5 comidas que afectan gravemente tu corazón

Ángela Aragón 1 febrero, 2018
Las comidas que afectan gravemente tu corazón son aquellas que contienen grasas trans, conservantes y azúcares añadidos. Estas pueden estar incluso en alternativas light, por lo que debemos vigilar estos elementos cuando compramos algo

La salud del corazón es esencial para la vida. Todos sabemos que se trata del motor del organismo, pero ¿lo cuidamos como se merece? La verdad es que no siempre.

En ocasiones, asociamos cuidarnos con un vientre plano y dejamos de prestar atención a otras cuestiones.

Es evidente que sí existe una relación fuerte entre ambos asuntos, pero no siempre ocurre de ese modo. A veces, cometemos errores en nuestra rutina deportiva o en nuestra dieta.

Por tanto, hemos querido mostrarte cuáles son las comidas que afectan gravemente tu corazón. De esta manera, podrás comprobar si estás haciendo lo correcto o no.

Cuáles son las comidas que afectan gravemente tu corazón

1. Queso americano

Queso americano

El queso en sí mismo es un producto complicado, sobre todo si la leche es de vaca y está muy curado. La causa hay que buscarla en su exceso de grasa.

Sin embargo, El queso amarillo o americano es aún más arriesgado, ya que está muy manipulado. Incluso, se le añade colorante vegetal.

  • Por un lado, la grasa aumenta la densidad de la sangre, por lo que exige más fuerza y presión a nuestro corazón.
  • Por otro, el sodio incrementa el ritmo cardíaco cuando lo consumimos en exceso.

Como sucede con cualquier otro músculo, el trabajo desmesurado provoca lesiones. Por tanto, es necesario que equilibremos dicha energía.

Visita este artículo: ¿Por qué sufrimos pinchazos en el corazón?

2. Resfrescos light

Este es un claro ejemplo de lo que decíamos al principio. Los bebemos porque no engorda. Sin embargo, nos perjudican en otras facetas tan o más importantes que esta.

Aparte de tener sodio, los edulcorantes sintéticos no son tan sanos como pensamos.

Los refrescos son tan adictivos por su sabor dulce. Así, cuando se publicitan se destaca que, a pesar de ayudarnos a mantener la línea, conserva ese gusto tan buscado.

Sin embargo, un estudio revela que suelen provocar problemas cardiovasculares a largo plazo.

3. Barritas energéticas

Barritas energéticas

La utilidad de las mismas es evidente: sirven para proporcionar una dosis extra de energía. Para ello, suelen tratarse con grasas hidrogenadas, que aumentan el colesterol.

  • El colesterol malo (LDL) espesa la sangre, de modo que circula con dificultad. El corazón también se resiente, ya que precisa mucha más fuerza para ejercer su tarea.
  • Además, las arterias también sufren con esa densidad, ya que no están preparadas para la misma.
  • Así, todo ello puede desencadenar en una arteriosclerosis más o menos aguda.

No obstante, si haces deporte o te encuentras sin el vigor habitual, puedes probar a cocinar tus propias barritas. La opción casera elimina esas grasas hidrogenadas y los conservantes.

4. Margarina

Estamos ante un fenómeno muy similar a los que hemos visto. Además de elaborarse con leche entera, que ya contiene grasas poco saludables, se le añade otras vegetales.

A estas le acompañan elementos transgénicos que la convierten en una verdadera bomba de relojería.

Ten en cuenta que esto último afecta también a la margarina light. Aunque se aligere la carga de calorías, los ingredientes sintéticos siguen estando presentes. Por tanto, todas las margarinas son comidas que afectan gravemente a tu corazón.

Lee también: ¿Por qué sufrimos pinchazos en el corazón?

5. Productos enlatados

Productos enlatados

Los culpables son los conservantes, en concreto el butilhidroxianisol y hidroxitolueno butilado.

No importa si se trata de una comida muy sana: en el momento en el que estos se incluyen, los alimentos dejan de ser sanos. Para entenderlo, pensemos en la manzana envenenada de Blancanieves.

Estas sustancias tienen la capacidad de convertir en veneno lo más beneficioso.

Por ello, es importante que consumas la menor cantidad posible de estas comidas. Es cierto que el tiempo del que disponemos o la cuestión económica nos puede dificultar el consumo de productos frescos.

Sea cual sea tu caso, te recomendamos que tengas siempre en tu cabeza esta posibilidad. Así, cuando tengas unos minutos extra o un ingreso con el que no contabas, te decidirás por opciones más naturales y caseras.

Como ves, también los productos dietéticos afectan gravemente al corazón. Las calorías no son lo único que importa a la salud. Hay muchos otros aspectos que debemos tener en cuenta.

Por ello, los expertos aconsejan leer las etiquetas de lo que consumimos.

Te puede gustar