de cuidado y limpieza de la piel.
  • Aplicación de herramientas para gestionar el estrés y la tensión emocional.

Es posible que en más de una oportunidad nos hayamos encontrado con personas que aparentan menos años de los que en realidad tienen. ¿Cuál será su secreto? Como ya sabemos: un estilo de vida saludable y una mente bien ordenada.

Cuídate día a día y no solo te sentirás bien, sino que lucirás radiante. Recuerda: cualquier duda que te surja acerca de cómo llevar un estilo de vida acorde a tus necesidades, siempre puedes consultar con tu médico.

Por otra parte, si ya has notado las huellas del envejecimiento prematuro en tu piel, lo mejor que puedes hacer es consultar con el dermatólogo cuáles son las mejores opciones de tratamiento para tu caso.