5 cosas que debes saber antes de iniciar la misma dieta que tu amiga

Brunilda Zuñiga 24 febrero, 2018
Cada persona tiene unos requerimientos nutricionales específicos según sus circunstancias y necesidades, por lo que la dieta que sigamos debe ser personalizada para que no suframos carencias

¿Eres de las chicas que inicia un plan para perder peso porque le ha funcionado a su amiga? ¿Imitas las comidas o bebidas de tu hermana para ser delgada?

¿Crees que si les funciona a ellas también será bueno para ti? Si ese es tu caso, te invitamos a leer este artículo.

Aquí descubrirás que lo que le funciona a otros no necesariamente será de ayuda para ti. Dale una leída antes iniciar la misma dieta que tu amiga.

1. Considera qué tipo de plan está siguiendo tu amiga

Considera qué tipo de plan está siguiendo tu amiga

Lo ideal es iniciar un plan con fines de pérdida de peso de la mano de un nutricionista. Sin embargo, debido al gran nivel de desinformación y a la intención de buscar opciones fáciles, es común seguir los regímenes de alimentación extremos.

Algunos son dictados por algún gurú que promete resultados inmediatos y casi imposibles de lograr sin sacrificios extremos. El problema es que suelen poner en riesgo la salud de las personas.

Por ello, antes de iniciar la misma dieta que tu amiga, verifica qué tipo de régimen está siguiendo o pretende seguir.

  • Evita aquellas dietas en las que el objetivo sea comer un único alimento o que imponga restricciones alimentarias excesivas.
  • Aunque puede haber una pérdida de peso en pocas semanas, no es un plan saludable y es posible que te hagan sentir irritabilidad y cansancio.
  • Confirma que la persona que esté orientando a tu amiga sea un profesional del área de la salud y no alguien que probó algo nuevo y le funcionó.

Te recomendamos leer: 5 errores que cometes siempre que estás por iniciar dieta

2. No se debe omitir uno o varios grupos de alimentos

Siguiendo con la idea de las dietas extremas, debes saber que existen guías de alimentación adaptadas a las costumbres de cada país. Estas guías dictan qué grupos de alimentos debes incluir en tus comidas y con qué frecuencia diaria.

De forma general, se deben incluir al menos tres grandes grupos de alimentos:

  • Energéticos (carbohidratos y grasas)
  • Reparadores (proteínas)
  • Funcionales (vegetales y frutas)

Antes de iniciar la misma dieta que tu amiga, comprueba que su plan incluya todos los grupos de alimentos. De lo contrario será un programa de alimentación con carencias nutricionales, que a largo plazo repercutirán negativamente en la salud de ambas.

3. Todos tenemos diferentes necesidades

Todos tenemos diferentes necesidades

Si bien existen patrones que especifican un promedio de ingesta diaria recomendada proteínas, macronutrientes, vitaminas y minerales, cada individuo tiene requerimientos energéticos específicos.

Estas necesidades solo las determina un especialista tras una evaluación minuciosa de:

  • Antecedentes personales y familiares
  • Hábitos psicobiológicos y de alimentación
  • Costumbres y preferencias
  • Nivel de actividad física
  • Análisis bioquímicos
  • Enfermedades presentes y de riesgo

Antes de iniciar la misma dieta que tu amiga, ten en cuenta que sois individuos diferentes en los aspectos antes mencionados, por lo que vuestras necesidades nutricionales son totalmente distintas.

Es posible que tu amiga y tú compartáis algunos factores. En ese caso la dieta puede ser similar pero conviene consultar con un nutricionista para saber si hay algo específico que debáis considerar.

De ser así, el nutricionista podría recomendaros algunos ajustes en porciones y la complementación de la dieta con suplementos.

4. Lo que a ella le funcione no siempre te funcionará a ti

Las personas ajustan su alimentación de acuerdo a hábitos, costumbres, preferencias y posibilidades económicas.

  • Por ello, puede que el plan de tu amiga incluya cenar salmón a diario, por ejemplo, ya que su especialista se lo recomendó por los beneficios que aporta a la salud, porque es una costumbre familiar y porque puede costearlo.
  • Por otra parte, quizás a ti no te guste el salmón, en tu familia no tienen la costumbre de prepararlo y resulta costoso para tu economía.

La ventaja de un plan nutricional dado por un especialista que considere todos los factores asociados entre alimentación y estilo de vida es que es perfecto para ti.

Así pues,antes de iniciar la misma dieta que tu amiga, evalúa si su plan de alimentación es viable para ti.

Lee también: Estrategias para no abandonar la dieta

5. ¿Sabes qué tan activa es tu amiga?

Sabes qué tan activa es tu amiga

Si tu amiga práctica algún deporte o dedica tiempo a entrenar su cuerpo, significa que sus necesidades nutricionales pueden ser muy diferentes a las tuyas.

Los requerimientos energéticos de los deportistas rondan las 3000 calorías, mientras que las de una mujer poco activa está alrededor de las 1800 calorías. Como te podrás dar cuenta, no tienen comparación.

Es muy importante que antes de iniciar la misma dieta que tu amiga tomes en cuenta qué tan activa es ella en su día a día.

  • Si realiza ejercicio dos horas al día y a ti te resulta un gran esfuerzo una caminata de 30 minutos, debéis evitar seguir el mismo plan de alimentación.
  • Si lo hacéis, tú estarás ganando peso o ella podría sentirse agotada y falta de energía.

Esperamos que con todos estos consejos puedan orientarte y ayudarte a decidir si es buena idea seguir la misma dieta que tu amiga.

Siempre es preferible que visites a un especialista del área de la salud que te pueda llevar de la mano. Solo él puede ayudarte a perder peso de forma óptima y sin pasar hambre, con resultados efectivos y duraderos.

Te puede gustar