5 causas que deterioran una relación

Existen algunas causas que pueden deteriorar una relación. El hecho de no darnos cuenta de ellas nos puede llevar a dañar o terminar con una relación de forma drástica

Hay muchas causas que deterioran una relación y que pueden terminar con la misma. No obstante, ser conscientes de ellas nos ayudará a resolver la situación de una manera inteligente y evitar que estas vayan a más y hagan daño a la pareja.

Hoy vamos a descubrir hasta 5 causas que deterioran una relación de pareja y daremos algunos consejos sobre cómo resolver esta situación. En algunos casos, continuar podría ser peor, pues esto podría provocar que se terminara de manera muy desagradable.

1. Las mentiras

Las mentiras en una relación de pareja son una de las principales causas que la deterioran. Ninguna relación, sea esta de pareja, de amistad o familiar, puede sostenerse si se basa en engaños. Esto merma la confianza y puede provocar celos e inseguridades en la otra persona.

No solo estamos hablando de que se pueda cometer una infidelidad, sino de aspectos tan importantes como no decir lo que realmente uno piensa. Tenemos que ser transparentes. Es nuestra pareja, es con quien intimamos. ¿Tanta confianza tenemos y a la vez tan poca?

Causas que deterioran una relación

Muchas veces, mentimos porque así hemos aprendido a relacionarnos con los demás. Otras, tenemos inseguridades que no queremos mostrar. En ambos casos, ser autocríticos y resolver el problema será indispensable para que el deterioro de la relación no vaya a más.

2. La insatisfacción sexual

Cuidado con aquellas personas que dicen “el sexo no lo es todo en una relación”. Es cierto, no lo es todo, pero es una parte importante que, si no se ve cubierta, puede generar discusiones, malestar e incluso rencores.

A nadie le gusta no encontrarse satisfecho en el aspecto sexual. Esto nos pone de muy mal humor. ¿La mejor manera de resolverlo? Hablar con la pareja, probar cosas nuevas, pero ante todo tener la intención de resolver el problema.

No hacer nada, enfadarse y no comunicarse calmadamente no es una solución. Esto solo empeorará las cosas. Acudir a un sexólogo o un terapeuta puede ayudar. No obstante, hay que dejar la vergüenza a un lado.

3. La familia

La familia puede generar muchos conflictos. Por ejemplo, unos padres que están llamando todo el rato o que se presentan en casa sin avisar o que intentan organizar la vida de la pareja restándoles autonomía. Todo esto puede afectar a la relación de pareja.

las peleas son unas de las causas que deterioran una relación

La manera de resolver esto es comunicándose con la pareja y llegando a un acuerdo de límites. Estos son necesarios, sobre todo con familias que actúan de esta manera. No se trata de nada negativo, sino todo lo contrario.

Muchas veces, las causas que deterioran una relación radican en la incapacidad para poner límites con la familia.

Lee también: 8 cosas que tienen en común las parejas duraderas

4. Las inseguridades son otra de las causas que deterioran una relación

Haber tenido una experiencia de infidelidad previa o tener determinadas inseguridades, puede hacer que seamos demasiado celosos e intentemos controlar a nuestra pareja. Esto no es positivo. Podemos agobiar a la otra persona, impedirle que se sienta libre y esto minará la relación con el tiempo.

Es necesario que nos demos cuenta de que estamos demasiado pendientes de con quién habla nuestra pareja, con quién sale y de que, incluso a veces, nos enfadamos si sale con sus amigos y no con nosotros. No nos olvidemos de que cada persona debe de tener su espacio.

Las inseguridades se pueden trabajar no solo en terapia de pareja, sino de manera individual, ya que esto es un problema propio. Con el tiempo, una persona muy insegura, celosa y posesiva provocará que la relación se deteriore y que no termine de la mejor de las maneras.

5. Los objetivos en común

El amor no puede con todo. Si deseamos seguir un camino que no concuerda con el de nuestra pareja, sería mejor no seguir juntos ya que no podemos tener un proyecto de vida en común. Por ejemplo, tener o no hijos, vivir en otro país, trabajar en el extranjero…

Si yo quiero tener hijos, pero mi pareja no, no puedo esperar que cambie. Si mi deseo es vivir en Australia, pero mi pareja no quiere salir de este país, tampoco. No puedo dejar mis objetivos de lado, ni permitir que la otra persona deje los suyos por mí.

Lee también: Relaciones a distancia: ¿cómo sobrevivirlas?

En estos casos, los caminos deben separarse. Porque esperar que el otro cambie es otra de las causas que deterioran una relación.

Hay muchas creencias que rodean al amor y que se convierten en causas que deterioran una relación. Tenerlas en cuenta e intentar resolver aquello que puede estar dañando la relación será imprescindible para que esta sea sana.