5 comidas que nunca deberías volver a consumir

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 20 diciembre, 2018
No tienes por qué volver a comer aquellos alimentos que no te gusten o los que te sienten mal. No lo hagas por su aporte nutricional, ya que seguro que puedes conseguirlo con otro alimento
  1. Con frecuencia se suele consultar qué cosas se deben o no comer. La respuesta es casi siempre la misma: tal vez sí, tal vez no. Depende. Por eso, hoy queremos hablarte de aquellas comidas que nunca deberías volver a consumir si quieres mantenerte sano.

Te presentamos 5 de ellas. ¡Presta mucha atención!

Comidas que nunca deberías volver a consumir

Es cierto que hay alimentos que pueden ser más peligrosos que otros y que existen comidas más saludables, pero la verdad es que no podemos catalogar de “buena o mala” a la comida.

Sin embargo, existen algunas señales de alerta para identificar aquellas comidas que no deberías volver a consumir. Hoy te presentamos algunas de ellas.

Las que no te gustan

La comida es nuestro sustento pero, a la vez, es placer y disfrute. Por eso, si no te gusta ese plato no te obligues a comerlo. Muchas personas “odian” cierto alimento pero lo siguen comiendo porque creen que es bueno para ellas.

Esto no es verdad. Si no te gusta, no es bueno para ti. Claro que puede tener beneficios nutricionales, pero igual que otros alimentos que podrías disfrutar de verdad.

Comida sana no solo es brócoli al vapor y pechuga de pollo a la plancha. Trata de ser creativo y hacer que tus papilas gustativas disfruten mientras mantienes tu salud.

Las que hacen que tu cuerpo se sienta mal

Puede que algo te encante pero después de comerlo te sientas hinchado, letárgico y, generalmente, incómodo. Esto puede pasar con cualquier tipo de comida, aunque las harinas blancas, los lácteos y las carnes suelen llevarse todos los premios.

Por eso, este es uno de los casos de comidas que nunca deberías volver a consumir. No obstante, puedes darte el capricho de forma puntual. Al ser algo excepcional para ti, también la disfrutarás mucho más.

Eso sí: no te pases con la cantidad. No olvides que luego es probable que te sientas mal.

Persona tocándose el abdomen debido a molestias causadas por comida que no debería consumir

Las que te hacen sentir culpable

Por supuesto que esto ocurre: te castigas fuertemente después de hacer un exceso siguiendo una dieta estricta e imposible de cumplir. Al igual que ocurre luego de una borrachera, te prometes no hacerlo otra vez.

Sigue leyendo: 3 postres light para no sentir culpabilidad

La culpa por comer no sirve para nada, solamente te lleva a no sentirte a gusto con tu cuerpo y a obligarte a consumir cosas que quizás no te gustan solo porque se consideran sanas.

No es una técnica recomendable por varias razones. Primero, porque no vas a perder la grasa ya consumida y segundo, porque el estómago no comprenderá qué está ocurriendo; puede que lo vuelvas más sensible si comes sano de lunes a viernes y luego no escatimas los fines de semana.

Por eso, es mejor que sigas una dieta más equilibrada. No comas lo que luego te hace sentir culpable porque, después de todo, la comida hay que disfrutarla.

El helado es una de las comidas que nunca deberías volver a consumir si te provoca malestar físico o psicológico

Las que no puedes dejar de comer

Si hay un alimento que no puedes parar de comer de tanto que te gusta, entonces es una de las comidas que nunca deberías volver a consumir.

Generalmente, estos alimentos para la mayoría de personas son las patatas fritas, los chocolates, las hamburguesas o las pizzas. Todos estos “alimentos” alteran químicamente tus respuestas en el cerebro y pueden llegar a ser muy adictivos.

Lee más: Los alimentos más adictivos que existen

No obstante, hay alimentos considerados como saludables que también nos pueden crear una adicción. Quizás una mermelada, las galletas caseras de tu abuela o una ensalada multicolor.

Las que no se consideran comida

Las industrias alimentarias grandes incluyen entre los ingredientes sustancias como jarabe de maíz de alta fructosa, almidón de maíz modificado, colorantes, celulosa o propilenglicol. 

Estos ingredientes sirven para ahorrar dinero a la compañía y crear una adicción en los consumidores. Sin embargo, no contribuyen en nada a favor de tu salud.

Las conservas, por ejemplo, contienen sustancias que las convierten en una de las comidas que nunca deberías volver a consumir de forma frecuente

Lo mejor que puedes hacer es preparar tu propia comida con ingredientes reales y productos orgánicos. También es recomendable usar proteína animal de alta calidad sin la presencia de antibióticos u hormonas.

Por último, revisa cada etiqueta individual. Si hay algún ingrediente que no reconoces, es probable que no sea comida.

Aquí tienes algunas recomendaciones para que puedas disfrutar de la comida a la vez que mantienes tu salud. Si te has sentido identificado con algunas de las situaciones expuestas, es hora de que hagas cambios.

  • KidsHealth. [Internet]. La indigestión. 2015. Disponible en: https://kidshealth.org/es/kids/indigestion-esp.html
  • SuMédico. [Internet]. Efectos de los colorantes en la comida. 2018. Disponible en: https://sumedico.com/colorantes-en-alimentos/
  • Universidad de Murcia. [Internet]. La comida basura es adictiva. 2012. Disponible en: https://www.um.es/lafem/DivulgacionCientifica/CienciaySalud/Portalyblog/cienciaysalud.laverdad.es/la-alimentacion/la-nutricion-ciencia/la-comida-basura-adictiva-article.html