5 consejos claves para conseguir unos brazos firmes y tonificados

Es fundamental que combinemos la práctica de ejercicio físico con una alimentación equilibrada y masajes localizados para obtener mejores resultados, aunque pueden tardar en aparecer

Para muchas personas, en especial para las mujeres, los brazos son una de las zonas más problemáticas del cuerpo ya que, además de acumular grasa, tienden a perder su firmeza y van quedando con un aspecto flácido.

El problema es mayor a partir de los 30 años, justo cuando se disminuye la masa muscular y aumenta el tejido graso por las dificultades del metabolismo.

Si a esto le sumamos la pérdida de elasticidad que padece la piel, nos encontramos con un problema estético que, en verdad, es difícil de solucionar.

La buena noticia es que no todo está perdido y, con un poco de esfuerzo, se pueden fortalecer para que se conserven tonificados y firmes por más tiempo.

No te pierdas los 5 consejos principales para darles ese aspecto que tanto deseas.

1. Quemar grasa

Quemar grasa

Para poder combatir la grasa localizada de los brazos es primordial activar todo el cuerpo y conseguir una disminución de peso general.

Dado que no es posible quemar grasa de un solo punto, se deben buscar métodos para disminuir el número de calorías y grasa sin pasar por encima de lo necesario para la salud.

El ejercicio cardiovascular y una alimentación balanceada son esenciales dentro de un buen plan para combatir el exceso de grasa.

Es primordial evitar las populares “dietas milagro”, ya que carecen de nutrientes y, aunque ayudan a adelgazar, conducen a la pérdida de masa muscular.

Una buena solución es disminuir el número de calorías en cada plato del día, o bien, controlar las raciones.

Ver también: Las propiedades de los masajes en los pies

2. Aumentar el gasto energético

La práctica diaria de ejercicio físico es una de las mejores formas de quemar calorías y mejorar la salud.

Este hábito incrementa el gasto energético, disminuye los niveles de colesterol y ayuda a mantener estable la presión arterial.

Se debe realizar por lo menos 20 minutos al día, mínimo cuatro veces a la semana.

Una buena opción para los que no tienen demasiado tiempo es salir a caminar a paso rápido o usar una bicicleta estática.

3. Cuidar la alimentación

Cuidar la alimentación

Siguiendo con los beneficios de una buena alimentación para perder grasa, es primordial hacer una mención especial a aquellas cosas que se deben suprimir de la dieta:

  • El azúcar refinado
  • Las harinas
  • El alcohol
  • Los refrescos
  • La comida rápida
  • Los embutidos

Estos alimentos no solo aumentan la acumulación de grasa, sino que son los responsables del metabolismo lento, la retención de líquidos y la inflamación.

En su lugar se aconseja aumentar la ingesta de fuentes de proteína de alta calidad, tales como:

  • El pescado
  • La pechuga de pollo
  • El pavo
  • Las legumbres
  • El queso
  • Los huevos

También se debe primar el consumo de frutas y verduras frescas, así como agua y líquidos saludables.

4. Hacer ejercicios para tonificar

La práctica diaria de ejercicios para tonificar los brazos es útil para fortalecer la masa muscular y reducir la flacidez.

Lo ideal es buscar una rutina que trabaje todas las partes del cuerpo en una misma sesión, aunque también son válidas las que están diseñadas para los brazos.

Por ejemplo, las flexiones de pecho nos ayudan a trabajar el pectoral, pero también colaboran en conjunto con el fortalecimiento de los tríceps.

También se pueden hacer sentadillas con mancuernas, o bien, cardio combinado con levantamiento de pesas.

En cualquier caso, es importante hacerlo de forma gradual, en especial cuando el cuerpo no está acostumbrado. Los sobresfuerzos indebidos pueden ocasionar lesiones.

Lee también: Tratamiento de clara de huevo y cáscara de naranja para tonificar la piel

5. Cuidar la piel

Cuidar la piel

Las duchas con agua fría y los masajes corporales con productos reafirmantes son un gran apoyo para restaurar y mantener la firmeza de la piel de los brazos.

Ambos estimulan la circulación en la zona, enriqueciéndola con el oxígeno y los nutrientes necesarios para su actividad celular.

Un masaje de unos 15 o 20 minutos, con aceite o crema hidratante, estimula el sistema linfático, ayuda a reducir las toxinas y remueve la molesta celulitis.

¿Cómo hacer una crema reafirmante casera?

Para que no tengas que gastar demasiado en cremas reafirmantes comerciales, te proponemos una sencilla receta casera con ingredientes naturales.

Ingredientes

  • 1 taza de manteca de karité (225 g)
  • 3 cucharadas de aceite de toronja (45 g)
  • 3 cucharadas de aceite de nogal (45 g)
  • 5 cucharadas de alcohol mentolado (50 ml)

Instrucciones

  • Pon todos los ingredientes al baño María, excepto el alcohol, y déjalos durante 10 minutos a fuego bajo hasta que se integren bien.
  • Espera a que repose, agrega el alcohol mentolado y viértelo en un frasco de cristal hermético.
  • Toma la cantidad necesaria para masajear y frota los brazos con movimientos circulares.
  • Úsala todas las noches.

Ten en cuenta que ninguno de estos consejos funciona por sí solo ni de manera inmediata. Para lucir unos brazos firmes y tonificados debes ser constante con cada recomendación y ser paciente para ver los resultados.

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar