5 consejos para tratar los dolores menstruales

Para tratar los dolores menstruales es bueno agilizar la circulación sanguínea, ya que, gracias a ella, distribuimos las sustancias por nuestro organismo. Así, el ejercicio físico puede ser nuestro mejor aliado

A veces, nos cuesta reconocer que padecemos dolores menstruales.

Por un lado, hay quien censura que se hable de este tema. Por otro, tememos que la aceptación de que se padecen puede convertirse en una excusa para aquellos que sostienen que el periodo nos limita en nuestra vida.

En cualquier caso, es verdad que la mayoría de las mujeres sentimos molestias durante los primeros días y que otras sienten terribles dolores.  Teniendo en cuenta que se presentan una vez al mes, parece lógico que queramos encontrar soluciones.

Asimismo, resulta razonable que nos esforcemos en que los tratamientos sean naturales. Al tratarse de un fenómeno tan habitual, la medicación convencional puede dañar nuestros órganos y provocar un daño mayor.

Piensa que los más recurrentes son el ibuprofeno y el paracetamol. Mientras que el primero afecta al estómago, el segundo puede influir en el hígado.

Para que esto suceda, no es necesario que seas alérgica: los químicos que contienen son perjudiciales para sus tejidos.

No obstante, antes de seguir, queremos desmitificar ciertos asuntos con respecto al periodo.

  • Puedes ducharte y nadar, sin problema.
  • Del mismo modo, no existen obstáculos para que sigas yendo al gimnasio. Ten en cuenta que cientos de deportistas se juegan un título todos los días aun teniendo la menstruación.

1. Bebe mucha agua

Woman Drinking Water

Tanto los días previos a la propia menstruación como los iniciales, se produce una hinchazón que nos incomoda.

El origen de esta situación es doble: los ovarios se inflaman y retenemos líquidos.

Por ello, ingerir mucha agua es muy importante, ya que esto facilita la eliminación de los mismos. Aunque pueda parecer contradictorio, esta es la mejor manera de superar el problema.

Lee también: Como saciar la sed si no me gusta beber agua

2. Come pescados grasos

pescados-y-mariscos

A diferencia de lo que ocurre con la grasa de la carne, la que se encuentra en el pescado es muy saludable.

Rica en ácidos grasos omega 3, nos ayuda a paliar el desequilibrio hormonal que se produce en estos días. Además, pescados como el salmón, el atún o la sardina contienen elementos antiinflamatorios que alivian los dolores menstruales.

3. Té de frambuesas

Adelgazar con frambuesas

A pesar de su tamaño reducido, es un gran alimento.

En primer lugar, constituye una herramienta estupenda para las mujeres que tienen sangrados elevados. Las frambuesas contienen flavonoides que funcionan como vasodilatadores.

Además, dicha propiedad se intensifica con la vitamina C, ya que protege los capilares encargados de transportar la sangre.

Al tener una elevada proporción de agua, la frambuesa es muy diurética, por lo que reduciremos la retención de líquidos de manera considerable.

Por otra parte, si la tomas caliente, también notarás cierta mejoría.

Visita este artículo: Frambuesas y té verde contra la celulitis

4. Zumo de zanahoria

Jarabe-de-zanahoria

Con un alto contenido en vitamina C, incluye los beneficios mencionados en el caso anterior. No obstante, el valor de la zanahoria va mucho más allá.

Contiene sustancias vigorizantes que nos ayudan a superar el cansancio que se produce durante la menstruación.

Esto nos permite sobrellevar los dolores menstruales, ya que nos da energía para hacer otras actividades que nos entretienen. De esta forma ponemos el foco de nuestra atención en asuntos diferentes al padecimiento.

5. Ejercicio cardiovascular para tratar los dolores menstruales

Como su nombre indica, actividades como el running o caminar activan y mejoran la circulación sanguínea.

Cuando tenemos dificultades en este sentido, padecemos más dolores, habida cuenta de que no estamos bien nutridos.

Así, cuando iniciamos esta clase de ejercicio, la sangre empieza a repartirse por todo el cuerpo, por lo que llega a todos los lugares que la necesitan.

Además, se reduce el estrés y se generan endorfinas, lo que te pone en mejor disposición para afrontar el día.

Olvida los tópicos: moverse y hacer deporte durante el periodo es muy ventajoso.

Como ves, luchar contra los dolores menstruales es más fácil de lo que creemos.

Aunque no desaparecen por completo, se hacen muy llevaderos, con la ventaja de que no ingieres elementos nocivos para tu salud y si lo haces, será en menor medida.

No sientas vergüenza de tener estas molestias, recuerda que se trata de una parte de un ciclo natural sin el cual la especie humana no podría sobrevivir.