5 consejos para reducir el colesterol en tu desayuno

27 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu
Para reducir el colesterol alto debemos empezar a tomar medidas desde el primer momento del día y, a la par de ello, procurar que la dieta sea sana y equilibrada siempre.

Una vez que nos diagnostican niveles de colesterol alto, debemos empezar a hacer ciertos cambios en nuestro estilo de vida y, sobre todo, en lo que a dieta se refiere. ¿Y qué mejor manera de ponerse a ello que buscando mejorar los desayunos? Reducir el colesterol desde primera hora de la mañana puede ser muy sencillo y solo tenemos que prestar atención a los alimentos que elegimos y las combinaciones que hacemos.

Además de ser una de las comidas más importantes del día, solemos considerar la mañana es un momento en el que nuestro organismo está mejor dispuesto a recibir y asimilar los nutrientes de los alimentos que decidamos consumir.

A continuación repasaremos algunos de los consejos que suelen dar los expertos en Salud y Nutrición acerca de la dieta y, en concreto, la primera comida del día.

1. Tomar avena, un cereal muy completo

Bol con avena.

La avena es un alimento muy completo que puede ayudar a regular los niveles de colesterol y, en general, mantener una buena salud. Contiene fibra soluble, muy necesaria para reducir la lipoproteína que ocasiona el LDL. A su vez, esta lipoproteína minimiza la absorción de colesterol en el torrente sanguíneo.

Combinar un plato de avena con alguna pieza de fruta, como un plátano y unas nueces, nos permite obtener un desayuno tan sencillo como sano.

Lee: ¿Qué tan efectiva en la avena para controlar el colesterol?

2. Comer grasa saludables, como los aguacates

Aguacates.
El omega-3 de los aguacates ayuda a reducir el colesterol en tu desayuno.

Aunque hay personas que tratan de evitar el consumo de aguacates cuando tienen el colesterol elevado, porque piensan que es un alimento demasiado calórico y con demasiadas grasas, en realidad, no tienen por qué.

Los aguacates son una buena fuente de nutrientes, así como de ácidos grasos monoinsaturados, ideales para mantener equilibrados los niveles de colesterol. Además, los desayunos con aguacate serán una opción muy energética, ideal para disfrutar antes de ir a entrenar por la mañana.

3. Comer ajo con limón para reducir el colesterol

Bebida de ajo y limón
La combinación de ajo y limón es uno de los remedios clásicos para el colesterol en sangre.

La Fundación Española del Corazón (FEC) indica que el ajo es un alimento recomendable, dentro de una dieta equilibrada, que si bien no es un antibiótico natural como se llegó a pensar, sí contribuye con la salud, en líneas generales.

Aunque el consumo de dientes de ajo a diario no ha demostrado tener ningún beneficio concreto sobre la salud, hay quienes se animan a consumirlo de diversas maneras (como la famosa cura del ajo con limón), para cuidar de su salud cardiovascular.

La cura de ajo con limón no tiene una base científica y, por ende, no es eficaz como remedio para la salud cardiovascular. Así que, si deseamos consumirlo, deberemos hacerlo dentro de un estilo de vida saludable, nunca como única medida para cuidarnos.

4. Sustituir las harinas refinadas por integrales

Pan de centeno.
Consumir pan rico en fibras ayuda a reducir el colesterol en tu desayuno.

Es importante que elijamos bien el pan que vamos a consumir. Los expertos en Nutrición señalan que la opción más recomendable es la que contenga grano entero, sea rica en fibra y no contenga harinas refinadas, como el pan de centeno, por ejemplo.

  • Para reducir el colesterol alto evita, sobre todo, el pan blanco de molde.
  • Hay expertos que consideran que el pan de centeno es el que más fibra y nutrientes tiene en su interior. Es una mezcla exquisita de hierro y vitaminas del grupo B que cuidará de que se mantengan a raya el colesterol malo.
  • Para disfrutar de un desayuno saludable y además, reducir el colesterol, nada mejor que tomar una rebanada de este pan de centeno con un toque de aceite de oliva virgen. También sería posible tomar dos rebanadas de pan integral con huevos revueltos con jamón, más una pieza de fruta.
  • El aceite de oliva virgen extra es el que presenta mayor calidad nutricional. Es rico en ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico), vitamina E y fitosteroles, todos ellos compuestos cardioprotectores.

Descubre: Desayunos sanos: ¿qué alimentos debes incluir?

5. Tomar té blanco para reducir el colesterol

Té blanco.

Por su contenido de antioxidantes, se considera que el té blanco es una bebida muy recomendable para mantener la salud. Y si se incluye en el desayuno con regularidad, se considera que sus beneficios pueden ser más apreciables.

Hay que tener en cuenta que, el té blanco por sí solo no podrá reducir el colesterol o hacer que este se equilibre de forma «automática». Por ello, debemos incluirlo siempre como complemento, dentro de un estilo de vida saludable.

Nota final

Si tienes dudas acerca de cómo disfrutar de desayunos sanos para reducir el colesterol, consulta con un nutricionista. El profesional podrá asesorarte adecuadamente y además, orientarte mejor para que puedas lograr tus objetivos.

Recuerda que debes evitar consumir cereales azucarados, bollería industrial y otros comestibles afines, ya que estos no son realmente saludables y solo te perjudican a la hora de intentar acercarte a tus objetivos.

  • Josué Gonzalez. (2013). Colesterol. 1. https://doi.org/10.1109/FCST.2015.28.

  • Molina, M. T., Vázquez, C. M., & Ruiz Gutiérrez, V. (1991). Metabolismo del colesterol. Su regulación a nivel hepático e intestinal. Grasas y Aceites. https://doi.org/10.3989/gya.1991.v42.i4.1237.

  • Clínica, G., Galega, S., & Interna, D. M. (2011). Lípidos , colesterol y lipoproteínas. Galicia Clínica | Socieda de Galega de Medicina Interna.