5 consejos para evitar el contagio de la candidiasis vaginal

Tanto el uso de ropa interior de materiales adecuados como una higiene íntima pueden ser determinantes a la hora de evitar la proliferación de los hongos de la candidiasis.

La candidiasis vaginal es una infección ginecológica producida por la proliferación del hongo Candida. Este microorganismo está presente en la flora bacteriana común de las mucosas, así como en los intestinos y en la vagina.

Cuando se mantiene controlada por el sistema inmunitario, la Candida puede subsistir en cantidades pequeñas sin afectar nuestro organismo.

Un buen estado de salud aunado a una higiene apropiada impiden que la Candida se multiplique evitando, en consecuencia, la aparición de la candidiasis.

Sin embargo, al momento de presentarse un desequilibrio en el sistema inmunitario, pueden aparecer los primeros síntomas.

Signos de la candidiasis vaginal

Irritación de la vulva

Irritación de la vulva

Este síntoma suele ser el más incómodo de todos y también el más frecuente. El dolor que produce la inflamación de la vagina viene acompañado de enrojecimiento y picazón.

Rascarse no es buena idea, pues puedes provocar la aparición de úlceras en la zona afectada con lo que el malestar empeorará.

Visita este artículo: 5 razones por las que tienes picazón vaginal si no tienes una infección

Flujo vaginal

Otra de las señales de tener candidiasis vaginal es la aparición de un flujo de color blanquecino de consistencia muy densa y olor desagradable.

En ocasiones este tipo de flujo vaginal puede ser causa de otras infecciones. Es recomendable acudir al ginecólogo y comentarle la presencia de este síntoma al momento de su aparición.

Ardor al orinar

Ardor al orinar

La inflamación de la vagina producida por la candidiasis genera un cuadro de irritación en la zona que aumenta en las micciones.

Si bien es una gran molestia, este síntoma sumado a los demás es lo que suele determinar con seguridad la proliferación de la Candida.

Hipersensibilidad vaginal

La candidiasis vaginal también se caracteriza por originar dolor durante las relaciones sexuales, fruto de la inflamación en la zona.

  • Estos síntomas pueden variar en cada caso. Algunas pacientes los presentan de forma leve y otras no los soportan.
  • También hay quienes solo refieren uno de ellos y aun así padecen candidiasis.

En todo caso es recomendable hacer todo lo que esté en nuestras manos para evitar padecer la candidiasis vaginal.

Consejos para evitar el contagio de la candidiasis vaginal

1. Cuida tu higiene íntima

Cuida tu higiene íntima

Uno de los factores que se deben considerar a la hora de evitar la candidiasis vaginal es mantener una higiene adecuada en tu zona íntima.

Recomendamos prestar atención especial a nuestros hábitos de limpieza.

Por ejemplo, cuando vayas al baño debes limpiar la zona de adelante hacia atrás para evitar arrastrar microorganismos y gérmenes del recto a la vagina.

2. Ten especial cuidado durante el ciclo menstrual

Tres de cada cuatro mujeres han sufrido una infección vaginal por lo menos una vez en su vida adulta.

  • Los cambios hormonales y el uso de algunos fármacos durante la menstruación pueden modificar la efectividad del sistema inmunitario.
  • Es importante cambiar las compresas y los tampones con frecuencia durante el ciclo menstrual, esto te ayudará en la prevención de la candidiasis vaginal

3. Evita el uso de ciertos productos para la higiene íntima

productos para la higiene íntima

Hoy en día existen jabones y desodorantes perfumados destinados a la utilización en la zona genital.

Estos productos químicos, generalmente, contienen un pH ácido y otros agentes irritantes que modifican la flora bacteriana de la vagina.

En tal sentido, resulta sensato evitar su uso, así como abstenerse de utilizar espumas y aceites de baño para reducir tu exposición a padecer candidiasis vaginal.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 remedios naturales contra el mal olor vaginal

4. Cambia periódicamente las toallas y la ropa interior

Las toallas húmedas son ideales para la proliferación de algunos microorganismos y hongos. Por ello, resulta esencial cambiar con frecuencia las toallas de baño y utilizar siempre una que esté limpia y seca.

  • Asimismo, el uso de ropa interior de material sintético y muy ajustado promueve la proliferación de bacterias oportunistas que dan paso a la candidiasis vaginal.
  • Prefiere el uso de la ropa interior de algodón, material que mantendrá tu zona íntima fresca y seca.

5. Controla el uso prolongado de antibióticos

Controla el uso prolongado de antibióticos

El uso de antibióticos promueve la extinción de las bacterias que controlan a hongos como la Candida.

Si eres propensa a tener candidiasis y te recetan antibióticos, infórmale a tu médico para que tome medidas adicionales.

En muchos casos resulta una tarea muy difícil evitar la candidiasis vaginal. Ejemplo de esto es la propensión que tienen las mujeres con diabetes, a quienes se les complica mantener sus niveles de azúcar bajo control.

Cuando los valores de azúcar en la sangre se descontrolan, las levaduras presentes en el organismo aumentan su reproducción. Con ello, se incrementan las posibilidades de padecer candidiasis vaginal de manera frecuente.

Las mujeres embarazadas también son propensas a sucumbir ante la Candida. La acidez vaginal propia de esa etapa y una higiene deficiente favorecen el crecimiento de bacterias genitales.

No obstante, seguir buenos hábitos en tu zona íntima te ayudará a mantener a raya esta afección tan molesta.

Te puede gustar