5 cosas buenas que debes dejar de esperar de ti todo el tiempo

La vida es un continuo ensayo-error, por lo que no debemos desesperarnos si algo no nos sale bien a la primera. Al fin y al cabo, la práctica hace al maestro

Desde que nacemos nos enseñan a actuar de la forma correcta.

Aunque puede parecer que todas estas son cosas buenas que necesitamos para encajar en la sociedad, a veces no se tienen en cuenta nuestros sentimientos.

Déjanos decirte que ni tú ni nadie somos perfectos y pasar la vida pensando que estas cosas buenas deben ser parte de ti puede ser negativo.

Esta vez queremos hablarte de algunas cosas que debes dejar de esperar de ti todo el tiempo.

Verás que, en muchos casos, olvidarlas puede resultarte realmente agradable y liberador.

¿Listo? Toma nota:

1. Ser perfecto

La perfección es imposible y, si alguien pudiese alcanzarla, seguro pensaría que es aburrida.

Muchas personas dicen entender que nadie es perfecto pero pasan la vida intentando llegar a este punto en algún aspecto.

Si tú eres así, debes detenerte ahora mismo pues, más que ayudarte, te estás haciendo daño. Con esto no queremos decir que no puedas mejorar, ¡claro que puedes!

Tan solo ten en mente que mejorar y ser perfecto son cosas muy diferentes.

Cuando aceptas que quieres mejorar aceptas que tienes errores y aprendes a verte tal y como eres.

Lee también: La expectativa imposible: ser perfectos

2. Esperar que los demás se comporten como tú creesCómo ofrecer una crítica constructiva

Al igual que tú no eres perfecto, nadie lo es. Esperar que las personas se comporten como a ti te parece correcto te hace mucho daño.

Te sentirás defraudado con regularidad y tus relaciones interpersonales serán muy tensas.

Probablemente te decepciones al estar esperando que tu fantasía se haga realidad. Así que basta de esperar a que los hijos solo hagan cosas buenas o que tus padres te traten como tú consideras es correcto.

Lo mejor que puedes hacer es aceptar lo que la vida te trae y aceptar a los demás como son.

En caso de que hasta ahora hayas sido del tipo que está esperando mucho de los demás, este cambio de actitud te va a sorprender.

3. Esperar que todo salga perfecto al primer intento

La verdad es que no hay nada en la vida que funcione a la perfección en su primer intento. Esto es sano y muy bueno.

¿Te imaginas lo que sería la vida sin errores y sin experiencias que te obliguen a pensar e ir más allá?

Las nuevas experiencias son precisamente eso, nuevas. Esperar que todo saldrá como lo planeas es algo absurdo.

Lo que deberías de hacer es dejar de mentirte y aceptar que, probablemente, la primera vez no las cosas no saldrán bien, pero que eso no sea un motivo para que abandones.

Las cosas buenas conllevan mucho trabajo y la adquisición de grandes experiencias. Con el paso del tiempo verás que justo el camino recorrido para llegar a tus metas es el que te da los mejores recuerdos.

4. Ser de ayuda para los demás antes que para ti mismo

dar-corazon-ayudar

A todos nos enseñaron que debemos ayudar a quienes nos rodean y que debemos compartir todo. Esta enseñanza estaría muy bien de no ser porque no nos enseñaron a ponernos en primer lugar.

No es raro encontrar personas que se desviven por hacer felices a quienes los rodean y luego se dan cuenta que no han hecho nada por ellos.

¿Esto te suena conocido? No nos malinterpretes, no te estamos sugiriendo que dejes de hacer cosas buenas por los demás.

Lo que te recomendamos es que analices si al ayudar a ese alguien estás perjudicando tus proyectos personales.

Debes comprometerte contigo primero. Piensa que, si no trabajas por tus metas y tu futuro, nadie más lo hará.

5. Deja de esperar ser un superhéroe

superar-obstáculos

Es muy común escuchar frases como:

  • Siempre se puede más
  • Si puedes pensarlo puedes hacerlo
  • El límite está en ti

Todas estas frases son muy buenas y útiles para ser una mejor versión de ti mismo. Lo que no deben ser nunca es la promesa de que serás un superhéroe.

Vivimos en una sociedad donde pareciera que todos estamos condenados a ser los mejores o a no ser nada. Luego nos enfrentamos a una realidad muy dura: no es posible cumplir con todas las expectativas.

Somos humanos y, como ya sabemos, no somos perfectos, No todo sale como queremos y no debemos buscar la perfección en todo momento.

Cuando sientas que no puedes más con las responsabilidades, regálate tiempo para ti. Permítete escapar de tanta necesidad de perfección y disfruta tus errores.

Al final, de lo que se trata la vida es de vivir, experimentar, equivocarte, ser feliz.

Visita este artículo: 6 cosas que debes empezar a hacer para ser feliz

Las cosas buenas son relativas

Hay un refrán muy conocido “no todo lo que brilla es oro” y es muy cierto y aplicable en este punto.

Ser bueno o hacer cosas buenas todo el tiempo es agotador. No siempre debes perdonar, compartir lo que tienes o tratar de hacer al mundo feliz.

Es bueno actuar de la forma correcta y ayudar a los demás, pero no debes aspirar a cumplir con todas las expectativas.