5 consejos para usar el aire acondicionado en verano

El aire acondicionado está presente en la mayoría de casas, aunque no todas las personas saben utilizarlo de manera responsable para sacarle el máximo partido sin correr riesgos innecesarios.

El aire acondicionado es una de las muchas comodidades que utilizamos en el verano. Estos dispositivos proporcionan una comodidad innegable y permiten mantenerse frescos y relajados, pero también requieren un uso responsable y un mantenimiento regular. Por ello, hemos preparado una lista de consejos para usar el aire acondicionado en verano.

Sin embargo, el aire acondicionado no debe ser la primera solución en caso de calor, ya que hay formas simples de preservar la frescura en el hogar. Estamos convencidos de que los siguientes consejos para usar el aire acondicionado en verano te permitirán ahorrar en la próxima factura de energía, además de hacer un uso responsable.

5 consejos para usar el aire acondicionado en verano

Estos son los mejores consejos para usar el aire acondicionado en verano:

1. Apaga el aire acondicionado por la noche

El primero de los consejos para usar el aire acondicionado en verano es apagarlo por la noche. En primer lugar, el aire de la tarde es naturalmente más frío, por lo que puedes aprovecharlo si apagas el aire acondicionado y abres una ventana.

En segundo lugar, para dormir cómodamente, tu cuerpo no necesitas que el aire acondicionado funcione a la misma temperatura que durante el día. Entonces, con el aire acondicionado apagado, podrás disfrutar de algunos ahorros de energía nocturnos y de dulces sueños.

2. Mantén el exterior del aire acondicionado limpio

Una de las maneras más fáciles de hacer que el aire acondicionado funcione de manera efectiva es asegurarse de que su exterior esté limpio de cualquier exceso de plantas o basura que puedan haberse acumulado durante el invierno. Si la ruta del flujo de aire se mantiene despejada, el aire entra con mayor facilidad y la unidad de aire acondicionado no tiene que trabajar tanto.

Y, cuando el aire acondicionado no tiene que trabajar tanto, consume menos energía. Piensa en verde y ahorra la cantidad de energía necesaria para refrescar tu hogar.

Descubre: 8 consejos para tener un hogar más sostenible y ecológico ¡Vale la pena!

3. Limpia los filtros

Mantener limpia la parte exterior de la unidad de aire acondicionado es excelente. Ahora bien, si no mantienes limpios los filtros del aire, no sirve de nada.

Esta es una de las maneras más fáciles de asegurarte de que el aire acondicionado funcione de la manera más eficiente posible. No solo debes sacar los filtros de aire y limpiarlos bien cada pocas semanas, sino que también deben reemplazarse por completo, al menos, una vez por temporada.

Según el tipo de unidad de aire acondicionado que tengas, es posible que puedas limpiar los filtros con mayor frecuencia. Si estás utilizando una unidad independiente, es fácil sacar, enjuagar y restregar los filtros para volverlos a colocar en la unidad en unos minutos.

4. Opta por un aire acondicionado reversible

Equipado con un sistema de inversor, el aire acondicionado reversible refresca la casa en verano y calienta en el invierno. Multifuncional, también es económico, ya que cuenta con el 30 % de ahorro de energía en comparación con los dispositivos convencionales.

El aire acondicionado reversible recupera las calorías del aire interior para rechazarlas al exterior y así disminuir la temperatura de las habitaciones en verano. También te sugerimos utilizar modelos con programación por habitaciones para maximizar la comodidad y el ahorro.

5. Evita los choques térmicos

Los choques térmicos no son saludables para el cuerpo, ya que tienen el efecto de causar fatiga y molestias respiratorias. El verano mantiene una diferencia de temperatura de menos de 7 ºC.

  • Para evitar problemas, debes programar el aire acondicionado con una diferencia de temperatura de 3 a 7 ºC con respecto a la temperatura exterior.

Descubre: Cómo evitar gripes y resfriados con los cambios de clima

Consejos para el coche

¿Por qué las personas son agresivas al conducir?

Cuando entres en el automóvil, lo primero que debes hacer es abrir las puertas y luego comenzar a dirigir el aire frío hacia el parabrisas y los pies. Más adelante, solamente tienes que dirigirlo hacia los pies. Ten en cuenta que no debes dirigir la proyección de aire frío directamente sobre la cara, ya que puede provocarte anginas.

Asimismo, debes limitar la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior y apagar el aire acondicionado un cuarto de hora antes de tu llegada al destino, para acabar el trayecto a una temperatura cercana al exterior. Finalmente, piensa en cambiar los filtros de aire regularmente y optar por un uso económico.

Por último, evita encender y apagar el aire acondicionado demasiadas veces al día, ya que resulta en un gasto de energía significativo. Recuerda que, para evitar problemas de salud, es importante controlar la instalación. Procura que un profesional revise el aparato del aire al comienzo de la temporada de calor.