5 consejos del pasado muy interesantes

Alba Muñiz · 4 mayo, 2017
Muchos de los 'life hacks' que circulan por las redes sociales son trucos y consejos del pasado que han conseguido mantenerse vigentes a pesar del paso del tiempo.

¿Sabías que hay consejos del pasado que aún tienen validez en la actualidad? Pues sí. Y resultan muy útiles en el día a día, aunque no lo creamos. De hecho, algunos creadores de contenido han conseguido identificar cómo fue su difusión al principio y, al contar la historia, muchos se animan a comprobar su validez. 

Cuando se cae en cuenta de la gran ayuda que brinda el hecho de tener internet y redes sociales al alcance, resulta muy común preguntarse, ¿y cómo hacían para saber o resolver esto o aquello las personas en aquel entonces, sin internet ni redes sociales?

Lo cierto es que la gente se las ingeniaba como mejor podía. Y con el ‘boca en boca’, las soluciones a los problemas se iban adoptando. Asimismo, en las familias, este tipo de conocimiento se procuraba transmitir durante la niñez y la juventud, a fin de preparar mejor a los trabajadores del mañana.

Hoy en día, las respuestas a las inquietudes suelen encontrarse en pocos segundos gracias a la tecnología. Eso sí, la velocidad no siempre es un sinónimo de veracidad. A continuación repasaremos algunos de los consejos del pasado que se han rescatado, dentro y fuera del mundo virtual, y que vale la pena tener en cuenta.

Consejos del pasado de gran utilidad

Hacia finales del siglo XIX, los fabricantes de cigarrillos empezaron a introducir unas tarjetas de refuerzo dentro de los paquetes de papel. Poco tiempo después, esas tarjetas comenzaron a llenarse con imágenes; ya fueran obras de arte, personajes famosos o chicas bonitas. Posteriormente, empezaron a incluir curiosidades o, mejor dicho, trucos para resolver diferentes cuestiones.

Y si bien mucho de los trucos que se publicaron hace cien años resultaron ser muy bien recibidos, lo cierto es que hoy en día, no todos están aprobados en términos de seguridad. Por ello, los que te presentamos vienen a constituir excepciones.

1. Encender una cerilla al aire libre en un día de viento

cerillas

Originalmente, esta indicación estaba pensada para que nadie se quedara sin encender sus cigarrillos. Esto se debe a que, para el momento en que se difundieron las tarjetas, no existían campañas que alertasen sobre los perjuicios para la salud que tiene fumar.

Sin embargo, hoy en día el truco puede ser bastante útil para otros fines. Como encender una vela, por ejemplo.

Si por el motivo que sea tienes que encender un fósforo y el viento te lo impide, solo tienes que hacer unas mellas en la madera. De esta forma, el fuego encenderá también estas “salientes” y tardará más en extinguirse.

2. Extraer astillas o trozos de vidrio clavados

Además de doloroso suele ser complicado quitarse esos pequeños objetos filosos o punzantes que muchas veces penetran a través de la piel durante los descuidos u otras circunstancias.

Uno de los consejos del pasado tiene que ver con una forma de retirar los objetos mencionados, en especial, en  las manos y los pies. Para ello deberás realizar lo siguiente:

  • Llena un recipiente, de boca no demasiado ancha, con agua caliente casi hasta el tope.
  • Colócalo sobre el área afectada.
  • Deja que se enfríe.
  • Retira el frasco.

Verás como luego de este procedimiento, extraer una astilla o un trozo de vidrio resulta más sencillo. ¿Y por qué? porque al enfriarse dentro del envase, el líquido actúa como una especie de ventosa.

3. Mantener los huevos frescos fuera de la heladera

huevos

Quienes tienen gallinas ponedoras o bien, reciben huevos ecológicos con frecuencia pueden poner en práctica otro de los consejos del pasado: conservar los huevos recién puestos en un recipiente con abundante sal y colocarlos en un lugar fresco y seco.

Te recomendamos leer: ¿Cuántos huevos debemos comer a la semana?

4. Rebanar pan fresco sin problemas

Cortar el pan recién hecho sin que el cuchillo se trabe y las porciones queden irregulares es uno de los problemas más comunes a la hora de comer. Por suerte, entre los consejos del pasado podemos hallar la solución.

  • Lo que tienes que hacer es sumergir el utensilio en agua hirviendo durante unos pocos segundos (10 o 15, como mucho).
  • A continuación, corta el pan muy despacio. Obtendrás unas rebanadas uniformes y presentables.

5. Quitar marchas de tinta de la ropa

Quitar marchas de tinta de la ropa

A pesar de que hoy en día hay muchos productos químicos quitamanchas, una de las soluciones de toda la vida para quitar manchas de tinta recientes es: remojar la prenda en leche, durante un buen rato. Luego, una vez se haya ido la mancha, se puede proceder a lavar la prenda como de costumbre.

Recuerda

Los consejos del pasado que te hemos comentado aquí pueden ser de gran ayuda en ciertos momentos. Sin embargo, a la hora de aplicar otros, es fundamental informarse bien antes de aplicarlos, para no correr ningún riesgo ni sufrir ningún daño.

  • Oneill, Therese. ”Cigarette cards: the life hacks of 100 years ago”. The Week. 2013. [Online] Avaiable at: https://theweek.com/articles/462470/cigarette-cards-life-hacks-100-years-ago