5 claves para empezar el día con energía

Edith Sánchez·
21 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
24 Julio, 2019
Todos nos levantamos con el pie izquierdo de vez en cuando. No obstante, evitar esto es más sencillo de lo que crees. No te pierdas las mejores claves para afrontar la mañana con energía y ganas de comerte el mundo.

¿Alguna vez te has preguntado cómo empezar el día con energía? Es normal que tenga que pasar un buen rato para que te despejes un poco y puedas concentrarte en tus rutinas diarias.

No obstante, existen formas de sentirse más activo sin tener que recurrir constantemente a elementos externos. Solo tienes que poner en práctica unos sencillos consejos que harán tu vida un poco más agradable.

No hay nada peor que iniciar la mañana sin ganas. Sin darte cuenta, esto desencadena toda una serie de hechos, conscientes o inconscientes, que te llevan a experimentar de forma desagradable el resto de la jornada. Por ello, a continuación tienes las pautas para hacer que tu día empiece de la mejor manera posible.

1. Percepción y atención

Lo primero que debes hacer cada mañana es permanecer un par de minutos en la cama, después de despertarte. Durante ese breve lapso, comienza inspirando y expirando de forma profunda cinco veces seguidas con los ojos cerrados. Notarás que, poco a poco, te sientes más despejado.

Luego, haz un breve repaso mental de todo tu cuerpo, comenzando por los pies. Continúa ascendiendo, sintiendo cada parte hasta llegar a tu cabeza y luego abre los ojos.

2. Estiramientos, una magnífica opción

Mujer estiando por la mañana

Tómate un minuto para poner tu cuerpo en movimiento. Siéntate en el borde de la cama y estira los brazos, luego las piernas y después la espalda. Es la mejor manera de desperezarse por las mañanas y dejar a un lado el agarrotamiento muscular.

Luego, puedes ponerte de pie y tratar de alcanzar la punta de los dedos de los pies con la punta de los dedos de las manos. Después, haz algunas rotaciones suaves de cuello. Si quieres empezar el día con energía, estos estiramientos serán un gran aliado.

3. Hidratarte, la mejor manera de empezar el día con energía

Una de las principales acciones de autocuidado es hidratarse. Ten en cuenta que llevas una gran cantidad de horas sin ingerir bebidas o alimentos. No hay mejor manera de empezar el día con energía que bebiendo un vaso de agua.

De hecho, según este estudio realizado por la Sociedad Española de Nutrición Básica y Aplicada, una buena hidratación es fundamental para realizar de manera eficaz las tareas del día a día.

Puede que creas que no lo necesitas, pero comprobarás, en cuanto tu boca entre en contacto con el agua, lo bien que te hace sentir.

Procura que el líquido no esté ni demasiado caliente ni demasiado frío. La temperatura ambiente es la más recomendable (o, si lo prefieres, escoge agua fresca).

Quizá te interese: 8 alimentos que ayudan a la hidratación

4. Una ducha revitalizante

Nada hay más revitalizante que una buena ducha al comenzar la mañana. Serán solo cinco minutos y puede marcar un antes y un después en tu manera de afrontar el día.

Lo más adecuado sería empezar con una temperatura ligeramente cálida. En el último minuto, baja unos grados. Si no te incomoda, termina con agua fría, los 45 segundos finales. Cuando salgas de la ducha, te sentirás mucho más despierto y activo.

5. El desayuno, una gran prioridad

Mujer desayunando sano

Ni se te ocurra saltarte el desayuno. Según este estudio realizado por la Dra. Feriani Intantozzi, no desayunar podría estar asociado a ciertos problemas de salud, como la obesidad o el sobrepeso.

Una buena opción podría ser un zumo rico en vitamina C, así como alimentos que contengan carbohidratos y proteínas. Por supuesto, debes tomarte el tiempo necesario para masticar bien, despacio y de manera consciente.

No desayunes mirando el móvil, el correo o el periódico. No son buenos compañeros si quieres empezar el día con energía.

Lee también: Conoce la importancia de las proteínas en el desayuno

Maneja bien tu tiempo

Por desgracia, la gran mayoría de la gente comienza el día con prisas. Esta es, quizás, la peor manera de iniciar una jornada. No solo te implica un gasto emocional y físico innecesario, sino que además te provoca una mala disposición de inmediato.

Trata de madrugar un poco más y acostarte antes. Aunque pueda parecer una tontería, te ayudará a dormir bien, tu ánimo lo notará y tendrás tiempo suficiente para despejarte y llevar a cabo estos sencillos pasos.

Si te fijas, comenzar el día con ánimo no te llevará más de 40 minutos. Recuerda que tu lista de prioridades debe estar encabezada por tu bienestar personal. Así que, simplemente, aprovecha esos primera hora de la jornada para hacer lo mejor para ti.

  • Ceriani Infantozzi, Florencia., Giordano De León, Carolina. (2017).Características que se asocian con la omisión del desayuno en adolescentes montevideanos que concurren a colegios privados. http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2393-66062017000300004
  • VV.AA. (2011). Importancia del agua en la hidratación de la población española: documento FESNAD 2010. http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-16112011000100003