5 consejos para reducir las molestias del hipotiroidismo durante el embarazo

A pesar de que la gestación es un proceso natural de la mujer, este no la exime de experimentar los síntomas propios de afecciones como el hipotiroidismo. Conoce estrategias para reducir las molestias de esta patología.

La tiroides es una glándula con múltiples funciones en el organismo, no solo en condiciones normales sino también durante el embarazo. Es una gládula de gran importancia, por lo que debemos estar alerta a cualquier tipo de afección, tal como el hipotiroidismo.

El hipotiroidismo es una patología de dicha glándula que causa determinadas molestias y que puede poner en riesgo la gestación, alterando el correcto avance de la misma e incluso su culminación. A pesar de ello, existen alternativas para mejorar los síntomas propios de esta enfermedad.

Es importante destacar que la solución no siempre está en el consumo de hormonas tiroideas, hay otras estrategias que también permiten reducir las molestias del hipotiroidismo durante el embarazo.

¿Cuáles son los síntomas del hipotiroidismo en el embarazo?

  • Intolerancia al frío.
  • Cabello fino y quebradizo.
  • Face melancólica.
  • Estreñimiento.
  • Tendencia a la obesidad.
  • Pérdida del apetito.
  • Irritabilidad.
  • Piel seca.

Aprende: Cómo controlar las náuseas en el embarazo con remedios naturales

Estrategias para reducir las molestias del hipotiroidismo

1. Consume yodo al natural

Alimentos ricos en yodo

El yodo es el compuesto principal de la tiroides y, por ende, de la hormona tiroidea que produce. Agregar a la dieta diaria alimentos con sal yodada permitirá que el cuerpo absorba la cantidad necesaria, para así reducir las molestias causadas por el hipotiroidismo durante el embarazo.

Para su obtención, aún más natural, se recomienda el consumo de mariscos o algas marinas que contienen una buena cantidad de yodo. Con estos alimentos el organismo repone la proporción de yodo que la glándula ha perdido por su condición patológica.

2. Evita comer productos con soya

Los alimentos con soya constan en su estructura nutricional de compuestos bociógenos, los cuales afectan directamente los niveles tiroideos del organismo, y más aún si la mujer con hipotiroidismo se encuentra en estado de gestación.

Los alimentos con soya se encargan de inhibir la estimulación de la hormona tiroidea, implicando un desequilibrio importante de esta y favoreciendo la aparición de bocio.

3. Mantén una dieta equilibrada

Todo paciente debe procurar llevar hábitos de vida saludables, incluyendo una buena dieta

Mantener una dieta balanceada es una de las principales estrategias para reducir las molestias del hipotiroidismo en el período de gestación. Todas las comidas deben aportar la cantidad de nutrientes necesarios para alimentar sanamente a la madre y, con ello, al feto.

Prefiere los alimentos orgánicos y verás cómo en poco tiempo no experimentas tan marcadamente los síntomas del hipotiroidismo.

Conoce: 5 recomendaciones para potenciar la asimilación de nutrientes

4. Consume aceites naturales

Tanto los aceites esenciales como los aceites naturales y ácidos grasos son indispensables en todo embarazo, ya que aparte de implicar grandes beneficios para la salud del feto, también mantienen la glándula tiroides regulada. Ello quiere decir que los aceites naturales y ácidos grasos estimulan en gran proporción la secreción de la hormona tiroidea.

Mejoran la función de la tiroides y, como consecuencia, ayudan a reducir las molestias que implica esta condición durante el embarazo. Puedes conseguir naturalmente los ácidos grasos y los aceites naturales en frutos secos como nueces y semillas de lino, así como en otros frutos como el aguacate.

5. Incrementa la ingesta de proteínas

El hígado es el responsable del metabolismo de las proteínas

Las proteínas constituyen nutrientes que aportan a una mejor distribución de la hormona tiroidea. Consumir buenas porciones de proteínas ayuda a que la hormona tiroidea pueda cubrir los requerimientos de manera equilibrada.

Las proteínas más saludables las consigues en todos los frutos secos, así como en los vegetales verdes y en las carnes blancas. Estas ayudan a que no solo te sientas bien tú, sino también tu bebé.

Conclusión

Mientras el organismo se encuentre en los niveles correctos de esta hormona, las  molestias por hipotiroidismo empezarán a disminuir, haciéndote sentir tranquila durante tu embarazo y permitiendo que te despreocupes por la condición de tu tiroides.

Te puede gustar