5 cosas que dice tu sudor sobre tu salud

Brunilda Zuñiga · 3 junio, 2016 · Última actualización: 7 febrero, 2019 7 febrero, 2019
El sudor puede tener muchos desencadenantes y en ocasiones puede estar anunciándonos algún problema de salud, por lo que no debemos pasar por alto las situaciones que nos hacen transpirar

¿A quién le gusta tener el rostro demasiado sudado en las mañanas de verano? A nadie. Y en el caso de los hombres, ¿les gusta cuando parece que cada camisa blanca está permanentemente descolorida, pero es en realidad sudor del cuerpo? Yo no lo creo.

Tu temperatura corporal se eleva, tu sistema nervioso le da a tus glándulas sudoríparas la luz verde y la humedad aparece sobre la piel. Es el incómodo sudor.

Constantemente luchamos contra esta situación. Desde llevar un pañuelo hasta usar perfume y desodorante, siempre tratamos de hacer que el mal olor no lo perciban otros.

Sin embargo, aunque creas que logras detener el sudor, si prestas atención verás que lo que en realidad detienes son las señales que la transpiración nos quiere dar.

¿Qué significa el sudor?

1. Estás embarazada o a punto de tener la menopausia

Dieta en la menopausia

Estar sofocada en un lugar donde hace frío y todos están abrigados. Estas son señales que hasta un 85% de las mujeres padecen cuando están cerca de la menopausia.  Sin embargo, esta no es la única razón ya que el embarazo también puede ser el causante del sofocamiento.

En ambos casos se debe a los cambios hormonales. Estos parecen meterse con el cerebro del “termostato” por error. Generan la creencia de que se está provocando el sobrecalentamiento y el sudor surge como respuesta a la reacción.

No olvides leer: Regula las hormonas con estos 7 menús para toda la semana

2. Estás estresado

Estrés

Si te llega un mal olor, hueles y te preguntas: “¿soy yo?”, párate a pensar un segundo. Analiza lo que ha estado en tu mente últimamente. Mientras reflexionas, responde a estas preguntas: ¿estás estresado o ansioso?

Si es así, tus emociones son probablemente las culpables de ese desagradable aroma. El sudor que producimos cuando estamos en caliente se realiza a través de las glándulas ecrinas, ubicadas en todo el cuerpo, y contiene principalmente agua y sal.

Cuando estás estresado, el sudor es producido por las glándulas apocrinas. Estas se encuentran solo en ciertas zonas, como las axilas.

Este tipo de sudor contiene grasa y proteína que se mezclan con las bacterias en la piel, produciendo un olor desagradable en el proceso. Lo mismo pasa cuando estás ansioso o asustado.

3. Estás propagando tu felicidad o miedo

Aunque parezca extraño, las personas que te rodean pueden notar lo que sientes por el olor de tu sudor. En un experimento 36 mujeres olieron las muestras de sudor de 12 hombres que habían visto vídeos destinados a asustar o generar felicidad.

Cuando una mujer olía el sudor de un hombre que había sido asustado por el vídeo era más probable que mostrara una expresión facial que se asemejaba a algo parecido al miedo. Cuando olía el sudor de un hombre feliz lo más probable era verla sonreír.

En conclusión: si sientes miedo, los demás lo van a oler y si estás feliz, también.

4. Estás en riesgo de un golpe de calor

 

lo que dice tu sudor

¿Te ha pasado que sales a caminar y no sudas? Algunos creen que esto es símbolo de resistencia. Aunque también hay algo de cierto, debes preocuparte si el clima es muy caliente y tú no sudas nada y comienzas a sentir mareos.

Esto se llama anhidrosis y es la incapacidad para sudar de forma normal. Es una condición muy peligrosa. La ausencia de sudoración impide que tu cuerpo se refresque de forma natural.

Si este es tu problema, te recomendamos tener cuidado con situaciones de calor excesivo.  Cuando veas que estás en riesgo, toma suficiente agua para recuperar líquidos. También debes cubrirte del sol, darte un baño con agua templada y limitar la exposición al calor.

Si te encuentras fuera de casa, ve a un lugar con sombra o con aire acondicionado. Si no empiezas a sentirte mejor, rápidamente llama o pide atención médica de emergencia.

¿Quieres conocer más? Lee: Causas frecuentes de los mareos y cómo prevenirlos

5. Tienes baja azúcar en la sangre

Reducir los niveles de azúcar en sangre

Al momento de medir tus niveles de glucosa, estos deben estar entre los 70 y 100 miligramos de glucosa por decilitro de sangre si estás en ayuno. Si cae por debajo de la marca de 70 a causa de la diabetes o por el exceso de ejercicio, comenzarás a sentir los efectos.

Uno de los síntomas puede ser la sudoración excesiva, en especial en la parte posterior del cuello, en la línea del cabello.

Si los latidos corazón se han acelerado o sientes temblores, náuseas leves, mareos y visión borrosa debes estar alerta. Procura mantener tus niveles de glucosa en el rango correcto.

Como ves, el sudor es un síntoma de aquello que le está sucediendo a tu organismo. Te recomendamos que le prestes especial atención ya que puede avisarte de posibles malestares.

  • Maillard, H., & Dumont, P. (2012). Hiperhidrosis. EMC - Dermatología. https://doi.org/10.1016/S1761-2896(12)63516-X
  • Fernández Mas, E., Vilavella Lizana, C., Saúl Gordo, E., Sánchez Tejeda, E., & Balmont Pi, G. (2016). Golpe de calor. FMC Formacion Medica Continuada En Atencion Primaria. https://doi.org/10.1016/j.fmc.2015.11.008
  • Herrera, C. C., & Fonseca, M. S. (2018). Estres. Revista Scientific. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004