5 claves psicológicas para controlar tus sueños

Raquel Lemos Rodríguez · 1 noviembre, 2017 · Última actualización: 7 marzo, 2019 7 marzo, 2019
Aunque al principio pueda costarnos controlar los sueños, con práctica y constancia podemos lograr ser conscientes de los que soñamos y manejarlo a nuestro antojo

Los sueños lúcidos son una forma de controlar tus sueños que puede brindarte muchos beneficios. Entre ellos, te ayudará a potenciar tu creatividad.

Para algunas personas hacer esto es algo natural. Por lo que han empezado a hacer esto desde pequeños de manera inconsciente. ¿Quieres empezar a controlar tus sueños? ¿Deseas soñar con algo en específico? Aquí te dejamos algunas claves psicológicas que te ayudarán a conseguirlo.

1. Hacer un diario de sueños

Mujer probando a controlar tus sueños

Para empezar a controlar tus sueños es muy importante que te habitúes a llevar un diario de sueños. Cada día, intenta recordar lo soñado y llevar un registro.

Lo más importante es que intentes escribir tus sueños con el mayor detalle posible. ¿Era de noche o de día? ¿Quién aparecía en el sueño? ¿Qué sentiste en ese momento? ¿Qué colores te llamaron la atención? ¿Aparecían personas conocidas o desconocidas?

Es necesario que esto lo hagas nada más despertarte, pues si esperas a escribir lo que has soñado después, puede que te olvides de tus sueños o de muchas partes de ellos.

2. ¡Haz pruebas de que estás realmente dormido!

Seguro que en alguna ocasión te has pellizcado porque no estabas del todo seguro de si estabas dormido. Pues cosas como estas te servirán para saber si estás dentro de un sueño y puedes empezar a controlarlo.

Para ello, puedes utilizar algunos de los siguientes consejos:

  • Prueba a mirarte en un espejo. ¿Te ves? Si es así, ¿te ves raro?.
  • Intenta respirar con la nariz tapada.
  • Prueba a encender o apagar un interruptor, ¿se enciende la luz?.

Lee también:  ¿Por qué a veces soñamos que caemos al vacío?

3. Visualiza antes de dormirte

controla tus sueños

Para controlar tus sueños mucho mejor puedes probar a visualizar una imagen, un espacio o una situación determinada. Recréala en tu mente con todo lujo de detalles, como si de un recuerdo se tratase. Visualízate en ese lugar, experimentando con todos tus sentidos todo lo que está a tu alrededor.

¿Por qué esto puede ser eficaz? Porque en el momento en que te encuentres en ese lugar te darás cuenta de que estás soñando porque previamente lo has visualizado. Lo mejor es que ¡podrás controlarlo!

4. Recuerda que estás soñando

Controlar tus sueños puede ser fácil si constantemente te recuerdas que estás soñando. Para algunas personas hacer esto es muy fácil, para otras no tanto. Tener esto en cuenta te permitirá dudar de la situación con la que estés soñando. Además, fíjate en si hay algo “sobrenatural”.

¿Estás volando? ¿Estás en un lugar en el que sabes que es imposible que puedas estar?. Preguntarte cosas durante el sueño te puede ayudar a ser consciente de que puedes controlarlo, ¡porque no es real! Está tan solo en tu mente.

También te puede interesar: 7 curiosidades sobre los sueños

5. Prueba a controlar tus sueños

controla tus sueños

Aquí llegamos a la parte más divertida en la que puedes controlar tus sueños. Una vez puedas ser consciente de cuando estás soñando, ¡puedes cambiar lo que suceda!. Imagina que te está persiguiendo un animal, puedes rebobinar el sueño, hacer que una pared surja de la nada y puedas salir airosamente de esa situación tan negativa, etc.

No hay límites en tus sueños, tan solo tienes que pedir un deseo y este se cumplirá. Sabes que no estás en la vida real, por lo que nada malo te va a ocurrir si no quieres. ¿Has podido alguna vez controlar tus sueños? Es una experiencia muy divertida y que te proporciona un manejo que jamás te imaginarías.

Empieza a tener hoy mismo el control de tus sueños e incluso a soñar con aquello que quieres. Cambia de lugar, desplázate a ese país al que siempre has querido ir. En tus sueños no hay fronteras.

  • Wixted, J. T. (2004). The Psychology and Neuroscience of Forgetting. Annual Review of Psychology. https://doi.org/10.1146/annurev.psych.55.090902.141555
  • Riemann, D., Berger, M., & Voderholzer, U. (2001). Sleep and depression - Results from psychobiological studies: An overview. Biological Psychology. https://doi.org/10.1016/S0301-0511(01)00090-4
  • Myers, S. B., Sweeney, A. C., Popick, V., Wesley, K., Bordfeld, A., & Fingerhut, R. (2012). Self-care practices and perceived stress levels among psychology graduate students. Training and Education in Professional Psychology. https://doi.org/10.1037/a0026534