5 cosas que solo entienden quienes padecen endometriosis

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 31 diciembre, 2018
Dado que la endometriosis termina siendo una enfermedad crónica es importante que busquemos opciones para minimizar sus síntomas y poder sobrellevarla de la mejor manera posible

La endometriosis es una enfermedad en la que el tejido que normalmente recubre el útero crece fuera de este. Es un padecimiento benigno y afecta a algunas mujeres durante su vida reproductiva.

Cuando el endometrio se desarrolla de forma incorrecta, puede asentarse en cualquier lugar del abdomen. De este modo, puede aparecer en los ovarios, las trompas de Falopio, los intestinos o la vejiga. Rara vez puede encontrarse en otras partes del cuerpo como los pulmones.

Los términos implantes, nódulos o lesiones se usan para describir las zonas donde aparece la endometriosis. Cuando afecta a los ovarios, pueden formarse quistes (endometriomas).

Síntomas de la endometriosis

Tratamiento de la endometriosis

Algunas mujeres pueden no presentar ningún síntoma, sin embargo, los más comunes son:

  • Menstruaciones largas y abundantes
  • Dolor en la parte baja del abdomen, espalda baja o pelvis
  • Dolor durante o después del coito
  • Calambres menstruales
  • Infertilidad
  • Otros síntomas como: estreñimiento, diarrea, náuseas o cansancio

El dolor de la endometriosis puede ser muy fuerte e interferir en las tareas rutinarias. Por otro lado, la gravedad del dolor no está relacionada con la cantidad, extensión o ubicación de la endometriosis.

Consulta con tu médico si presentas estos síntomas o crees que puedes padecer esta enfermedad. El diagnóstico precoz favorecerá el control de los síntomas.

Lee también: Los principales síntomas de la endometriosis

1. Calambres intensos

calambres

Aún no se conoce la causa exacta de la endometriosis. La teoría más sobresaliente es la denominada menstruación retrógrada. La sangre menstrual fluye de regreso a través de las trompas de Falopio y dentro de cavidad pélvica que rodea los órganos reproductores en lugar de dejar el cuerpo.

No haber dado a luz o tener familiares con está afección pueden ser algunos factores de riesgo. Los médicos suelen prestar especial atención a estos factores y a los intensos calambres que describen las pacientes para detectar la endometriosis en sus etapas más tempranas.

Cuando se logra identificar el problema a tiempo, es más fácil preservar la fertilidad en la mujer.

Ver también: 7 síntomas de la endometriosis que seguro desconoces

2. La opción de tener hijos puede ser una solución

El embarazo puede reducir algunos síntomas. En este momento, los niveles de progesterona de una mujer son más altos y dado que la endometriosis se alimenta de estrógenos (y estos disminuyen) las molestias desaparecen por completo o casi por completo.

Sin embargo, no es una cura. Nueve meses más tarde, los síntomas volverán en la mayoría de las mujeres. Estos también pueden cesar con la llegada de la menopausia.

Entre un tercio y la mitad de las mujeres con endometriosis tienen dificultades para quedarse embarazadas. Esto sucede cuando los órganos reproductivos están muy dañados.

Aun así, muchas mujeres con endometriosis de leve a moderada todavía pueden concebir. Por eso, muchas veces se aconseja que no se demoren en tener hijos porque la afección puede empeorar con el tiempo.

3. La histerectomía

No se trata de una cura realmente. No obstante, como la endometriosis está en la parte de afuera del útero, se puede asumir que la extirpación del útero podría eliminar el problema.

Según muchos especialistas, lo ideal es evitar la histerectomía, aunque en ocasiones suele ser el único tratamiento viable. Si tu médico te sugiere esta alternativa y simplemente no te gusta, busca una segunda opinión y considera algo menos radical.

Si quieres tener hijos en algún momento, habla con tu médico para estudiar otras soluciones, como terapia con hormonas o cirugía de conservación.

4. Complicaciones

Algunos especialistas sugieren que la endometriosis aumenta el riesgo de padecer cáncer de ovario. Sin embargo, el riesgo parece ser bastante bajo. También se asocia a otro tipo de cáncer poco frecuente, el adenocarcinoma, que puede aparecer en las mujeres que tuvieron endometriosis.

Si lo necesitas, no dudes en buscar grupos ayuda, un psicólogo o un ginecólogo que te dé mayor apoyo. Nunca está de más que busques a alguien especializado en la endometriosis.

5. Comer bien y dormir lo suficiente

Frutas variadas.

Dormir bien y tener una buena alimentación es una obligación para mejorar los síntomas. Si pasas por una cirugía o te han dado un tratamiento con hormonas esto no es negociable. Los expertos indican que en este momento debe haber un buen cuidado de la endometriosis.

Por otro lado, existen terapias alternativas que puedes intentar para aliviar los síntomas:

  • Terapia física para limitar el dolor pélvico
  • Una buena dieta antiinflamatoria
  • Acupuntura
  • Yoga

Asimismo, no olvides que la actividad física suave te puede ayudar con el dolor.

Recomendaciones

La endometriosis no tiene cura, pero la cirugía puede disminuir algunos de los síntomas y los medicamentos también pueden ayudar. Por lo tanto, es muy importante acudir a un especialista a la primera sospecha. Los tratamientos pueden mejorar tu vida diaria.

  • Stratton, P., & Berkley, K. J. (2011). Chronic pelvic pain and endometriosis: Translational evidence of the relationship and implications. Human Reproduction Update. https://doi.org/10.1093/humupd/dmq050

  • Bulletti, C., Coccia, M. E., Battistoni, S., & Borini, A. (2010). Endometriosis and infertility. Journal of Assisted Reproduction and Genetics. https://doi.org/10.1080/00362177985380601

  • Pearce, C. L., Templeman, C., Rossing, M. A., Lee, A., Near, A. M., Webb, P. M., … Berchuck, A. (2012). Association between endometriosis and risk of histological subtypes of ovarian cancer: A pooled analysis of case-control studies. The Lancet Oncology. https://doi.org/10.1016/S1470-2045(11)70404-1