5 consejos para prevenir la enfermedad de Alzheimer

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 20 noviembre, 2018
Ejercitar la memoria y la capacidad intelectual acompañado de un cambio de hábitos y la adopción de otros más saludables puede retrasar la aparición de la enfermedad

La enfermedad de Alzheimer es un desorden progresivo del cerebro. Poco a poco esta enfermedad destruye la memoria y la capacidad cognitiva e incluso impide a la persona enferma realizar sencillas tareas.

En la actualidad, el alzhéimer es la causa más común de demencia. Se ha constatado que en las personas enfermas los primeros síntomas aparecieron en torno a los 60 años de edad. 

Las investigaciones llevadas a cabo hasta el momento no han encontrado una causa exacta del alzhéimer. En este sentido, resulta difícil determinar con exactitud qué persona está en completo riesgo de padecer esta enfermedad.

Sin embargo, algunos estudios acotan los factores de riesgo a los siguientes:

  • edad: esta enfermedad hace su primera aparición entre los 60 y 65 años;
  • sexo: el sexo femenino parece sufrirlo en mayor número;
  • herencia familiar;
  • factores genéticos;
  • factores medioambientales: tabaquismo, dietas ricas en grasas o contaminación entre otros.

¿Cuáles son los síntomas neurológicos de la enfermedad de Alzheimer?

En un principio surgen pequeñas e imperceptibles pérdidas de la memoria que pueden ignorarse fácilmente.

Sin embargo, con el tiempo, esta pérdida de la memoria se va agravando. Hasta tal punto que la persona se vuelve incapaz de realizar actividades cotidianas.

En los estadios finales, el enfermo presenta problemas para realizar actividades intelectuales como hablar, comprender, leer, o escribir.

Algunos síntomas de alzhéimer incluyen:

  • Pérdida de la memoria a corto plazo: resulta difícil retener nueva información.
  • Pérdida de la memoria a largo plazo: resulta difícil recordar información personal como fechas importantes, la profesión e incluso el nombre.
  • Problemas de razonamiento.
  • Incomprensión de palabras comunes.
  • Incapacidad de atarse los zapatos o abotonarse la camisa.
  • Desorientación.
  • Cambios en el carácter: irritabilidad, confusión, apatía, o decaimiento, entre otros.

¿Cómo se puede prevenir el alzhéimer?

El cerebro presenta cambios durante el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer

En la actualidad no hay evidencia concluyente para su prevención. No obstante, la salud cerebral es fundamental. Para ello, se propone un estilo de vida que combina la práctica de ejercicio con una alimentación saludable. Por otro lado, los expertos recomiendan aprender a detectar los primeros síntomas. Además, es muy importante ejercitar tanto la memoria como la función intelectual.

Algunos de los consejos para prevenir o retrasar la aparición de alzhéimer son:

Controlar los factores de riesgo vascular

Mantener equilibrados los niveles de colesterol, azúcar e hipertensión arterial.

Modificar el estilo de vida

La alimentación juega un papel fundamental en la salud cerebral

  1. Alimentación: Una alimentación sana y equilibrada también mantendrá el cerebro sano por más tiempo. Así, se recomienda incrementar el consumo de:
  • Alimentos monoinsaturados “buenos”: nueces, cacahuetes, almendras, pistachos, aguacates, canela, o aceitunas.
  • Poliinsaturados: Omega 3 y alimentos de hojas verdes.
  • Vitamina E, presente en germen de trigo, cereales con cáscara, hojas verdes, nueces.
  • Vitamina B12: se puede encontrar en productos animales.
  •  Ácido fólico (Vitamina B9): presente en alimentos como judías, vegetales verdes, naranjas.
  • Se recomienda también reducir el consumo de carnes rojas, alimentos refinados, mantequillas y grasas derivadas de lácteos.
  1. Practicar ejercicio físico: es muy bueno para la salud en general. También lo es para prevenir la enfermedad de Alzheimer.
  2. Dejar de fumar ya que es un factor de riesgo del alzhéimer. Si aún no has logrado acabar con este mal hábito, recomendamos buscar alternativas para dejar de fumar.
  3. Incrementar la actividad cognitiva puesto que puede evitar y prolongar de algún modo la aparición de la enfermedad de Alzheimer. Numerosos estudios determinan que estas actividades son un ejercicio para el cerebro y la memoria.

Estas son algunas actividades recomendadas por los expertos:

  • Hablar varios idiomas.
  • Tocar instrumentos musicales.
  • Leer con frecuencia.
  • Estudiar una carrera.
  • Tener más actividad social.
  • Retarse con juegos intelectuales como ajedrez, crucigramas, rompecabezas, sudokus y todo tipo de juegos para pensar.

Para tener en cuenta…

En resumen, hasta ahora no hay una manera exacta de predecir si una persona va a desarrollar una demencia como la enfermedad de Alzheimer.

Es muy importante tener en cuenta los factores de riesgo, ya que pueden ser claves en la detección temprana de esta enfermedad.

Por el momento no se puede afirmar que se puede detener su evolución. Sin embargo, detectarla a tiempo puede ayudar mucho a mejorar la calidad de vida del enfermo.

 

  • Association, A., Alzheimer’s Association, & Association, A. (2015). 2015 Alzheimer’s disease facts and figures. Alzheimer’s & Dementia : The Journal of the Alzheimer’s Association. https://doi.org/10.1016/j.jalz.2015.02.003.
  • Laskowski, E. R., & Lexell, J. (2012). Exercise and sports for health promotion, disease, and disability. PM and R. https://doi.org/10.1016/j.pmrj.2012.09.586.
  • Rusanen, M., Kivipelto, M., Quesenberry, C. P., Zhou, J., & Whitmer, R. A. (2011). Heavy smoking in midlife and long-term risk of Alzheimer disease and vascular dementia. Archives of Internal Medicine. https://doi.org/10.1001/archinternmed.2010.393