5 cosas que debes saber sobre el trasplante de riñón

Después del trasplante de riñón el paciente debe adoptar una vida sana en la que siga una alimentación equilibrada y evite por completo tanto el alcohol como el tabaco

Los riñones son los órganos en los que no siempre pensamos a menos que aparezca una enfermedad renal. Sin embargo, hay que recordar que estos órganos tienen un papel importante en tu vida, pues son los encargados de filtrar los productos de desecho.

Por ello, cuando los riñones dejan de funcionar correctamente se requiere un trasplante. Esta vez te hablaremos de algunas cosas que debes saber sobre el trasplante de riñón.

En qué consiste un trasplante de riñón

Un trasplante de riñón es una intervención quirúrgica en la cual se incorpora un riñón sano para sustituir el riñón que ha dejado de funcionar.

Un riñón sano puede ocupar la función de dos riñones disfuncionales. Debido a esto es posible vivir con un solo riñón si eres una persona sana.

Por lo anterior, solo quienes tienen ambos riñones en perfectas condiciones pueden hacer una donación de este tipo. 

Ver también: 6 consejos para eliminar los cálculos en los riñones

1. Tipos de donantes de riñón

Tipos de donantes de riñón

Cuando se realiza un trasplante de riñón, el nuevo órgano puede proceder de distintos tipos de donantes:

  • Un familiar vivo, como alguno de los padres, un hermano o un hijo. Estas personas son quienes tienen mejores posibilidades de ser compatibles por tener la misma procedencia genética.

Uno de los grandes problemas es que quienes padecen alguna enfermedad severa automáticamente quedan descartados.

  • Un donante no emparentado con el paciente, como algún amigo o el cónyuge. Aunque es menos común, resulta una opción viable cuando no se puede esperar a tener un órgano de otra fuente.
  • Un donante muerto. Es aquella persona que ha fallecido recientemente por una causa diferente a una enfermedad renal y que además expresó su deseo de ser donante.

El problema es que hay una larga lista de espera y la compatibilidad nunca está garantizada. Además, en algunos países aún no es común la donación.

2. Procedimiento para el receptor del trasplante de riñón

Debido a que este procedimiento es complejo, existen ciertos pasos que se deben llevar a cabo. Si tu médico te ha sugerido esta cirugía, pregúntale todas tus dudas. El procedimiento básico es:

  • El receptor recibe anestesia general antes de la intervención quirúrgica.
  • Luego el médico cirujano realiza un corte en la zona abdominal inferior e incorpora el nuevo riñón dentro de la parte baja del abdomen.
  • Después se conecta la arteria y la vena del nuevo riñón con la arteria y la vena en la pelvis.
  • El cirujano conecta el uréter a la vejiga.
  • Finalmente, el cirujano se asegura de que la sangre circule a través del nuevo riñón y se vuelve a producir orina de la misma forma que cuando la persona tenía riñones sanos.

Aunque la cirugía termina en una horas, se requieren algunas semanas para que el nuevo riñón empiece a funcionar.

3. Complicaciones en el trasplante de riñón

Complicaciones en el trasplante de riñón

Un trasplante de riñón puede traer complicaciones, siendo las más comunes:

1. Rechazo del trasplante. Esta complicación puede ser de dos tipos:

  • Rechazo hiperagudo. Comienza a los pocos minutos o días de haber realizado el trasplante y hace necesario volver a operar al paciente para retirar el riñón que ha sido trasplantado.
  • Rechazo agudo. Se da cuando, luego de unas semanas de la intervención, hay filtración de células inflamatorias en el tejido del riñón trasplantado.

Este problema se trata con corticoides, siempre que no sea consecuencia de una respuesta inmunitaria del organismo en contra del nuevo riñón. Hasta ahora no existe un tratamiento efectivo para esto último.

2. Infecciones por la disminución de las defensas del organismo como consecuencia de los medicamentos inmunosupresores.

3. Posibilidades de sufrir algún tipo de cáncer como resultado de los fármacos inmunosupresores.

4. Desequilibrio en los niveles de calcio.

5. Efectos secundarios de los medicamentos: problemas digestivos, pérdida del cabello y diabetes tipo 2, entre otros.

4. Principales cuidados después de un trasplante de riñón

Si te has sometido a un trasplante de riñón, lo más probable es que se deba a un mal estilo de vida. Para reducir los problemas a futuro es importante que hagas cambios reales en:

Nutrición

Mantener una dieta saludable y balanceada es necesario luego de un trasplante de riñón. Solo de esta forma aseguras una recuperación completa.

Sigue las instrucciones del médico y asesórate con un nutricionista para determinar las porciones y alimentos adecuados. Recuerda que si tienes otra enfermedad, también tendrás que tomar en cuenta sus requerimientos.

Ejercicio

Es normal que luego de un trasplante te sientas débil a causa de la pérdida de masa muscular por el tiempo que estuviste enfermo. Por ello, luego de la operación tu médico te recomendará un programa de ejercicios o de fisioterapia.

Evita a toda costa excederte o dejar de hacer la rutina. Al inicio te sentirás cansado, pero con el tiempo tu cuerpo irá retomando su energía y condición física.

Visita este artículo: Desintoxica tus riñones con un jugo de zanahoria y pepino

5. Beneficios de un trasplante de riñón

Beneficios de un trasplante de riñón

Algunas personas sienten temor de pasar por una cirugía de este tipo y eligen la diálisis. Sin embargo, existen algunas buenas razones para elegir la cirugía. Estas son:

  • El trasplante suele garantizar una mejor calidad de vida.
  • Un trasplante le permite al paciente vivir, aproximadamente, 17 años luego de la operación.
  • Cuando se opta por diálisis, el promedio de vida supera los siete años y requiere diez o más horas semanales de tratamiento conectado a un aparato.
Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar