5 cosas que podrían causar alguno de los tipos de cánceres

El problema que existe con muchos productos químicos, como los ambientadores, es que no tienen una etiqueta que avise de su peligrosidad, por lo que el usuario los utiliza de forma indiscriminada

El cáncer está considerado como una de las enfermedades más graves que pueden existir, ubicándose entre los primeros lugares como una de las principales causas de muertes en todo el mundo.

Hasta ahora no han logrado crear un tratamiento 100% efectivo que garantice su cura sin que eso implique padecer peligrosos efectos secundarios.

Si bien los avances tecnológicos y la medicina han permitido salvar muchas vidas, aún no hay un método que evite someter a los pacientes a químicos y técnicas agresivas con sus cuerpos.

Por ahora, los expertos en el tema siguen advirtiendo que la detección temprana es la forma más eficaz de superar la enfermedad con éxito.

Sin embargo, un gran porcentaje sigue siendo detectado en etapas muy avanzadas, haciendo casi imposible su tratamiento.

En la búsqueda por reducir la tasa de fallecimientos por los diferentes tipos de esta enfermedad, varios estudios han tratado de encontrar los posibles “culpables” de su desarrollo y, entre esto, han determinado que podrían estar relacionadas algunas actividades cotidianas.

Un claro ejemplo fueron los hallazgos del estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado hace poco, en el cual se advirtió a la población de bque el consumo de carnes procesadas podrían aumentar el riesgo de esta patología.

Teniendo en cuenta que muchos están preocupados por esto, en esta oportunidad queremos compartir 5 cosas que pueden tener agentes cancerígenos. ¡Descúbrelas!

1. Consumo de tabaco y tabaquismo pasivo

Cigarrillo

Se ha demostrado que el tabaco y los peligrosos químicos que lo componen son una de las principales causas de cáncer.

Su consumo está asociado al mayor riesgo de cáncer de pulmón, de órganos digestivos e incluso genitales.

Lo peor es que el riesgo es casi igual para los llamados fumadores pasivos, quienes, al respirar su humo, tienen hasta cuatro veces más incidencia de cáncer de pulmón en comparación de los fumadores.

Ver también: Los 9 alimentos que debes incluir en tu dieta si quieres unos pulmones sanos

2. Lámparas y cabinas solares

Las camas de bronceado que suele haber en centros de estética emiten radiaciones ultravioletas (UV) que aumentan de forma significativa el riesgo de cáncer de piel.

Y es que, de hecho, se ha demostrado que algunos tipos de cabinas pueden emitir entre 10 y 15 veces más radiación que la del sol a mediodía.

En marzo de este año, la OMS desaconsejó y advirtió de que:

Cada año se producen en el mundo 132 000 casos de melanoma maligno (el cáncer de piel más dañino que existe) y mueren unas 66 000 personas a causa de este y otros tipos de cáncer de piel

3. Bebidas alcohólicas

Alcohol

Una y mil veces se ha advertido que la ingesta excesiva de bebidas alcohólicas es peligrosa no solo para el hígado, sino para el resto del cuerpo.

De acuerdo con la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) ingerir este tipo de sustancias aumenta el riesgo de cáncer de:

  • Mama.
  • Colorrectal.
  • Laringe.
  • Hígado.
  • Esófago.
  • Boca y faringe.
  • Y “probablemente” de páncreas.

4. Polvos de talco

Utilizado para mantener la piel seca y libre de irritaciones, los polvos de talco podrían tener una relación con el cáncer de ovario cuando son aplicados en las partes íntimas femeninas.

Este producto libera algunas partículas que pueden viajar a través de la vagina, el útero y las trompas de Falopio y que pueden ser más tarde una causa potencial de cáncer.

Con los análisis de más de 16 estudios sobre este tipo de productos, se comprobó que las mujeres que lo utilizaron tenían hasta un 30% más de probabilidades de desarrollar este tipo de cáncer.

Te recomendamos leer: Cáncer de ovario: 7 señales que alertan del asesino silencioso

5. Ambientadores químicos

Ambientadores químicos

Se utilizan como parte de la limpieza del hogar para dejar un aroma agradable y fresco. Sin embargo, según un estudio del Consejo de Defensa de Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés) la mayoría de estos contienen sustancias químicas que podrían empeorar a los pacientes con asma o problemas de fertilidad.

En otra investigación de la Universidad de Washington (Estados Unidos), se descubrió que los ambientadores despedían químicos regulados como tóxicos o peligrosos, incluyendo agentes carcinógenos.

Pese a esto, ninguno estaba etiquetado con ningún tipo de advertencia sobre estos posibles efectos al utilizarlos.

El cáncer es una enfermedad bastante compleja que se puede originar por muchos factores. Los aquí mencionados son posibles desencadenantes que han demostrado tener alguna asociación con el desarrollo de las células malignas.

En cualquier caso, se aconseja evitarlos al máximo, en especial si ya hay otras razones para pensar que se tiene riesgo de desarrollar alguna de las variedades de la enfermedad.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar