5 cosas que hoy haces y de las que te arrepentirás dentro de unos años

Debemos aprender a disfrutar de la vida, cuidar de nuestras relaciones y saber que las oportunidades solo se presentan una vez, por lo que hay que aprovecharlas

Llevamos un estilo de vida impuesto que provoca que no seamos conscientes de disfrutar del ahora.

Sin embargo, hay determinadas cosas que estás pasando por alto y de las que te arrepentirás tarde o temprano.

Lee: La importancia de vivir el momento presente

Hoy no les das importancia que merecen, pero ya lo harás. Crees que no es necesario esforzarte en eso, que ya le dedicarás el tiempo que requiera.

No obstante, ¿qué pasaría si el mañana nunca llegara?

1. Deja de descuidar tus relaciones

llamar-por-telefono

Estás tan lleno de trabajo y cosas que hacer que postergas esos encuentros y cenas con tus amigos que tan bien te hacen sentir. Consideras que le debes dar prioridad a tus responsabilidades.

No obstante, descuidar a tus amigos provocará que la relación se enfríe y que, cuando quieras recuperarla, tal vez no haya nada por lo que esforzarse.

Tu círculo social se ha visto reducido a lo largo de los años porque tú lo has permitido. El día de mañana te darás cuenta de que esas amistades tan sinceras ya no están a tu lado.

Lo mismo ocurre en las relaciones de pareja. Cuando creemos que no hay que luchar demasiado si la situación se pone terrible, ya que hay más peces en el mar.

Sin embargo, darse por vencido puede hacer que te arrepientas el día de mañana al ver con perspectiva lo que dejaste escapar por pereza.

Antes de tirar la toalla, haz todo lo posible. A veces no está en nuestras manos que una relación siga adelante, pues para eso hacen falta cuatro manos.

No obstante, te sentirás mejor y más satisfecho si haces todo lo posible por ella.

2. Vivir para trabajar, trabajar para vivir

vivir-para-trabajar

Descuidar tus relaciones, tu familia, sacrificar tu tiempo libre y de ocio por el trabajo es un grave error. Al final, te encontrarás en una constante espiral de estrés.

Es muy importante desconectar y tener tiempo para uno mismo. Darse la oportunidad de relajarse y de dejar de pensar en el trabajo por unas horas o unos días.

Descubre: Trabaja para vivir, no vivas para trabajar

Hay muchas personas que no saben diferenciar entre vivir para trabajar o trabajar para vivir. Estos dos elementos deben estar en equilibrio.

No necesitas estar todos el día metido en la oficina, permitiendo que absorba tu vida personal.

Deja de sobrecargarte. Te arrepentirás si a partir de hoy no aprendes a disfrutar de la vida.

3. Detén al miedo

¿Qué es lo que quieres hacer? ¿Hasta dónde deseas llegar? El miedo no nos permite alcanzar las metas que nos proponemos y nos insta a dar pasos hacia atrás.

Es el momento de que veas al miedo de otra forma. Como un reto que debes enfrentar para salir victorioso.

Si constantemente te dejas vencer por él, ¿qué es lo que estás consiguiendo?

El día de mañana te arrepentirás, porque te darás cuenta de que no mereció la pena someterse a los temores que te asolaban.

4. Olvida la vergüenza, di lo que sientes

verguenza

Tenemos mucha vergüenza de decir lo que en verdad sentimos a las personas que amamos. Suponemos lo que pueden pensar o cómo reaccionarán y eso nos frena.

No obstante, muchas veces sentimos esa necesidad que ahogamos e intentamos aplacar a base de pensamientos negativos en los que nos refugiamos.

No te pierdas: La vergüenza se puede superar: 3 soluciones que te ayudarán

Pero, ¿alguna vez te has arrepentido de no haberle dicho “te amo” a la persona que querías?

Ver la situación unos años después genera otro tipo de perspectiva. Una más realista y que le quita importancia a todas esas preocupaciones que en su momento tenías.

No tienes nada que perder cuando abres tu corazón y dices lo que de verdad sientes.

Nadie sabe cómo reaccionará la otra persona. A lo mejor, te sorprende…

5. Vela por tu salud

no-bebas

Hoy eres joven, por lo que los excesos no te preocupan. Comida basura, alcohol, falta de ejercicio… ¿Qué importa ahora?

A pesar de que visiblemente te mantengas sano, cuando pase el tiempo todo esto que haces mostrará sus consecuencias.

Piensa que tu cuerpo es como la piel: tiene memoria.

Si no cuidas de ti ahora, ¿cuándo lo harás? ¿Mañana? ¿El año que viene? Los propósitos solo tienen sentido si se llevan a cabo desde ya, en el presente. Si no, se terminarán convirtiendo en un deseo fallido.

Antes de irte no te pierdas: La mejor edad es la que tienes ahora

Los años pasan rápido y, cuando menos te lo esperes, te estarás lamentando por todo aquello en lo que te falló tu fuerza de voluntad.

El ahora es lo que importa. Mañana te arrepentirás por todo lo que hoy postergaste.

 

 

 

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar