5 cosas que solo entienden quienes padecen endometriosis

Brunilda Zuñiga 29 diciembre, 2016
Dado que la endometriosis termina siendo una enfermedad crónica es importante que busquemos opciones para minimizar sus síntomas y poder sobrellevarla de la mejor manera posible

Muchas personas quizás han escuchado hablar de la endometriosis, pero no saben lo que es. La endometriosis es una enfermedad en la que las células endometriales crecen fuera del útero.

Este padecimiento es benigno y afecta a algunas mujeres durante su vida reproductiva.

Cuando el endometrio se desarrolla de forma incorrecta, puede asentarse en cualquier lugar del abdomen. Esta situación puede provocar implantes (placas pequeñas), nódulos (placas grandes) y endometriomas (quistes en los ovarios).

Una mujer que es diagnosticada con endometriosis puede pensar que tiene un resfriado, en especial durante las épocas de invierno.

Por ello, cuando sienta fatiga y fiebre, creerá que es una mala jugada del clima. No obstante, podría terminar en la sala de emergencias, ya que la fiebre puede llegar a ser extremadamente alta. 

Después de un tiempo sus preocupaciones pueden aumentar, ya que la afección puede llegar a amenazar su vida con la ruptura del apéndice o ejerciendo presión sobre sus riñones.

Si tú no has experimentado las molestias de la endometriosis, probablemente no entenderás las quejas de quienes sí. Por eso, te invitamos a conocer un poco en profundidad estos malestares.

1. Calambres asesinos

calambres

Aún no se sabe por qué la endometriosis produce estos dolores.

La teoría más sobresaliente es la denominada menstruación retrógrada. Esto es porque cada mes, cuando una mujer menstrua, parte de la sangre que sale del útero se escapa en la cavidad pélvica que rodea los órganos reproductores en lugar de dejar el cuerpo.

Tampoco se conocen las causas que determinan la menstruación retrógrada. En algunos casos no parece haber vínculos genéticos. Lo que sí se sabe es que la endometriosis produce dolores fuertes.

No se trata únicamente de un dolor debilitante y grave y tampoco son solo calambres, ya que suele ir acompañada de:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Estreñimiento
  • Dolor de espalda
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Sangrado intermenstrual

Los médicos suelen prestar especial cuidado a estos problemas para detectar la endometriosis en sus etapas más tempranas. Cuando se logra identificar el problema a tiempo, es más fácil preservar la fertilidad en la mujer.

Ver también: Combate el estreñimiento de forma natural con estos 8 remedios caseros

2. Ven la opción de tener hijos como una solución

El embarazo puede reducir algunos síntomas de la endometriosis.

En este momento los niveles de progesterona de una mujer son más altos y dado que la endometriosis se alimenta de estrógenos (y estos disminuyen) las molestias desaparecen por completo o casi por completo.

Sin embargo, no es una cura. Nueve meses más tarde, los síntomas volverán en la mayoría de las mujeres. Además de esto, también tendrás que cuidar un bebé.

Obviamente esto se trata de una suposición de que una mujer con endometriosis pueda quedar embarazada.

Las malas noticias es que entre un tercio y la mitad de las mujeres con endometriosis no podrán tener hijos. Esto pasa cuando los órganos reproductivos están muy dañados.

3. La histerectomía, de pronto, no parece tan mala idea

No se trata de una cura realmente. No obstante, como la endometriosis está en la parte de afuera del útero, se puede asumir que la extirpación del útero podría eliminar el problema.

La histerectomía puede ayudar a disminuir el dolor pero solo eso. Con el paso del tiempo, los quistes pueden crecer en otros órganos.

Según muchos especialistas lo ideal es evitar la histerectomía, aunque en ocasiones suele ser el único tratamiento viable. Si tu médico te sugiere esta alternativa y simplemente no te gusta, busca una segunda opinión y considera algo menos radical.

Si quieres tener hijos en algún momento y tienes endometriosis sigue intentando y trata de quedar embarazada. Al final, realizar o no una histerectomía es una decisión de lo más personal.

Para algunas mujeres puede ser la mejor opción y otras no la quieren ni pensar.  

4. Conversar con tu médico no es una opción

A las mujeres diagnosticadas con endometriosis les gustaría encontrar a alguien que realmente las escuche. Algunas no tienen el tiempo suficiente, pero saben que vale la pena buscar una terapia.

Lamentablemente, puede dar con un especialista que no esté muy dispuesto a escuchar sobre algo que vaya más allá de su área.

Si lo necesitas, no dudes en buscar grupos ayuda, un psicólogo o un ginecólogo que te dé mayor apoyo. Nunca está de más que busques a alguien especializado en la endometriosis.

5. El comer bien y dormir lo suficiente no son negociables

comer bien

Dormir bien y tener una buena alimentación es una obligación de vida si de verdad quieres tener menos dolor. Si pasas por una cirugía o te han dado un tratamiento con hormonas esto no es negociable.

Los expertos indican que en este momento debe haber un buen cuidado de la endometriosis.

Recuerda que puedes intentar varias alternativas hasta encontrar la que te haga sentir bien:

  • Terapia física para limitar el dolor pélvico
  • Una buena dieta antiinflamatoria
  • Acupuntura
  • Yoga

Asimismo, no olvides que la actividad física suave te puede ayudar con el dolor. Evita la exageración en los ejercicios que hagas para evitar sangrados.

Te recomendamos leer: 6 beneficios psicológicos de practicar yoga

Una molestia con la que vivirás toda la vida

La endometriosis no tiene cura, pero la cirugía puede disminuir algunos de los síntomas y los medicamentos también pueden ayudar.

No obstante, no hay nada tan efectivo como que mantengas la tranquilidad y descanses.

Te puede gustar