5 claves para correr de forma sana en verano

Edith Sánchez · 28 agosto, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 28 agosto, 2019
Si quieres correr de forma sana en verano, simplemente usa tu sentido común. Las elevadas temperaturas tienen diferentes efectos sobre el organismo. Básicamente, debes protegerte de la deshidratación y de las afecciones a la piel.

El verano es ideal para dedicarle un tiempo al deporte y al running, que es una actividad física muy completa. Sin embargo, también es una época en la que hay que tomar precauciones. Correr de forma sana en verano significa protegerte de los efectos negativos que las altas temperaturas pueden traer consigo.

Lo ideal es hacer deporte todo el año. Sin embargo, es en verano cuando muchas personas aprovechan para realizar actividades físicas con mayor frecuencia, ya que también es tiempo de descanso. El problema es que actualmente el clima se ha tornado peligroso y muchas veces amenaza la salud.

Para disfrutar y correr de forma sana en verano simplemente debes tomar unas precauciones obvias. No es nada del otro mundo. Básicamente, tienes que poner a funcionar tu sentido común y aplicar las recomendaciones que te damos enseguida.

1. La hora, un factor importante

mujer corriendo

Esto puede sonar a cliché, pero nunca sobra recordar que las horas de mayor calor no son aptas para realizar actividades físicas exigentes. Y menos cuando es posible que se registren temperaturas superiores a los 30 ºC, como ha sucedido en los veranos de los últimos años.

Si quieres correr de forma sana en verano, no lo hagas en las horas comprendidas entre el mediodía y las 6 de la tarde (18 horas). Por contrapartida, los mejores momentos son las primeras horas de la mañana y las primeras de la noche, ya que son los lapsos más frescos y con menos riesgos.

Descubre: 6 efectos del calor en el organismo

2. Correr de forma sana en verano y proteger tu piel

Nunca está de más un atractivo bronceado de verano. Lo que no está bien es exponerte al sol sin misericordia y causarle problemas a tu piel. Aunque siempre es conveniente utilizar protector solar, en verano esto se convierte en una obligación innegociable.

Es importante elegir el Factor de Protección Solar adecuado. Este es el número que aparece al lado de la sigla FPS. Si lo multiplicamos por el tiempo que nuestra piel tardaría en quemarse en condiciones normales, nos indica el tiempo de acción del protector. Así, debes elegir el FPS que mejor se adapte a tu piel y a tus planes.

Lo mejor es aplicar el protector solar media hora antes de salir, para que le de tiempo a la piel a absorberlo adecuadamente. Los protectores de amplio espectro son los adecuadas para todos los niveles de radiación solar.

3. La hidratación es fundamental

Uno de los aspectos inquietantes de la deshidratación es que muchas veces comienza y avanza sin que te des cuenta. Cuando lo notas, ya suele ser peligroso. Por eso, sin importar si sientes sed o no, debes hidratarte todo el tiempo. Correr de forma sana en verano implica consumir líquido constantemente.

La mejor opción es beber agua pura, a menos que vayas a hacer un entrenamiento demasiado exigente. En ese caso son más aconsejables las bebidas isotónicas. La bebida se debe tomar antes, durante y después del running.

Lee también: ¿Qué le sucede a tu cuerpo si sufres deshidratación?

4. Una actividad física sensata

estiramiento running

El verano no es la mejor época para realizar grandes hazañas físicas. A menos que seas deportista de alta competencia, la opción más aconsejable es hacer prácticas conservadoras. Nadie te está pidiendo que hagas una maratón y, si la quieres hacer, podrías intentarlo en otra época del año.

Correr de forma sana en verano significa hacerlo con moderación y sin tantas pretensiones. Si sientes la necesidad de hacer más actividad física, podrías intentar ejercicios de estiramiento y fortalecimiento. También tienen magníficos efectos y vienen muy bien en esta época del año.

5. Una vestimenta adecuada

Esto es de perogrullo, pero, aunque parezca increíble, muchos no le dan importancia. Es necesario usar prendas que te ofrezcan comodidad, te permitan transpirar sin problema y no te acaloren. La mejor opción son los tejidos de algodón y textiles similares.

Actualmente se elabora ropa deportiva con alta tecnología. Hay fibras que permiten evacuar el sudor de manera espléndida. Esto es muy positivo, ya que el sudor acumulado podría traerte inconvenientes en la piel, además de generarte una incomodidad innecesaria.

Bonus: cuidado con “la creatividad”

Quizás no lo creas, pero hay personas que se ponen creativas con su peso durante el verano. Son los ingeniosos que aseguran que si sudas como una ducha, vas a perder kilos. Por eso, aconsejan ponerte un montón de ropa encima y salir a correr a las 3 de la tarde.

Sabemos que tú nunca harías eso. Pero si conoces a alguien que se le ocurra semejante práctica, recuérdale que lo único que va a perder es una cantidad importante de agua en su cuerpo. Y con eso se expone a sufrir una deshidratación severa.

  • Higdon, H. (2001). Correr con inteligencia. Editorial Paidotribo.
  • Noakes, T. D. (2006). Hidratación en el Maratón: Utilizar la Sed como Indicador de un Aporte Seguro de Fluidos-G-SE/Editorial Board/Dpto. Contenido. PubliCE.
  • Laffargue, J. A., Merediz, J., Buján, M. M., & Pierini, A. M. (2011). Encuesta sobre protección solar en adolescentes deportistas de la Provincia de Buenos Aires. Archivos argentinos de pediatría109(1), 30-35.