5 conductas que predicen el fracaso de una relación

No podemos pretender cambiar a nuestra pareja si nunca le hemos dicho que nos molesta su conducta. De lo contrario, estaremos abocando la relación al fracaso

A veces, cuando una relación fracasa, nos surgen preguntas como “¿por qué, si todo iba bien?”. No obstante, ¿seguro que iba todo bien?

Hoy descubriremos algunas conductas que predicen el fracaso de una relación.

Las relaciones de pareja no fracasan de la noche a la mañana sin motivo aparente. Hay algunas conductas que hemos estado llevando a cabo sin percatarnos y que la han ido dañando.

Veamos cuáles pueden ser.

1. Criticamos a nuestra pareja

criticar-a-la-pareja

Una de las primeras conductas que predicen el fracaso de una relación es cuando criticamos al otro por cómo se viste, cómo conduce, la ropa que se pone, su manera de hablar, etcétera.

Nuestras críticas tienen un objetivo: cambiar a la otra persona. Algo que nunca va a ser posible, que supone un intento de manipular al otro y convertirlo en alguien que no es.

Para que exista una relación de pareja sana y sólida debe haber una aceptación plena del otro. Si no nos gusta cómo es, tenemos dos opciones: aceptarlo o dejarlo.

Sin embargo, nunca habrá la opción de criticarlo para cambiarlo.

2. La otra persona nos desprecia

¿Nuestra pareja se burla de nosotros? ¿En ocasiones nos humilla? Si esto es lo que sentimos, pero no se lo transmitimos, no estamos haciendo nada para solucionar esta situación.

En ocasiones, nuestra pareja tiene una forma de ser que nos hace daño, pero en nombre del amor continuamos con ella.

Lo más probable es que suframos dependencia emocional y que por eso no sepamos decir “esto no te lo voy a tolerar, me voy”.

Descubre: 5 riesgos de la dependencia emocional en la pareja

Es importante que tengamos en cuenta que en una relación de pareja tiene que haber respeto. Si no, esta será sin duda otra de las conductas que predigan el fracaso de una relación.

3. El culpable siempre es el otro

culpar

Entre todas las conductas que predicen el fracaso de una relación esta es la tercera más clara, pues se trata de echarle la culpa al otro, es decir, nunca asumir la responsabilidad.

Imaginemos que una mujer le echa la culpa a su pareja porque pone los pies encima de la mesa. Lo culpa de ello cuando, en realidad, nunca le ha dicho nada hasta el momento y de esto ya van dos años.

¿De quién es la culpa en realidad?

Es muy fácil echarle la culpa al otro y no solo en esta, sino en muchas otras de las que no nos percatamos.

La mujer debería haberle hecho saber desde un principio que no le gustaba pero, en vez de eso, intentaba que su pareja “adivinase” que eso le molestaba.

Lee: La asertividad nos ayuda a ser más felices en pareja

Esta actitud no es correcta y la mujer tendría que asumir la responsabilidad de la situación para así poder aprender de ello y aplicar ese aprendizaje en futuras ocasiones.

4. El silencio y la indiferencia

Hay un tipo de actitud bastante nociva y cuyo intento es manipular dentro de la relación de pareja. Estamos hablando del silencio y la indiferencia.

Si recogemos el punto anterior donde uno puede creer que la culpa es del otro, esto producirá un enfado que puede hacer que la persona opte por el silencio y la indiferencia para “castigar” a su pareja.

Esta actitud intenta someter al otro, además de tratarlo sin ninguna pizca de respeto.

Cuando nuestra pareja intenta castigarnos por decirle lo que pensamos o lo que nos molesta y nos castiga con el silencio, es el momento de marcharse de esa relación.

5. Nuestra pareja nos obliga y exige cosas

Te hace sentir culpable por todo

Esto tiene mucho que ver con la aceptación incondicional de la que hablábamos al principio.

Obligar y exigirle al otro determinadas cosas es una de las conductas que predicen el fracaso de una relación.

No podemos obligar ni exigirle a nuestra pareja nada. Es una persona libre a la que tenemos que respetar sin hacer ninguna tentativa de manipularla a nuestro antojo.

Si esto sucede en tu relación de pareja debes replanteártela pues, como bien mencionamos, está destinada al fracaso. Las actitudes de manipulación son muy nocivas.

Antes de irte no te pierdas: Tipos de apego en la pareja, ¿de qué modo te aman?

¿Has experimentado este tipo de conductas que predicen el fracaso de una relación? Detectarlas a tiempo te permitirá ponerle punto final antes de que la situación te haga más daño aún.