5 consejos infalibles para perder peso sin sufrimiento

Si queremos perder peso no basta con hacer dieta, sino que debemos adoptar un estilo de vida saludable tanto en lo que respecta a la alimentación como a la actividad física

Las personas que luchan contra el sobrepeso y la obesidad suelen enfrentarse a muchas dificultades cuando deciden adoptar un plan para perder peso.

El hecho de tener que modificar sus hábitos de vida, sobre todo en cuanto a la alimentación, genera una leve sensación de sufrimiento que no todos consiguen sobrellevar.

El problema es que muchos asocian este proceso con dietas estrictas y planes de entrenamiento intensos, ignorando que deben hacerlo de forma gradual.

Si bien es cierto que la alimentación y el ejercicio son los pilares más importantes, no hay que caer en el error de acceder a métodos “milagrosos” que prometen resultados en tiempo récord.

En primer lugar, se debe entender que la pérdida de peso no se consigue de la noche a la mañana y, para mantenerlo, los hábitos deben adoptarse de forma permanente.

Teniéndolo en cuenta, en esta oportunidad queremos compartir 5 consejos infalibles que te ayudarán a llegar a la meta sin sufrir.

¡Descúbrelos!

1. Consumir una dieta variada

Comer de forma saludable

Si el objetivo es perder peso de forma sana y estable, es primordial tener claro que no debe excluirse ningún grupo nutricional del plan de alimentación.

Aunque durante mucho tiempo se pensó que era correcto evitar las fuentes de carbohidratos y grasa, hoy se sabe que, en cierta medida, también son necesarios.

Por esta razón, además de aumentar la ingesta de frutas y vegetales frescos, asegúrate de consumir:

  • Cereales integrales
  • Semillas y frutos secos
  • Carnes magras
  • Pescados y mariscos
  • Legumbres

Ver también: Aprende a combinar estos alimentos para bajar de peso rápidamente

2. Ingerir un desayuno saludable

Muchas personas con sobrepeso caen en el error de no desayunar porque piensan que es un método eficaz para ahorrar calorías.

Lo cierto es que es uno de los errores principales en cuanto a hábitos de alimentación y, lejos de ayudar, puede ser contraproducente.

  • El desayuno es la comida más importante del día, no solo porque nos llena de energía, sino porque le brinda al organismo una gran cantidad de nutrientes que participan en la actividad del metabolismo.
  • Al ignorar esta comida, o bien, remplazarla por opciones poco saludables, incrementa la sensación de ansiedad y, probablemente, al final del día se ingieran más calorías de las debidas.
  • El ayuno prolongado ralentiza las funciones del metabolismo y aumenta el almacenamiento de la grasa.

3. Dividir las comidas en 5 porciones

Controla las porciones

Bajar de peso no es sinónimo de pasar hambre.

De hecho, para no fallar en el intento y mantener el metabolismo activo, lo más aconsejable es dividir las comidas para cinco porciones al día.

  • En lugar de consumir tres comidas principales con platos abundantes, lo mejor es comer ligero, hasta cinco veces, en diferentes horarios.
  • Por supuesto, todas las elecciones alimentarias deben ser saludables, moderadas en grasas y calorías.

Visita este artículo: ¿Cuántas calorías se deben consumir diariamente?

4. Incrementar el consumo de agua

El consumo diario de agua es uno de los hábitos que toda persona con sobrepeso debe adoptar si quiere reducir medidas de manera eficaz.

  • Este líquido vital participa en el proceso de desintoxicación del cuerpo, facilitando la eliminación de los desechos que hacen lento el metabolismo.
  • Es una de las mejores maneras de prolongar la sensación de saciedad, en especial cuando se consume antes de las comidas principales.
  • Mantiene el organismo hidratado y con energía, optimizando su rendimiento físico y mental.

5. Hacer ejercicio regular

No olvides diseñar una rutina de ejercicio

Para las personas sedentarias suele ser difícil adoptar y mantener una rutina de ejercicio como parte de su plan para combatir el exceso de peso.

Inevitablemente, en un principio puede causar sufrimiento, puesto que el cuerpo necesita adaptarse a los cambios que implica la actividad física.

Sin embargo, para que no sea un martirio o algo similar, es primordial diseñar un plan de entrenamiento que se pueda ejecutar de manera gradual.

  • Este debe incluir ejercicios cardiovasculares y de fuerza, siempre dentro de las posibilidades de cada uno.
  • Para empezar se debe trabajar sin peso o con una cantidad mínima y, conforme aumenta la resistencia, incrementarlo.
  • La actividad cardiovascular debe realizarse por lo menos durante 15 minutos, ya que es fundamental para quemar grasa.
  • En general, la rutina debe realizarse de 3 a 5 veces por semana, permitiendo que el cuerpo se recupere los demás días.

¿Estás tratando de perder peso? Si temes fracasar en el intento por los esfuerzos que implica, ten en cuenta todos estos consejos y comprueba que puedes lograrlo sin sufrir.

Recuerda que, además de poner en práctica estos hábitos, debes tener mucha fuerza de voluntad para renunciar al estilo de vida sedentario.

 

 

 

 

Te puede gustar