5 consejos para evitar la retención de líquidos

Los hidratos de carbono también son un gran aliado para evitar la retención de líquidos, solo tienes que elegir los más adecuados para tu propósito

La retención de líquidos es una pesadilla para quienes intentan estar en forma, ya que impide la quema de grasa y aumenta nuestro volumen.

Además, cuando el problema es muy agudo, impide nuestro descanso o algo tan simple como ver una película en el sofá, ya que, de repente, comienzas a sentir espasmos u hormigueo.

Pues bien, tenemos que variar nuestros hábitos de vida para eliminar o mejora esta cuestión, pero ¿qué es y por qué se produce?

Los líquidos se colocan en los vasos sanguíneos o linfático y desde ahí deberían eliminarse. Sin embargo, a veces se produce un exceso de líquido que estos no pueden manejar.

Otras, aunque la cantidad sea la idónea, los vasos no pueden deshacerse de él. El origen de esta anomalía es muy diverso, desde una mala circulación, obesidad, insuficiencia renal…

Por ello, es bueno que le consultes al médico tus dudas, ya que detrás del desequilibrio puede esconderse algo grave.

No obstante, lo más habitual es que sea una cuestión leve, que puede estar relacionada con:

  • Mantener una postura durante mucho tiempo
  • Cambios de temperatura
  • Ciclos hormonales en la ovulación
  • La falta de ejercicio físico

También puede aparecer con:

  • Los medicamentos
  • Una ingesta excesiva de sal

En cualquier caso, siempre podemos hacer algo para aliviar la retención de líquidos de manera sencilla y poco invasiva.

5 consejos para evitar la retención de líquidos

1. Caminar 45 minutos diarios

Caminar-es-bienestar

Se trata de un paseo un poco acelerado que mejorará la calidad de tu vida de manera indiscutible.

Al caminar, los músculos se activan y con ellos, la circulación de la sangre comienza a fluir con más agilidad y sin esfuerzo.

De esta manera, los líquidos se repartirán de forma más equilibrada. Por otro lado, el sudor generado expulsa una parte de los mismos, por lo que sea aligera el trabajo de nuestro organismo.

Ver también: Remedio de pomelo para depurar tu organismo en un mes

2. Beber 8 vasos de agua al día

Beber agua

Mucha gente deja de beber agua para evitar la retención de líquidos. Esto es un error porque dicha sustancia es necesaria para que tu cuerpo funcione correctamente, así como para eliminar lo que no necesitamos.

Así, son aquellas personas que padecen este problema las que más agua deben tomar. Es cierto que en ocasiones nos cuesta llevarlo a cabo porque la encontramos aburrida.

Si este es tu caso, te sugerimos que pruebes las infusiones. Estas son muy diuréticas, producen calor interno y poseen propiedades ideales para conservar nuestra salud.

3. Selecciona los hidratos de carbono

Cuando comenzamos una dieta adelgazante, lo primero que pensamos es que tenemos que abandonar los hidratos de carbono. No obstante, estos aportan la energía que necesitamos para trabajar y pensar.

A pesar de todo, existen unos que son mejores que otros. Lo ideal es comer los integrales y de grano completo en pequeñas cantidades. En este sentido, te recomendamos que pruebes el trigo sarraceno o la espelta.

4. Consume fruta diurética

Licuados-verdes

La fruta también es un elemento controvertido. Teniendo en cuenta que contiene azúcar, hay quien prescinde de ella.

Con esto sucede lo mismo que en el caso anterior: existen frutas adecuadas y no adecuadas para evitar la retención de líquidos.

Las más aptas son:

  • Kiwi
  • Manzana
  • Limón
  • Fresas
  • Piña
  • Melón

Puedes tomarlas directamente o en licuados.

Te recomendamos leer: 5 batidos con kiwi que debes probar

5. Toma alimentos ricos en vitamina B6

Esta vitamina se disuelve en el líquido, con lo que facilita la expulsión del mismo.

Los más eficaces son:

  • Las legumbres
  • El hígado
  • Los cereales de grano completo e integrales
  • El lenguado

En general, todas las vitaminas del grupo B son ideales para nuestra pretensión, pero esta es de las más efectivas. Puedes prepararlos con verduras que destacan por su valor diurético, como:

  • La cebolla
  • El calabacín
  • La zanahoria
  • El apio

Con estos sencillos consejos podrás luchar contra la retención de líquido, de forma económica y con productos que podrás adquirir en cualquier parte.

Si tienes muchos estrés, lo más efectivo es que planees tus comidas cada semana.  Así, solo tendrás que cocinarlas, sin necesidad de exprimirte la cabeza cada vez que se acerca el momento de las mismas.

Es una estrategia que cada vez más gente está incorporando a sus vidas, ya que comer sano y una vida ocupada a veces parecen incompatibles.

Te puede gustar